Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 3 08 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz M PILAR CERNUDA Política Deslealtades y deslealtades estos días frases que merecen ser analizadas, como por ejemplo Supe llevar este partido con gente verdadera y personalidades varias o la confianza está en relación a la conciencia de cada uno El juego ahora consiste en saber a quién o a quiénes se refería Rajoy con eso de personalidades varias, confianzas y la conciencia de cada cual. Pero expertos hay en el PP que le ponen nombre y apellido a esos no muy leales a los que supuestamente se refería el presidente de su partido... aunque a lo mejor se equivocan. No deja de tener su aquel que desde que se celebraron las elecciones se habla más de Rajoy que de Zapatero, mucho más de lo que ocurre en el PP que de lo que ocurre en el PSOE, y se hacen más quinielas sobre los posibles miembros del equipo de Rajoy que sobre los futuros ministros de Rodríguez Zapatero. Algo no encaja. Y también tiene su aquel que el primer titular que ha provocado el gobierno tras la celebración de las elecciones haya sido el relacionado con nuevas recusaciones en el Tribunal Constitucional, donde finalmente hay mayoría progresista El simple hecho de aceptar que en una institución del Estado hablemos de mayorías progresista o conservadora significa que algo en este país llamado España merece ser corregido cuanto antes. Es una vergüenza, un disparate, un sinsentido, que se considere normal etiquetar ideológicamente a los miembros del Constitucional, el Supremo, el Consejo o las distintas Salas del Supremo, lo que evidentemente indica que nos tomamos su obligada independencia a título de inventario. No es un problema provocado por ariano Rajoy pronunció Zapatero, se ha visto con los gobiernos anteriores desde que alguien tuvo la malhadada ocurrencia de que los vocales de las instituciones se eligieran en el Congreso y en el Senado previo acuerdo de los partidos políticos. Pero nunca como hasta ahora el gobierno había maniobrado con tanta desfachatez para impedir que el Tribunal Constitucional pudiera inclinarse en función de lo que le conviene a ese gobierno, A. DE ANTONIO El juego está en saber a quién se referiría Rajoy cuando sugirió que algunos no fueron muy leales en este caso a una sentencia favorable a la constitucionalidad del Estatut. Eduardo Zaplana ha anunciado que se convierte en diputado de a pie y que de esa forma contribuye a la renovación del partido. Es seguro que se adelantado a Rajoy, pero le honra que le haya evitado el mal trago de anunciarle que pensaba relevarle. Zaplana no lo ha pasado bien en esta legislatura. Independientemente de los problemas con Camps, que ahora mismo parecen de imposible solución, ha sufrido, al igual que Acebes, una auténtica campaña de acoso y derribo, se ha puesto en cuestión su trabajo, se les ha identificado con la derecha extrema incluso se les ha acusado de ser los responsables de que Rajoy no avanzara suficientemente como para ganar unas elecciones. Vamos a ver ¿son peores Acebes y Zaplana que Blanco y López Garrido, sus homólogos en el PSOE? Es evidente que hay políticos que tienen bula frente a otros a los que se les crucifica nada más abrir la boca. Zaplana ha trabajado seriamente y ha abierto puertas con grupos que no querían saber nada del PP. Es verdad que dio demasiada cancha a quien no merecía tanta y limitó la de quienes merecían más voz, pero es justo recoger que desde el punto de vista parlamentario ha estado muy por encima de la media y que su lealtad a Rajoy ha sido muy superior a la de otros que, ahora, se arriman al líder buscando acomodo a su lado. Se inicia una semana de descanso. Sería bueno que la utilizaran los dirigentes políticos para reflexionar sobre sus próximas decisiones. No está el horno como para soportar más equivocaciones.