Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 D 7 LOS DOMINGOS DE Afluencia de clientes a una tienda especializada en capirotes y complementos para el nazareno rario oficial se colocan sillas y se elevan tribunas para palcos desde los que contemplar las cofradías, por los que los abonados (exclusivamente) pagan entre 56 y 635 euros. Pero no todo es material. Los olores a incienso y azahar no faltan a la cita con la solvencia del mejor ayudante de producción para dotar a la ciudad de todos los referentes sensitivos y hacerla sentir el frenesí de las horas previas al gozo de otra Semana Santa. La responsabilidad por tanto de las Administraciones para que todo esté preparado para la celebración es mayúscula, mucho más incluso que la que se moviliza para la otra gran fiesta de la ciudad, la Feria de Abril, ya que ésta se encuentra localizada y acotada en un mismo espacio. La Semana Santa, al contrario, afecta a toda la ciudad, especialmente al casco histórico, pero sin olvidar que numerosas hermandades llegan desde barrios lejanos con recorridos que en algunos casos suman hasta catorce horas. Recorridos, los de todas las hermandades, que deben ser revisados para evitar obstáculos, incidencias en el tráfico, para asegurar la limpieza antes y después del paso de las cofradías... en definitiva, toda la ciudad debe estar preparada para que todo funcione como un día normal, pero en Semana Santa. Con el tiempo, toda esta labor logística para que la ciudad esté preparada para su Semana Santa se ha ido perfeccionando con protocolos de coordinación de servicios y la aplicación de nuevas tecnologías tan ajenas al canon barroco de las cofradías como los sistemas GPS, que localizan el lugar exacto por el que discurre el principio y fin de cada una de las cofradías que en ese momento estén realizando su estación de penitencia. El Ayuntamiento calcula en unas 4.000 personas las que componen el operativo de trabajadores dedicados a unos servicios municipales que en total suponen un gasto a la ciudad en torno a los cinco millones de euros. La cuenta de resultados es por tanto más que favorable a la ciudad. ABC La logística de Semana Santa incluye la aplicación de nuevas tecnologías, ajenas al canon barroco, como el uso de sistemas GPS para localizar el discurrir de las cofradías Pero nada sería posible sin los sevillanos, sin los hijos contemporáneos y sus antepasados descendientes de aquellos primitivos nazarenos de Sevilla que hicieron singular protestación de fe pública. Nada sería igual sin el sincero mimetismo de unas lágrimas humanas reflejadas en las de cristal de sus vírgenes, sin el escalofrío ante la muerte dulcificada por las gubias de los maestros del XVII. Nada sería igual sin las manos del Gran Poder o sin la mirada de la Macarena. Y es que no hay cifra posible que acote los parámetros de la ilusión de Sevilla por el milagro que cada primavera trae su Semana Santa. El milagro que hoy nos reencontramos, el de una ciudad inmersa en la esperanza, y eso nadie es capaz de valorarlo.