Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 D 7 LOS DOMINGOS DE Diane Cambon, corresponsal de Le Figaro en la terraza de su piso en Madrid años en nuestro país. Parece que están regañando, hablan muy golpeado añade Ana Anabitarte, corresponsal del diario mexicano El Universal El marroquí Aiman Zoubir, que trabaja para la televisión catarí Al Yasira, define España como su segundo país. Es alegre, acogedor, sobre todo Madrid, pero la tensión de la vida política se ha trasladado a la calle. A los ciudadanos les cuesta entender que entre el blanco y el negro hay grises Crispación, ésa es la palabra más repetida. Grapada a la legislatura hasta la última bocanada, la campaña electoral, que ha traído en jaque a estos profesionales durante las últimas semanas. La política británica es bastante bronca, así que estoy curado de espanto confiesa Giles Tremlett, corresponsal de The Guardian y autor del libro España ante sus fantasmas una radiografía literaria y sentimental de su tierra de acogida durante más de 20 años. El 11- M ha marcado estos años en los que el PP no supo encajar su derrota en las urnas; sólo ha demostrado algo de cintura al final. Zapatero ha tenido la habilidad de pactar para sacar adelante un Gobierno en minoría, pero no ha sabido explicar algunas de sus medidas sociales. Aunque la economía ha ido bien en líneas generales, no ha podido evitar que decayera la confianza de los españoles. Este factor ha provocado que hasta el último momento no se sepa quién va a ganar las elecciones. Particularmente, no me fío de las encuestas Para Leo Wieland, del diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung el horizonte económico ha sido tratado con frivolidad durante la campaña. Mientras los españoles se tientan los bolsillos los partidos prometen regalos como marineros bebidos. Quien gane tendrá que enfrentarse a años difíciles Su compatrio- ÁNGEL DE ANTONIO Georgiana Stroie, del diario rumano Adevarul ABC Regalos de marineros bebidos medios: no conozco ningún país europeo donde la Prensa sea tan partidista como aquí. A veces no se distingue entre información y agitación. Si no se recupera ese consenso, todas las ventajas serán para los independentistas y se erosionará la convivencia Los españoles hablan muy bien, pero no saben escuchar La frase, tan lapidaria como certera, pertenece a Masako Ishibashi, corresponsal de la agencia de noticias Kyodo en Madrid desde hace casi nueve años, aunque lleva 30 viviendo en España. A la hora de enjuiciar a los medios, lo hace con la suavidad y cortesía de un buen cirujano: No hay objetividad. Cada uno apoya a su candidato, disculpa sus errores y agranda los del contrario. Me parece muy peligroso. Me sorprende mucho la subjetividad. En Japón nos cuidamos mucho de emitir nuestra opinión, no es importante En opinión de Diane Cambon, corresponsal desde hace seis años del diario francés Le Figaro estas elecciones son mucho más light que las anteriores. Ya conocemos a los candidatos, hay menos capacidad de sorpresa, menos curiosidad. En Francia ha llamado la atención el milagro económico español, aunque ahora empiezan a aparecer lagunas. La impresión es que Zapatero ha proyectado una imagen muy moderna de España, un país vanguardista, muy tolerante, en el que incluso a los feligreses que salen de una misa en una iglesia del Opus Dei no les parece mal que los homosexuales puedan casarse. En Francia ven a Zapatero como a un hijo de la movida Le parece peligroso y contraproducente el discurso del PP sobre la inmigración, sobre todo porque los empresarios saben que necesitan mano de obra extranjera aunque lo interpreta como una maniobra semejante a la de Le Pen y Sarkozy en Francia para atraerse Un hijo de la movida Giles Tremlett, de The Guardian ÁNGEL DE ANTONIO ta Ute Müller ha echado de menos un acercamiento sensato a los problemas, sobre todo en lo referente al terrorismo. Zapatero ha metido la pata, porque no se puede negociar con asesinos, pero en el otro campo se ha politizado el dolor de las víctimas. Los principales avances se han producido en política social. Destacaría las leyes de igualdad y de memoria histórica. Los alemanes sabemos mucho del sentimiento de culpa tras una guerra La polarización ha sido consecuencia de la ruptura del consenso básico en dos grandes temas: el terrorismo y el modelo de Estado añade Leo Wieland. Eso se ha notado en los el voto de la clase obrera, que antes se inclinaba por la izquierda. De todos modos, Le Pen y Sarkozy son capaces de captar el interés de la clase obrera, mientras que Rajoy lo dudo Ha sido la campaña del espejo retrovisor. El futuro, y la situación internacional, han estado ausentes. España es un país importante, con mucho peso, y sin embargo se pasan la vida hablando de América Latina, pero de forma paternalista y retórica Es el diagnóstico de Nuno Ribeiro, veterano (16 años) corresponsal del diario portugués Público Sostiene Ribeiro que faltan puentes hacia partidos como el de Rosa Díez, que podía ser una alternativa algo que en parte atribuye al comportamiento de los medios escritos, que tienen un alineamiento estrecho con un partido y una ideología Lamenta que se estén popularizando además las ruedas de prensa en las que no se aceptan preguntas, incluso la Conferencia Episcopal lo hace Cree Ribeiro que se ha producido una degradación del periodismo y del liderazgo político Le inquieta que eche raíces la xenofobia: Hay que tener cuidado con los mensajes que emplean los políticos. No vale todo para conseguir un voto Georgiana Stroie, corresponsal del diario rumano Adevarul tiene la sensación de que llevamos cuatro años en campaña y que se ha intentado ver más los errores de unos que los aciertos de los otros. El resultado es que se ha creado un abismo que separa no solamente a los partidos políticos mayoritarios, sino que las mismas personas que los sustentan han terminado viendo a los rivales no como otra opción constructiva, sino como un peligro. En ningún momento de los debates he visto un reconocimiento de algún logro del adversario y se ha intentado siempre sacar prove (Pasa a la página siguiente)