Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 D 7 LOS DOMINGOS DE NUESTROS CORRESPONSALES vos de Murree sospechan que gran parte de la producción va a parar al mercado negro que abastece a los musulmanes Si el mercado fuera libre, podríamos duplicar la producción y venderlo todo sin problemas porque la demanda es cada vez mayor. Pese a todo, es un buen negocio destaca Bhandara, cuya única competencia legal en el país es el alcohol que los diplomáticos destinados en Pakistán tienen derecho a importar. El resto es contrabando. El precio oficial de la botella de Murree de medio litro es de cien rupias (1,05 euros aproximadamente) pero su cotización en el mercado negro se multiplica por cuatro. Tras el asesinato de Benazir Bhutto la fábrica permaneció cerrada dos días. Al tercero, sus cuatrocientos empleados volvieron a la faena. El 99 de los trabajadores es musulmán y cuentan con dos mezquitas en el interior de las instalaciones. Pese a la radicalización religiosa del país, aquí no hemos tenido problemas. La situación de incertidumbre afecta menos a este negocio que a otros opina Sabih- ur- Rehman, militar retirado y actual mano derecha de Minoo Bhandara. Desde la creación de Pakistán en 1956 la cerveza Murree se vendía de forma libre e incluso se exportaba, pero la llegada al poder de Zulfikar Ali Bhutto, padre de Benazir, obligó a parar la producción. El general que firmó su sentencia de muerte, Zia Ul- Haq, conocido por su complicidad con los grupos islamistas más radicales, fue quien volvió a dar luz verde a la cerveza Murree, pero con la condición de que sólo los no musulmanes pudieran comprarla. Además de la producción de cerveza, la factoría cuenta con una división de licores y otra de zumos y refrescos, y tiene el plan de inaugurar una cuarta orientada a la producción de vino. Estos días está a punto de salir al mercado su primer whisky de veinte años, una edición para coleccionistas que superará las quince mil rupias (163 euros) explica Rehman. Tenemos una tradición de 150 años y la calidad de nuestro producto es comparable a la de cualquier cerveza europea, pero esto es Pakistán. Tenemos una parte de la población del país que vive en el siglo XXI y otra que permanece anclada en la edad de piedra. Mi cerveza es un símbolo del Pakistán moderno sentencia Minoo Bhandara mientras apoya su vaso vacío sobre un posavasos que luce uno de los lemas de la compañía: Taste your curry with your Muree (prueba tu curry con tu Murree) Roma Buenos Aires Bruselas De película POR: EMILI J. BLASCO Londres plan familiar. Parte importante del museo son los fondos relacionados con La guerra de las galaxias que ya dieron lugar a un exposición en 2007 visitada por 200.000 personas. Ahora la apuesta es mayor, con decorados, vestuario y artilugios utilizados en muchas otras películas. El director del Movieum es Bob Keen, responsable de efectos especiales en cintas como El retorno del Jedi uno de los capítulos de la serie de Lucas. Con él ha colaborado el productor de diseño Martin Hitchcock, descendiente del mítico Alfred Hitchcock. El recorrido también centra su atención en la historia de estudios británicos, como Pinewood- Charlie y la fábrica de chocolate United 93 y Sweeney Todd -y Elstree- Casino Royale y La otra Anna Bolena Su gran sala circular es un viaje a lo largo de todos los pasos en la realización de una película, desde el guión a la exhibición, pasando tanto por técnicas de sonido, efectos especiales, banda sonora o aspectos creativos del maquillaje. Además, para ser un museo privado, la tarifa de la entrada- -8 libras, 5 para los niños- -no es excesivo, teniendo en cuenta los caros precios de Londres. París Movieum un nuevo museo del cine celebra la industria británica del celuloide. Esto no es Hollywood, pero ilusión no le falta Rabat Vino paquistaní Nueva York Jerusalén LONDRES EMILI J. BLASCO México Washington Moscú Atenas Londres uienes se acerquen estos días a Londres podrán disfrutar de una nueva atracción. Movieum un museo dedicado al cine, que acaba de abrir junto al London Eye la noria que se alza a orillas del Támesis, frente al Big Ben. De La guerra de las galaxias a La brújula dorada el museo recorre los principales títulos de la industria cinematográfica del Reino Unido, tanto los enteramente británicos como los producidos por Hollywood pero realizados en la isla. Más de 4.000 objetos originales de filmes como Gladiator y Elizabeth: la edad de oro se exponen en una de las alas del County Hall, el antiguo Ayuntamiento de Londres, un robusto edificio cuya parte central tiene forma semicircular. Ocupa las habitaciones y pasillos que dejó libre la Saatchi Gallery, que pronto abrirá en otra parte de la ciudad. Al tratarse de un edificio protegido, el aspecto ministerial de su interior no puede alterarse y los papeles de madera oscura que cubren las paredes le dan al espacio un aire trasnochado que encaja poco con el glamour de la pantalla. Aún así, Movieum es una buena opción para completar un Q Oslo Pekín Viena Estocolmo Los fondos relacionados con La guerra de las galaxias son el principal tesoro del museo ABC