Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE Soldados iraquíes custodian a unos detenidos y un arsenal de armas en Youssifiyah, al sur de Bagdad AP Peregrinos chiíes se golpean la cabeza en un festival musulmán celebrado en la ciudad santa de Kerbala la siete de la mañana y el último al mediodía. En esas cuatro horas las butacas de espera del coqueto aeropuerto jordano suenan con el acento de las de cualquier otro situado a miles de kilómetros, en suelo tejano por ejemplo. Los pocos iraquíes presentes se pierden en este mar de camisetas ajustadas y orejas taponadas por ipods de última generación. Abróchense los cinturones, vamos a aterrizar Tras pronunciar la clásica frase antes de la maniobra final, el aparato comienza a girar y girar en el cielo como un taladro que persigue agujerear la tierra hasta llegar a las antípodas. Por motivos de seguridad y para evitar estar al alcance del posible lanzamiento de cohetes, los pilotos realizan un aterrizaje nada ortodoxo que algunos de los ocupantes acompañan con exclamaciones y gritos de o yeah! más propios de un partido de la NBA que de la llegada a Bagdad. A la salida esperan taxis que tienen el visto de bueno de los norteamericanos, pero ningún occidental se aproxima a ellos, sólo locales. Los bagdadíes, poco a poco, han abandonando el hábito de conducir. Temerosos de atascos donde aparezca un coche cargado de explosivos o de recibir un tiro de un convoy militar que ha percibido cualquier movimiento extraño, han vuelto a los autobuses y taxis. De esta forma no tienen que preocuparse por aparcar, maniobra prohibida en gran parte de la ciudad por temor a que el vehículo sea un coche bomba, y se ahorran el trámite de llenar el de- REUTERS REUTERS que la compañía cafetera norteamericana Starbucks ha abierto en Jordania, el de la terminal del aeropuerto internacional Qeen Alia es uno de los más exitosos. A su lado han florecido otras dos franquicias de World New Coffee y Cinnabon y se ha ampliado el duty free con todo lo necesario para aguantar el trabajo en Bagdad comenta uno de sus responsables. El primer vuelo a Irak parte a Aterrizaje en tirabuzón pósito. Un trámite cada vez más caro en el país del petróleo (el litro de súper cuesta treinta céntimos de euro) El concepto de guerra por el petróleo se ha asentado con el paso de los años en el seno de un país que, según su Ministerio de Petróleo, ahora produce 2,5 millones de barriles al día, los niveles de antes de la guerra, mientras las exportaciones son de 1,9 millones. Estas cifras, sin embargo, no son compartidas por muchos expertos que aseguran que el nivel de producción actual es muy inferior al que dice el ministerio. Las refinerías, por otra parte, no trabajan al ritmo previsto e Irak se ve obliga a importar gasolina del vecino Kuwait. El control de los pozos de crudo es uno de los pila (Pasa a la página siguiente)