Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura A palo seco na de las cosas que más profundamente han calado en mi manera de concebir el mundo, y esto es extensible a mi interés por determinadas figuras de las artes y las letras, es el compromiso real, las apuestas en las que la vida se ha puesto encima de la mesa con cada línea o cada verso escritos. Apunto todo esto porque, aunque en algún momento, algún malintencionado me colgó el sambenito de niño terrible -dándome en el palo del gusto en vez de insultarme porque adoré a Rimbaud desde adolescente- calificativo que te endosan los acomodaticios a los que no les haces el juego, siempre me sentí atraído y fascinado por las personas, y los escritores en particular, que anteponen su honestidad a premios, en el sentido más extenso, de los que otros gozan con la condición de renunciar a la decencia y a sus principios. Entre estas figuras, una de las más preclaras en coherencia y exigencia literaria es el poeta arcense Antonio Hernández, Premio Nacional de la Crítica por el poemario Sagrada forma que regresa a la poesía tras siete años de ausencia, con el libro A palo seco mientras aguarda la publicación de sus cuentos completos. Este es un libro en el que nada es gratuito, mucho menos su título, que anuncia un fulgor de madurez poética, un libro de desgarramiento hondo y verdad descarnada, de desnudez sin paliativos, brasa que se pueden permitir los que nunca usaron máscaras, y elaboraron su obra con la urdimbre de la belleza sin renuncias, que siempre resulta obscena e hiriente para los hipócritas o los que vendieron su alma a la nada. Quizá por esta razón, en uno de sus poemas dedicados a un poeta contemporáneo y amigo, y ha- U blando de los enemigos, escribe: Así que, vale, cuídalos. Dales ingenio de cuando en cuando. Procúrales la ración de ironía, el plato de sarcasmo, la buena dosis de gracia heridora para que no te olvides de quién eres, un ángel, perdedor, aunque con flechas. Pero en lo más hermético de ti ni le des prioridad ni le des importancia a tanta plebe inquieta y cacofónica, conserva la elegancia y el desdén, que exista el juego para que te lo hagan torpemente. Más sé puro y blindado como el mármol, fuerte y seguro como la adversidad te hizo, que nunca te corrompa ni nunca te salpique tamaña algarabía de bribones, gente de poca monta que a lo más que se atreven es a la delación, a llamarte rebelde, imprevisible o, como ahora dicen, conflictivo. Torpeza que no cabe como tú, en esta aristocracia de la luz disidente. Con esta contundente transparencia vuelve al oficio y al ruedo literario Antonio Hernández, con su voz más honda y trascendente. Esto sorprenderá a algunos que conozcan su trayectoria pero, en declaraciones recientes aseguraba el autor: Me considero un poeta religioso que no se atiene a ningún credo y, en la cita de Hölderlin que abre el libro ya se apunta esta temática: Porque siempre los combatió, los dioses, al fin, le salvan Dos son los ejes fundamentales de esta potente obra: la meditación filosófica, con el predominio de los pensadores griegos, desde Empédocles a Anaxágoras, pasando por Parménides, y en especial, quizá por su cariz senequista y andaluz, al fundador del movimiento estoico, Epícteto, y la preocupación por el paso del tiempo, por la decadencia de la grandeza humana y propia, en la celebración de los maestros, la belleza, en lo que resulta compendio poético y a la vez carta de naturaleza y árbol genealógico del autor: de Juan Ramón Jimenez a César Vallejo, de Julio Mariscal a Rafael Alberti, de Pessoa a Keats, entre otros muchos, sin olvidar familiares y a amigos. Precisamente a uno de ellos, al también escritor Javier Reverte- que en todo momento me ayudó a superar la enfermedad -dedica el gaditano este libro, escrito desde el padecimiento de una larga afección. Todo esto lo hace con un tono radicalmente opuesto al vitalismo sureño de su anterior libro El mundo entero. A palo seco editado por RD, recoge una vivísima y apasionada reflexión sobre la muerte y la soledad en la que Hernández vuelve la vista a sus querencias literarias y personales, sin pirotecnias, con el peso y la maestría que dan el talento y un alto oficio. Un ejercicio soberbio de sabiduría y sinceridad poética. FERNANDO FERNÁNDEZ Economía La delación como política unca hasta esta semana había cobrado tanta importancia la delación como instrumento de política económica. La han utilizado las autoridades fiscales alemanas para poner en jaque al principado de Liechtenstein mediante la compra de información robada de los bancos, y en su versión ligera, llamada clemencia porque suaviza el castigo al delator, se estrena en España con el nuevo Reglamento de Defensa de la Competencia. No creo ser un delincuente, pero no me gusta esta idea de que el fin justifica los medios. Utilizar información obtenida ilegalmente no es válido en causas penales o civiles, al menos eso nos enseñan las películas de abogados, pero parece que se hace una excepción con las leyes fiscales y los delitos económicos. No lo entiendo. Defraudar al Fisco o pactar un acuerdo de concertación de precios es ilegal y debe ser perseguido, pero no al precio de poner en peligro un sistema judicial de cuyo garantismo sacamos pecho. No me gusta el doble rasero ni el cinismo políticamente correcto. Al mismo tiempo que Europa se rasga las vestiduras porque descubre que hay paraísos fiscales en su territorio, la Comisión llama la atención a España y le da un plazo de dos meses para modificar el impuesto de sociedades precisamente porque penaliza las inversiones en paraísos fiscales. También ayer, en el juicio ante el Tribunal Europeo sobre la normativa fiscal vasca, la Comisión sorprendió con un giro que tendrá repercusiones políticas importantes. No cuestionó la capacidad para aliviar el impuesto en esa Comunidad, sino que insistió en que el cupo vasco está tan infravalorado que supone una ventaja desleal y permite desgravaciones injustificadas. Posición que curiosamente coincidía N con la de los socialistas catalanes hasta que llegados al Tripartito han decidido reivindicar ese mismo privilegio, sabiendo que supondría una merma del 17 en los recursos disponibles para todas las demás Comunidades Autónomas de régimen común. En eso ha quedado la cohesión y la solidaridad en la España plural. Esta semana ha habido hechos económicos y empresariales muy relevantes, pero no me han parecido especialmente novedosos. Que el dólar supere los 1,50 unidades por euro o que el barril de petróleo brent cueste más de 100 dólares, ya lo habíamos previsto aquí, lo que le resta actualidad, aunque no importancia, Standard and Poors estima un impacto de 0,25 puntos del PIB por cada diez céntimos de apreciación del euro. Es como la desaceleración española, que ahora sorprende en intensidad al Banco de España cuando el indicador adelantado del Ministerio de Economía lo venía diciendo desde junio. También se han publicado resultados espectaculares en las grandes empresas españolas, espectaculares pero historia, y algunos cambios significativos, de estrategia. La FCC de Baldomero Falcones aumenta un 37,8 sus beneficios y anuncia su interés en el sector energético, aunque no necesariamente como generador. Brufau presentó el Plan estratégico de Repsol, invertir 32.8000 millones de euros para triplicar el beneficio en 2012, y subrayó la autonomía de gestión de YPF. César Alierta ha conseguido resultados espectaculares en Telefónica, la operadora con mayor beneficio mundial, 8.930 millones de euros, un 43 más que el año anterior. Insistió en el crecimiento orgánico como estrategia de futuro, descartó nuevas adquisiciones salvo en Brasil, México o China, o sea las áreas de mayor crecimiento potencial, pero no consiguió disipar la incógnita sobre su alianza con Telecom Italia. Del Rivero recibió la ayuda inesperada de la Comisión que consideró la operación Sacyr en Eiffage un asunto de competencia comunitaria, con lo que aumenta su poder de negociación. Florentino Pérez no parece tener bastante con el embrollo eléctrico y apuesta definitivamente por Hochtief para crear en ACS. Algunas Cajas de Ahorro también se mueven y cambian estrategias. Trece de ellas han creado Concessia con un capital social de 100 millones para competir en el negocio de concesiones. Y una semana más hemos de hablar de Iberdrola, donde Galán ha denunciado a Francia ante el Tribunal Europeo, mientras se especula con que EDF ya tenga aparcado un 6 de la eléctrica española. Volvemos a los Tribunales. Mal presagio para un cambio de ciclo.