Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
23 3 08 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política La vida sigue unto final, a Doñana y Cancún, la vida sigue su curso habitual. Es decir, sigue igual, con Zapatero en el Gobierno y Rajoy en la oposición, entusiasmado el primero por el triunfo y resignado el segundo a más de lo mismo, aunque dicen los de su entorno que antes de irse a México se le notaba con ganas de hacer partido, de crear un equipo a su medida, de tomarse en serio la tan traída y llevada renovación. A ver en qué queda. Estos días de vacaciones- -para algunos- -no han faltado los que suelen dar la nota discrepante, y antes de que Rajoy se haya puesto a la tarea de tomar decisiones sobre la estrategia que va a llevar al congreso de junio, y cuál es la gente con la que quiere emprender esa estrategia, algunos populares ya empezaban a declarar públicamente a quién debía meter en su famosa lista ejecutiva y quién merecía ser enviado a los infiernos. Tanto Zapatero como Rajoy cuentan con un buen plantel de bocazas famosos y don de la inoportunidad, pero nadie les mete en cintura. Empiezan dos semanas entretenidas para los amantes de las quinielas. Circularán listas de ministrables y circularán listas de posibles miembros de la nueva dirección del PP. Hay expertos en asegurar que saben de buena tinta que las cosas van a ir por determinados derroteros, y la verdad sea dicha, pocas veces aciertan, Sin embargo no aprenden, siguen dando la vara, filtran lo que no está en los escritos y a veces incluso lanzan determinado nombre sólo con la intención de quemarlo y retirarlo de la escena. Mientras algunos se dedican a ese divertimento, el de los nombres, en el PNV pasan cosas, aunque no se sabe muy bien qué tipo de cosas. Quizá lo averigüemos es- P te mismo domingo, en la fiesta del Aberri Eguna. Nunca se han caracterizado los peneuvistas por su claridad, les gusta moverse en la ambigüedad. Pero las declaraciones de Urkullu de los últimos días daban a entender que se moría de ganas de llegar a algún tipo de acuerdo con Zapatero y también que estaba dispuesto a dejar de lado el empeño de Ibarretxe de celebrar el referéndum de autodeterminación El presidente del PNV, Iñigo Urkullu LUIS ÁNGEL GÓMEZ el 25 de octubre. Además de que se apreciaba esa divergencia de posiciones, salió el alcalde de Bilbao, Iñaki Azcuna, con unas frases muy en la línea de Urkullu, lo que dio pie para que los seguidores de la política vasca advirtieran que ahí había algo Diferencias de criterio, por decirlo suavemente. Pero al publicar que aparentemente existen posturas no coincidentes, nos vienen nuevamente con las rebajas, y salen portavoces que aseguran que Urkullu respalda la política del lehendakari. Resumen: eso nos pasa por interpretar a quienes no pueden ser interpretados porque se mueven en función de lo que les conviene en cada momento. Pero mucho hablar del PNV y poco de los desmanes que pueden producirse en Galicia. En lugar de aprender de los errores del País Vasco y Cataluña, que han sufrido un retraso cultural y lingüístico en los últimos años absolutamente obvio, pretende el BNG imponer unas normas de comportamiento lingüístico que no hay por dónde cogerlas. Si es cierto lo que se ha conocido sobre la normativa que pretende aplicar la conselleira de Cultura no se comprende cómo Pérez Touriño, un hombre hasta ahora cabal, no ha cortado por lo sano. Algunas ideas de partidos nacionalistas son de una mediocridad que echan para atrás. En su obsesión de proteger lo propio cometen el disparate de excluir lo común, lo que nos une y enriquece a todos. Y no les importa que se vaya hacia una sociedad culturalmente cateta, paleta, pobre. ¿Es que ningún socialista de ordenada cabeza, que son multitud, va a dar un puñetazo en la mesa para decir que ya está bien, que no todo vale con tal de mantenerse en los gobiernos?