Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 3 08 CLAVES DE ACTUALIDAD Expatriados Los que dejan huella (Viene de la página anterior) na expansión, Rafael Rodríguez recuerda que sus principios en Dakar no fueron tan boyantes. Al poco de llegar compartí durante algunos meses, con unos chicos de aquí que eran vendedores ambulantes, una modesta habitación. El dinero no daba para más y en Dakar es normal vivir en comunidad. Hace no mucho hubo una importante visita empresarial española y fuimos invitados a comer al palacio del presidente Wade de Senegal. La comitiva llegó a las puertas del palacio y entre el público curioso pude ver a uno de mis antiguos compañeros de habitación. Las mercancías que llevaba en la cabeza denotaban que seguía siendo vendedor ambulante, mientras yo era uno de los invitados a almorzar con el presidente... Me pregunté en qué momento de mi vida giró la rueda de la fortuna y si en algún momento esa misma rueda giraría para él. A Pedro Ceinos, un madrileño licenciado en Veterinaria, un día le giró la rueda del destino. De pronto me sedujo la posibilidad de desentrañar el misterio de los caracteres chinos y, poco después, me encontré allí acompañando a un grupo de turistas. A ese viaje le siguió otro y otro, y, cuando me di cuenta, estaba viviendo en China y ya había publicado un par de libros sobre las minorías de ese país. Ahora es uno de los españoles que mejor conoce al gigante asiático y, por ende, uno de los divulgadores más reconocidos de sus culturas, fundamentalmente de las minorías étnicas. Vivo en Kunming, aunque viajo mucho y paso temporadas en Pekín, con mi mujer, que es de esa ciudad, y mi hija. En China todo parece posible, y de hecho, todo es posible. Me produce una cierta amargura ver que nuestra sociedad es cada vez más Rafael Rodríguez, memorias de África monolítica y rechaza globalmente cualquier manera diferente de enfocar la vida. Aquí se vive más despacio que en Occidente, la gente camina despacio, sonríen a los extranjeros... Todo cambia muy deprisa, pero aún queda el sabor perdido de los buenos tiempos. Ceinos asegura que no siente morriña de España y su fascinación se trasluce en cada uno de sus comentarios. De la cultura china he aprendido mucho como ser humano. Por ejemplo, la circulación del yin y el yang. Es decir, cada suceso en la vida tiene su aspecto positivo y su aspecto negativo, aunque a veces sólo seamos capaces de ver uno de ellos. ¿Y qué tal la cocina? ¿Sería usted capaz de prepararnos un verdadero menú chino? Atreverme, me atrevería, pero no se lo daría a mi hija... Aquí lo más recomendable es la comida popular, la de la calle. Mis platos favoritos son esos tallarines de trigo o arroz que hacen en millones de pequeños restaurantes. Su visión actual de la situación del país es mejor de lo que se piensa en Occidente y peor de lo que sería deseable... Con respecto al asunto del Tíbet aquí es donde menos sabe- Caracteres chinos Un segoviano en la tribu maorí de los Paniora Hace casi doscientos años, en la localidad segoviana de Valverde del Majano, nacía Manuel José de Frutos Huertas dentro de una humilde familia. Mucho tiempo después, ya hombre curtido, De Frutos viajó a Nueva Zelanda llevado por misterioros designios. Allí fue comerciante, cazador de ballenas y padre de una inmensa familia, ya que se casó con cinco mujeres de la tribu de los Paniora y tuvo 9 hijos y más de 40 nietos. Hace tan solo unos meses, el verano pasado, algunos de sus descendientes maoríes llegaron hasta su pueblo natal para que su espíritu descansara en lo que fue su hogar y su país según comentó entonces George Clarke, representante de la saga. La familia Paniora está formada por más de 16.000 miembros que habitan en la costa este del norte de Nueva Zelanda. Nosotros siempre hemos sabido que teníamos algo diferente y allí somos una tribu especial. Valverde estaba presente en nuestra villa en Nueva Zelanda, Valverde se llama muestra finca, un nombre que se ha ido trasmitiendo de generación en generación y ahora hemos descubierto qué era declaró en su visita al pueblo segoviano Doug Katae, presidente del comité Paniora. El peculiar saludo maorí, en Segovia mos lo que está pasando. La televisión china muestra imágenes de los destrozos causados por los tibetanos. Si intentamos conocer un poco más, comprobamos que los periodistas no pueden pasar y las noticias de los medios internacionales son bloqueadas por la censura china. En cualquier caso, yo tengo una visión heterodoxa del conflicto del Tíbet. Defiendo el derecho de los tibetanos, como el de todos los pueblos, a la autodeterminación. Pero la continua intromisión de los americanos no contribuye a que la situación mejore. Por otra parte, si comparamos el estatus de los tibetanos con el de otros pueblos en situación semejante (Hawai o la Nación Sioux, por ejemplo) vemos que están mucho mejor Tras todos estos años viviendo en China, ¿ha conseguido aprender al que muchos denominan como