Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 4 08 CLAVES DE ACTUALIDAD Ángel Cantero. 94 años de prisión por violar a sus hijas durante 20 años EFE Abuso sexual Madres cómplices (Viene de la página anterior) púzcoa en 1995, sin que durante ocho años la Administración auxiliara al niño e incluso propiciara un programa de revinculación progresiva de los menores- -la víctima y una hermana más pequeña- -con la madre haciendo caso omiso de la negativa de los especialistas. El fiscal solicita 29 años de cárcel (28 de junio de 2007) para un vecino de Berriozar (Navarra) acusado de violar, maltratar y abusar sexualmente de dos hijas y un hijo durante cinco años, y 15 años de reclusión para la madre de las víctimas, por conocer los hechos y no hacer nada para evitarlos. Un mes antes, funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría conjunta Hispano- Lusa, de Villareal- Ayamonte, detienen en Faro (Portugal) a una pareja española, F. G. M. de 46 años, y MI. M. O. de 36, condenados por la Audiencia de Sevilla a 17 años de cárcel por abusar reiteradamente de sus hijas, de 5 y 6 años, mientras la madre, que tenía pleno conocimiento de los hechos, llegó incluso a presenciar las agresiones sexuales sin que hiciera nada por impedirlas Antes, en febrero, la Audiencia de Jaén condena a 33 años de prisión al vecino de Torredonjimeno José Luis O. C. de 49 años, por violar a una de sus hijas durante 8 años y abusar sexualmente de otra, ambas menores de edad, mientras la madre que desfigura la realidad y se la cree está en una situación de dominación del esposo y en la que asume como normal el clima impuesto por él mismo, culpando a sus hijas, al igual que A Carmen Lojo la bañó en ácido su madre por haber denunciado al padre, que la embarazó él, de la situación actual Suma y sigue. Pero no es más que los restos hediondos con madres cómplices, cuando no autoras, de ese 5 del secreto pavoroso que sale a la luz y acaba ante un juez. Tampoco hizo nada la madre del presunto asesino de Mari Luz, tras saber que la bestia, entonces apenas un púber, sometía a tocamientos a su pequeña hermana de 5 años, la misma edad maldita de la niña muerta y los mismos 5 que había cumplido su propia hija cuando la obligaba a masturbarle. ¿Qué se ha podrido en el corazón de estas mujeres? La crueldad también tiene madre y al filósofo Montaigne no se le ocurrió otra que la cobardía. Pero no siempre: cuando la madre de una joven de 23 años que llevaba dos décadas siendo violada por su padre fue conducida ante la inspectora jefe de la guardia de la Comisaría de Chamartín y respondió a la policía porqué lo consintió sólo dijo: él- -un septuagenario de pantalón blanco y blasier marino cruzada que jamás pisó la cárcel- -es el único que trae dinero a casa Explica a D 7 la psicóloga forense Blanca Vázquez que esos problemas de incesto ocurren en todos los niveles sociales, pero sucede que los que llegan a los juzgados suelen ser los que se producen en los más bajos, ya que hay menos hermetismo y el control por parte de las instituciones sociales es mayor. Normalmente, las familias incestuosas no tienen de cara al exterior características que revelen síntomas de que ahí pasa algo; se encierran mucho en sí mismas, son muy impermeables a las influencias del exterior e intentan por todos los medios que los hijos no se independicen nunca. Las denuncias se producen cuando los niños ya tienen 13 ó 14 años y tienen amigos fuera o cuando ya han salido del entorno familiar siendo mayores de edad. Callan durante tanto tiempo porque tienen un papel ambivalente y porque la subsistencia de la familia depende de ello. Además, están sujetos a dinámicas muy perversas: cuando una de las víctimas- -ya que a veces hay varias en la misma familia- -empieza a decir que ha sido abusada es declarada como loca y la mandan al psiquiatra; le dicen loca y acaba loca. Esto es real. Son actuaciones muy patológicas en su funcionamiento sin que podamos decir que haya una sintomatología clínica que incapacite a los autores para comprender la realidad. Luego hay otro tipo de familias que no son las incestuosas propiamente dichas en donde el incesto sólo es una forma más del maltrato y en donde vemos en los progenito- Razones oscuras