Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura Andalucía Barroca n el filo mismo de la Primavera, que en Andalucía suele adelantarse de azahar e inciensos, se produce uno de los fenómenos más extraordinarios a lo largo de siglos en el mundo, como es el hecho de las procesiones de Semana Santa. No digo yo que, en otros sitios de la geografía española las tallas centenarias y sus tradiciones no merezcan elogios y dedicación pero me perdonarán si, por ser andaluz, y por el carácter arraigado de las tradiciones procesionales andaluzas, pongo el énfasis en ellas. Aunque hay quien remite el origen de las procesiones a la época de las persecuciones romanas, no existen demasiados vestigios que lo refrenden y, de ser así, permanecerían en los ámbitos más privados de los primeros ritos de los cristianos, en las catacumbas o espacios muy íntimos. Sí se tienen constancia de las procesiones que, con motivo de la celebración de la semana grande tras la cuaresma, tenían lugar durante la Edad Media, con representaciones y Autos de Fe. Es a partir del Concilio de Trento cuando adquieren mayor importancia en la Iglesia Católica, llegando a su máxima expresión con el barroco y la Contrarreforma, que se serviría de la belleza de sus imágenes para mover a la fe por la emoción y los sentidos. Incluso en un capítulo del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha aparece reflejada la tradición de las procesiones en un famoso pasaje en el que éste, ataca una de ellas: don Quijote, porque, sin decir más palabra, sacando la espada, arremetió a las andas. Uno de aquellos que las llevaban, dejando la carga a sus compañeros, salió al encuentro de don Quijote, enarbolando una horquilla o bastón con que sustentaban las an- E das en tanto que descansaba; y recibiendo en ella una gran cuchillada que le tiró don Quijote, con que la hizo dos partes... Algunos de los más grandes escultores se han dedicado al piadoso y particular oficio de la imaginería, lo que hace un auténtico lujo contemplar en movimiento, como si cobrasen vida cada año, esas piezas de incalculable valor artístico de maestros como Martínez Montañés, Juan de Mesa, Alonso Berruguete, Juan de Juni, Pedro Mena, Alonso Cano, Salzillo, Pedro Roldán o su hija Luisa Roldán La Roldana figura excepcional y autora, entre otras obras maestras, de la Virgen de la Macarena. Precisamente desde el año pasado, la Junta de Andalucía puso en marcha el programa Andalucía Barroca que retoma el impulso de reivindicar este periodo cumbre. Tal cita- -que recibió su máximo impulso en el segundo semestre de 2007- -tiene lugar por cuarto año consecutivo con el objetivo de revisar y reivindicar una de las épocas más importantes para esta tierra. El Congreso Internacional Andalucía Barroca que se desarrolló en la localidad malagueña de Antequera, fue uno de sus hitos. El director general de Bienes Culturales de la Junta, Jesús Romero aseguró en ella que tradicionalmente, Andalucía tuvo dos universidades, las de Granada y Sevilla, y en torno a ambas se generaron distintos conceptos del Barroco que se irradiaban a su alrededor Mientras que en Europa se ha ensalzado con toda clase de estudios el Barroco, parecía que en España se tenía una especie de complejo. Sólo en 1927, gracias a un grupo de excepcionales poetas, con motivo del homenaje a Góngora se hizo una puesta en valor del Barroco. De forma paralela al congreso, comenzó- -también en Antequera- -su itinerancia una exposición didáctica que después pasó por otras ciudades como Huelva, Jerez de la Frontera, Guadix, Priego de Córdoba o Écija. Esta muestra, formada por paneles y proyecciones, que en cada una de las ciudades estuvo acompañada por un conjunto de piezas originales de esa localidad o de su entorno, concluye este abril en Almería. También se programaron exposiciones, entre las que cabe destacar la dedicada a La Roldana, en el Real Alcázar de Sevilla, y las tituladas Fiesta y simulacro en el Palacio Episcopal de Málaga, y El fulgor de la plata en la restaurada iglesia de San Agustín de Córdoba, así como La imagen reflejada en Cádiz, mostrando la influencia de Italia y Flandes en el Barroco andaluz. Un despliegue que no debería cesar, y un lujo para disfrutar esta semana. FERNANDO FERNÁNDEZ Economía El lechero y las eléctricas ecía Churchill que lo bueno de un país democrático es que si llaman a la puerta a las cinco de la mañana solo puede ser el lechero. Parafraseando al clásico, podríamos decir que lo bueno de una economía de mercado es que si una operación corporativa es buena, lo es con cualquier gobierno. Basta ver las reacciones inmediatas al triunfo electoral de los socialistas en la batalla energética para comprobar la calidad de nuestra economía de mercado. Y no me vale la excusa de que toda la Europa continental es igual, les recuerdo el chiste del millón de moscas, pese a las declaraciones del presidente Barroso. Hasta un socioliberal como Solbes ha pedido que la energía pase a depender de su cartera, no vaya a quedarse de figurante después de haberse convertido en estrella mediática. Un optimista antropológico siempre podría decir que gracias a que el gobierno español ha iniciado el road show de nuestro sector energético, que por cierto es privado por si alguien se ha olvidado, la Bolsa española resiste mejor que otras el derrumbamiento del sistema financiero internacional. Lo que es tanto como decir que el fin justifica los medios o que Guantánamo es una necesidad estratégica. Esta semana hemos asistido a un nuevo esfuerzo baldío de los bancos centrales por inyectar liquidez y sobre todo confianza. Loable intento que solo ha servido para que unos pocos hayan podido cerrar posiciones con alguna plusvalía. Hasta el secretario del Tesoro Paulson, que viene de Wall Street, reconoce que hace falta un nuevo marco regulatorio para el sector financiero- ¿dónde queda Basilea 2? -y que éste purgue sus excesos. Mientras tanto, el euro está por encima de 1,56 D dólares provocando el nerviosismo de Trichet que ve además como la inflación en febrero se situó en el 3,3 en la Zona Euro, el oro por encima de los mil dólares y el petróleo en los 110. Resumen, hay tantos nervios y pronósticos tan negativos que hasta el otrora guardián de la ortodoxia monetaria, el FMI, pide ya el uso de dinero público para parar la hemorragia de un episodio que nos vendieron como pasajero y que según Freddie Mac, la gigantesca financiera americana, es la peor crisis inmobiliaria en un siglo. Volviendo a España, todo es política. Iberdrola y Gas Natural aproximan posiciones y en vez de estudiar la ecuación de canje, todo el mundo espera a Josu Jon Imaz y a Montilla mientras mira por el rabillo del ojo a Sarkozy. EDF recuerda su interés por el mercado español y la prensa comenta que un ecologista como Zapatero, a quien sus colaboradores atribuyen el mantenimiento contra toda lógica del parón nuclear, no tiene reparo en negociar la entrada de Sánchez Galán en la gestión del parque nuclear francés. Se vende Spanair y no se habla de precio, sino del futuro del Prat y de una oferta catalana agrupada en una desconocida Gadair. La Caixa quiere mayor protagonismo, pues aprende del Santander y ficha a Rodrigo Rato como asesor. Pero todavía queda alguna historia auténticamente empresarial, de esas que salen en los manuales de emprendedores con los que contrarrestar la imagen del empresario que ofrece Educación para la Ciudadanía y que ahora se reforzará con argumentos papales. La historia humana la ofrece sin duda Ramírez Pomatta que ha demandado a Mutua Madrileña por aprovechar su enfermedad para destituirle como Presidente. Sabíamos que había cambiado la estrategia, pero no el coste personal que puede suponer. La pelea de la semana, y probablemente del año, la tenemos en Endesa donde los Entrecanales y Conti muestran en público sus primeras discrepancias, que no serán las últimas en ese matrimonio de conveniencia. La pesadilla que termina es la de Portillo y Nozar que venden por fin Colonial a Dubai a 1,19 por acción y una quita a los bancos de 500 millones. La alegría que nunca falta la tiene Rafael del Pino en Ferrovial. Ha conseguido vender las duty- free británicas por 700 millones, ver aprobado un marco tarifario razonable para sus operaciones e inversiones en el Reino Unido que da seguridad jurídica hasta 2013 y le permite lanzar la refinanciación de la deuda, y finalmente inaugura el magnífico edificio de la Terminal 5 de Heathrow, su mejor publicidad.