Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10- 11 D 7 LOS DOMINGOS DE El pintor César Caballero es la diversidad cultural. El tener 18 comunidades religiosas diferentes es algo enriquecedor cuando se vive en armonía. Los libaneses poseen el refinamiento de la cultura mediterránea mezclado con el exotismo oriental y con el sentido del saber vivir. Pero, por desgracia, desde que comencé a trabajar hasta ahora han cambiado bastante las cosas. Por culpa de la inestabilidad política la gente está deprimida y eso se nota en la calle. Los lugares de moda, los restaurantes, las grandes tiendas están vacías. El centro de Beirut, reconstruido en los años 90 era una galería de culturas, como un gran teatro viviente, y ahora está vacío. En fin, una lástima. Esta inestabilidad política influye también en su propia actividad profesional. Yo allí trabajo excavando un pecio hundido a 4,5 kilómetros de Tiro. Se trata de un proyecto pionero de arqueología submarina español- libanés. El barco iba cargado de estatuas de terracota, la mayoría de ellas femeninas con atributos que aluden a la fertilidad de la mujer, aunque también hay ánforas y algunas estatuas masculinas. Este proyecto, financiado por Cajasol, comenzó con una prospección en junio del 2006 que finalizó con la localización del pecio y continuó con una campaña arqueológica en junio y julio de 2007, que nos permitió recuperar 157 piezas del mar. En el proyecto también colaboran la Asociación de Amigos del Museo Arqueológico de Sevilla, la Real Academia de Bellas Artes de Sevilla, la Fundación Tres Culturas y el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. El equipo estaba formado por nueve especialistas, cinco españoles y cuatro libaneses. El próximo año, si la situación política se lo permite, hará otra campaña arqueológica para terminar de excavar el pecio y llevar al museo de Beirut las estatuas recuperadas del mar ya restauradas. ¿Si nos tuviera que significar un personaje de ese país, ¿con cuál se quedaría? Sin duda con Ziad al Rahbani, porque su música y sus escritos son un fiel reflejo de la sociedad libanesa. También recomendaría a todo el mundo la lectura de El profeta de Khalil Gibran... ¿Mi lugar preferido? Cuando estoy allí vivo en un hotel de Tiro con mucho encanto, pero me quedo con Biblos. Pese a su pasión arqueológica y libanesa, a Myriam Seco se le encienden los ojos cuando uno habla de Sevilla. Me encantaría pasar la primavera allí, ir de copitas, ver a mi familia y a mis amigos... Y, también, cómo no, oler el azahar, que es un aroma sevillano que echo mucho de menos. Un pecio en Tiro Andrés Saiz, contra la pobreza La arqueóloga Myriam Seco vive a caballo entre Líbano y Egipto uno de los idiomas más complicados del mundo? El idioma es difícil. Nunca acabas de dominarlo. La complicación arranca de la existencia de cuatro tonos, y de que te enfrentas a tres idiomas diferentes: hablado, leído y escrito. Pero el nivel básico se alcanza en unos meses. En Filipinas (7.107 islas) se hablan tantas lenguas que uno podría pasarse la vida entera estudiando idiomas y no acabar de dominar la lengua vernácula de muchos de sus paisanos. Allí, en Manila, lleva dos años residiendo el pintor César Caballero. Vivo con mi mujer, que es francesa, y mis dos hijos de 5 y 7 años... Éste es un país cosmopolita y abierto a nuevas ideas, ya que tiene una historia cargada de mezclas culturales. Fue colonia española con una gran inflencia mexicana, también colonia inglesa y americana; hubo aquí a su vez presencia japonesa y en su base es un crisol de la civilización china, la malaya y la musulmana- indonesia. ¿De qué forma Filipinas ha marcado su pintura? Las características de estas mezclas culturales conllevan a la utilizacion de diferentes técnicas, colores y visiones que gratamente influyen en la vida cotidiana y, por tanto, en mi pintura: colores más intensos, y más luminosidad por ejemplo. ¿Y en su círculo de amistades en Filipinas hay muchos artistas? Tengo amistades muy variadas. Desde expatriados que trabajan en la cooperacion internacional hasta artistas europeos y filipinos: Ramón Díaz, Allan Cosio, De Pio o Yvay, galeristas como Ed Soler... Las Islas Filipinas, llamada así en honor del rey Felipe II, fueron, como apunta Caballero, colonia española duran- te casi cuatro siglos. ¿En qué se nota hoy en día aquella presencia? Se deja ver en múltiples facetas como la gastronómica, la lingüística, ya que hay casi 2.000 vocablos del castellano; o la religiosa. Para un español es fácil poder cocinar platos tradicionales filipinos Platos como la caldereta o el adobo son familiares sin ser los mismos que en España. La arqueóloga Myriam Seco comenzó su romance con el Líbano en el año 2002. Yo estaba trabajando en el Centro de Estudios Alejandrinos de la ciudad egipcia de Alejandría cuando me enteré que se iba a crear un grupo de arqueólogos submarinos para hacer una cartografía del puerto sur de Tiro. La elaboración de la carta arqueológica submarina de este puerto estaba encuadrada dentro del proyecto científico franco- libanés Cedre Integrarme en el proyecto me permitió entrar en contacto con Líbano y me abrió las puertas para seguir trabajando allí, aunque nunca imaginé que me enamoraría de ese país y que acabaría montando en él un proyecto. Seco, que según qué meses del año vive en Tiro, El Cairo o Luxor, habla con gran pasión, pero también con pena, del país de los cedros. Lo que me parece más interesante de Líbano En África he aprendido que la línea entre la vida y la muerte es mínima, y la frontera entre la tristeza y la felicidad a veces invisible confiesa el empresario Rafael Rodríguez