Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 D 7 LOS DOMINGOS DE los idiomas sirven para unir o para separar? -Según se usen y lo que se pretenda. ¿Cómo encuentra usted la salud del castellano? El que se usa en la prensa, en la radio, en la televisión... ¿se está enriqueciendo o empobreciendo? -La lengua se enriquece por diversos caminos... no todos de fiar... Y los medios de difusión son desiguales... En unos se habla bien y en otros no. ¿Y el que hablan los jóvenes? -En la juventud se emplean demasiadas frases hechas y tontos idiomas de grupo. -A mí lo que me tiene asombrada es esa obsesión de españoles y españolas vascos y vascas Y la Academia no dice nada. Creo. -La Academia hace lo que puede y lo hace bien... y los gentilicios no harán carrera. ¿Y lo de exigir la terminación en a para cualquier sustantivo que haga referencia a la mujer? Como por ejemplo titularnos médicas gerentas -Ahora que las chicas juegan al fútbol habría que llamar futbolistos a los varones... Pero nadie lo hace. La corriente no tiene ninguna fuerza atractiva. -En los últimos años todo está cambiando a tal velocidad, el lenguaje, la tecnología, las costumbres, que todo sería posible... ¿Cómo ve usted la sociedad actual? ¿Hemos mejorado? ¿Qué hemos perdido? -Mal, decadente, sin valores... Aunque quizá seamos ahora un poco más solidarios. Quizá debimos poner mayor interés en conservar la idea de culpa y el sentimiento familiar... ¿Qué hemos sacrificado a cambio? Pues nobleza, abnegación, generosidad, respeto, autoridad... -Demasiada pérdida ¿no? No sé si es un problema general o específico de Europa. -Europa- -y no sólo Europa- -está moralmente en decadencia. De persistir en nuestros errores la muerte del planeta es previsible. -Giovanni Sartori dice que nos ha costado muchos siglos alcanzar en Europa los derechos y las libertades, para renunciar ahora a ellos en nombre del respeto a otras culturas. ¿Qué piensa usted Sr. Delibes, de la alianza de civilizaciones, del multiculturalismo? -Oponer como remedio a la crisis social la alianza de civilizaciones parece una broma. Pero creo que tampoco la inmigración se está haciendo como se debe. El que llega pretende imponer sus (Pasa a la página siguiente) Varones futbolistos Miguel Delibes pasea por las cercanías de su casa de verano en el pueblo de Sedano quedó disminuida en un cincuenta por cien. Mis personajes son amigos míos Me dice que de sus obras prefiere una muy corta: Viejas historias de Castilla la Vieja y otra larga: El Hereje Me gustan también Cinco horas con Mario y Los Santos Inocentes Usted escribió: Paso a paso el novelista deja de ser él mismo para irse transformando en otros personajes... Veía crecer a mi alrededor seres como el Mochuelo, Lorenzo el cazador, el viejo Eloy, el Azarías... seres que eran yo en diferentes coyunturas ¿Se identifica usted tanto con todos sus personajes? -Los personajes son amigos míos, de mi cuerda... Cayo, Azarías, los niños de El camino Todos menos el petulante protagonista sexagenario voluptuoso. -Ahora que España ha entrado en el fenómeno del los best seller ¿cuál de sus obras se vendió más? -Nunca llega a saberse. Pero algunas, El hereje El camino -me parece que rebasan el millón. Creo que estas dos novelas pueden considerarse modestos best seller -O sea que en este caso han coincidido sus preferencias con las ventas. No suele ser lo habitual. Un antiguo editor decía que escribir en España era pasar hambre, hasta que él llegó. Porque desde entonces, cada que se publicaba una obra nueva, su editorial organizaba una especie de vuelta ciclista a España sin bicicleta, con el autor firmando ejemplares, concediendo entrevistas... Y las ventas se multiplicaban. Ahora esa costumbre se ha implantado tanto que los escritores, agotados, van de librería en feria y de feria en grandes almacenes... A veces parece que más que la obra se vende el autor. -Las ferias mueven el interés del público, pero la exhibición no es grata. Yo a las de Madrid solía ir todos los años... Pero hace mucho tiempo que lo dejé. Hablando de Cervantes, dijo: Nos queda el honor de compartir su lengua y el deber irrenunciable de velar por ella Sin embargo, ahora hay gentes empeñadas en desterrar el castellano. -Perder un idioma no me parece práctico nunca. ¿Usted cree, Sr. Delibes, que Personajes y amigos Veo a la sociedad sin valores... Quizá debimos poner mayor interés en conservar la idea de culpa y el sentimiento familiar... Hemos sacrificado nobleza, abnegación... ¿Crispación? En cuatro años no hemos visto otra cosa. Parece que los políticos no saben expresarse si no es agrediendo verbalmente al adversario. Y eso se contagia, claro La pobre lengua de los jóvenes