Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 D 7 LOS DOMINGOS DE Una polémica decisión apartó de la gala final a El Gato de Cantillana MIKEL PONCE Carromato, todo un hallazgo ABC de mi gente Los días de las votaciones en internet durante la fase previa, cuando se colocó en primer lugar, El Gato no podía ni dormir; viví aquellas jornadas intensamente. Luego, cuando me quitaron los votos, sentí tristeza, sobre todo por los chicos de Media Vida la web que le apoyó Si se le hubiera hecho esto de quitar votos a un hijo mío me hubiera dolido de verdad... Pese a todo, creo que la experiencia ha sido muy buena, me ha gustado. A los organizadores no pienso demandarles por restarme votos, no merece la pena. Chikilicuatre no deja a nadie indiferente. ¡Si Elvis levantara la cabeza! las votaciones de este año es que ha habido un concurso abierto a todo el mundo Gracias a ello ha tenido también su momento de gloria el mencionado Antonio González, un jubilado de 70 años que nació en Cantillana (Sevilla) y ha trabajado más de 20 años en la construcción. Su canción La bicicletera una peculiar saeta con bases electrónicas, cautivó por su exotismo a miles de votantes. El Gato comenzó a trabajar a los 13 años y siempre tuvo afición por el cante ABC y los toros. Aunque nunca pudo cantar sobre un escenario, sí lo hizo en algunos bares de su pueblo. También llegó a torear alguna vaquilla en su época de mozo. Uno, en la resaca de la gala de ayer, se pregunta cómo ha vivido él este sueño de popularidad de unas noches de febrero. Todo empezó porque un hijo mío me dijo: Papá, ¡apúntate! Y yo le respondí: ¡Chiquillo, con la edad que tengo! Además, ¿con qué canción? Pero al final me puse, hice la canción y la grabé con la ayuda Pero, aparte de estos espontáneos que tanto han dado y darán que hablar, ha habido otros músicos más experimentados que también se han lanzado al ruedo, o, mejor dicho, a las arenas movedizas de la selección eurovisiva Años atrás uno no se creería que un grupo del prestigio en el panorama indie como La Casa Azul pudiera meterse en este berenjenal. Mi única motivación es romántica- -escribió hace unos días para explicarlo Guille Milkyway, líder del grupo barcelonés- Yo tengo una idea idílica de Eurovisión. Siempre percibí las ediciones clá- Azul oscuro casi negro sicas del festival como el momento en el que resurgía la esencia de la canción pop perfecta. Desde muy chiquitín me fascinaban las subidas de tono en el último estribillo, las estructuras utilizadas en aquellas canciones que me resultaban perfectas, Augusto Algueró dirigiendo el Gwendoline la magnífica France Gall de L amour est bleu las alucinantes ediciones del 74 y 75 con Teach Inn y Abba. Y miles de cosas más Para Milkyway, lo ocurrido este año durante el proceso de selección de los candidatos es positivo, el que pueda presentarse gente de todo tipo me parece genial. Eurovisión no debe ser un coto privado para unos cantantes o grupos de corte x o y De la misma manera pensaron Carromato, un grupo granadino de rock duro que tras muchos años trabajando en la sombra ha saltado a la actualidad gracias al apoyo de numerosos internautas. Sus líderes son José Carromato y Nacho Ruiz. José, el vocalista, sufre una parálisis cerebral de nacimiento que le impide valerse por sí mismo y hablar con claridad. Viaja en una silla de ruedas que le da apodo a él y nombre al grupo. La emoción que destila su voz en la canción con la que competían, Carromato pone los pelos de punta. El grupo es una anécdota andante, pero su manera de trabajar también es curiosa. José Carromato me dice qué quiere contar en la canción y yo compongo los temas, tanto letra como música- -nos explica Nacho- Una vez hecho esto se los maqueto con mi voz y se los doy grabados para que los aprenda y ponga luego su sello personal a todo. Para la mayoría de los entrevistados ha resultado positivo un proceso de selección como el de este año. Pese a las polémicas y las anulaciones de miles de votos. Y si se le pregunta a Chikilicuatre sobre aquellos músicos que se han sentido ofendidos por su posible intrusionismo responde con el estribillo de su canción preferida de todos los festivales. La, la, la, la, la, la, la, la, la, la...