Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 2 08 MOTOR Peugeot 308 RC Z Ensayo antes del estreno En el pasado Salón de Fráncfort Peugeot nos sorprendió con la muestra de un bonito prototipo de un cupé muy deportivo y elegante. Ahora nos sorprende aún más al dejarnos conducir esta única unidad POR FRANCISCO DEL BRÍO E s habitual que en los salones internacionales del automóvil los fabricantes muestren coches concepto o, en fase más avanzada, prototipos. En el primer caso, generalmente se trata de dar a conocer un avance de las futuras líneas de modelos que podrán aparecer próximamente- -nunca antes de dos o tres años- El proto ya se puede entender como una mayor aproximación a lo que puede ser un coche real, aunque en la mayoría de los casos no pasa de ser un cascarón bien terminado por fuera y, como mucho, con un motor para poderlo mover. En muy pocas ocasiones se trata de una realización completa que pueda mostrar todas sus cualidades. Con esta perspectiva vimos en el pasado Salón de Fráncfort el prototipo del Peugeot 308 RC Z, que sin duda a todos nos gustó sin que en ningún momento nadie de la compañía se comprometiera a dar una posible fecha de su lanzamiento. Pero mayor fue la sorpresa cuando en Peugeot España me propusieron conducir el coche en las proximidades de Madrid. Pensé si habrían hecho más unidades para este fin, pero pude comprobar que se trataba de la única unidad proto del futuro modelo. Todo un compromiso sentarse al volante de un vehículo tan especial, eso sí bajo la constante vigilancia del ingeniero responsable de su mantenimiento. No es la primera experiencia de este tipo, pero sí quizá la única con un prototipo tan acabado, es decir, con todos los elementos con los que saldrá a la calle en funcionamiento, incluso con todo el equipo de climatización, los cie- rres finales, etcétera. La única conclusión que hay que sacar de esta realidad es que en Peugeot hay una clara decisión de poner en la calle este coche lo antes posible y posicionarse en lo que podríamos llamar el TT francés. Aunque, en realidad, tampoco en esta ocasión fue posible obtener una fecha concreta de su lanzamiento e incluso los responsables de la marca mantienen que aún se está valorando su puesta en producción. La carrocería es sumamente llamativa, sobre todo en parado, pues en marcha las líneas fluyen de una manera más natural. En el interior existe la típica disposición de 2+ 2 de un cupé desarrollado sobre la base y bastidor del 308 compacto; mide 27 metros de largo, 1,84 de ancho y 1,32 de alto, con una carrocería realizada con fibra de carbono, los montante en aluminio y la luneta trasera de policarbonato para aligerar al máximo el peso (1.250 kg) Los elementos rodantes tienen una configuración prácticamente idénticos a la berlina 308, con Un aspecto muy agresivo y deportivo del todavía prototipo 308 RC