Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 2 08 CLAVES DE ACTUALIDAD ir mejor -y Solbes tiene el bagaje de una larga experiencia del poder. Pizarro es un fogoso al que por estar de estreno le conviene no arriesgarse mucho; Solbes- -expresivamente- -es un moroso al que le hace falta coger el ritmo televisivo. Ambos se han puesto los guantes blancos. Es el problema de los debates económicos: entre datos, estadísticas y gráficos alcanzan un alto grado de bizantinismo. Solbes le pone la guinda distinguiendo, con el asentimiento sonriente de Pizarro, entre hard data y soft data Noche de ronda. Todos niños ustamos de Harry Potter pero, ¿más en las películas que en los libros? En el mundo anglosajón, una encuesta entre 4.000 padres discierne cuáles son los libros que los niños prefieren que les lean en la cama. Gloriosamente, el número uno es El león, la bruja y el armario de C. S. Lewis y, para satisfacción de quienes llevamos tiempo en su defensa, en el número tres están las novelas de los Cinco que escribía Enid Blyton, copiosa escritora a quien algún experto español se empeña en considerar del género masculino. De todos modos, Harry Potter asoma ya en la posición sexta, por delante de Alicia en el país de las maravillas o Charlie y la fábrica de chocolate Que no sea de la anglo- esfera, el único es El pequeño príncipe de Saint- Exupery en la posición 44. Por series y títulos distintos a los Cinco, Enid Blyton ocupa cuatro puestos más en esta selección de cincuenta. G A Dolors Nadal la han querido agredir independentistas de la Pompeu Fabra, universidad mimada por el pujolismo y el maragallismo EFE LA SEMANA EN UN BLOC Dolors Nadal olors Nadal está en la política porque le gusta y no porque le convenga o lo necesite. Respira espíritu centrista, sabe escuchar, recapacita, argumenta. Se supone que es para aprender todo eso que existen las universidades. La han querido agredir los independentistas de la Universidad Pompeu Fabra, nada menos, la universidad hecha a medida de los profesores de la post- modernidad, la universidad abierta, la universidad mimada tanto por el pujolismo como por el maragallismo. Un fracaso, se diría. Quien haya coincidido con Dolors Nadal en tertulias y debates conoce su agudeza, su prudencia y juego limpio. Contrasta eso con el comunicado mezquino de la Generalitat, incapaz de condenar el boicot a la palabra libre en una universidad de Cataluña. Los viejos cocodrilos de la transversalidad catalanista derraman sus lágrimas al sol político- mediático que más calienta. D dad para sugerir esperanza. Según una terapeuta, lo que ocurre es que, aunque Obama no presente un proyecto concreto, la gente desea creer en lo que parece representar y proyecta sus deseos insatisfechos en el candidato. La paradoja es que, en realidad, la trayectoria de Obama no deja de ser la de un político profesional, cuyo voto es sistemáticamente el de la izquierda americana. Princesa de la lluvia E VALENTÍ PUIG Oxígeno de Obama l empuje de la obamafilia está a punto de arrollar a Hillary Clinton, aún sin saber si hay en la locomotora de un senador tan inexperto combustible para ir y venir de Este a Oeste. En la publicación informática Slate identifican arquetipos psicológicos: Hillary es la Supervisora, Barack Obama el Idealista Campeón, McCain es el Artesano Promotor. En el caso de Obama, su movilización insólita de la masa demócrata proviene de la capaci- E n una esquina, bajo la lluvia intensa, una joven agita el paraguas llamando a taxis que no paran. Se la oye soltar un taco con espontaneidad conmovedora. Gacela al borde del charco donde merodean los depredadores con ligas elásticas para calcetines. Lleva un sombrero impermeable, como Gene Tierny cuando reaparece en Laura Los pantalones- pitillo dejan a la intemperie unos tobillos espléndidos, salpicados de lluvia urbana. Llegará a casa y, con una toalla granate como turbante y chinelas plateadas, se entretendrá pensando que ha llovido únicamente para mojarle los rizos, dejarle sin taxi y empaparle el sombrero que reposa, como un albatros alicaído a los pies de la cama, entre quince pares de zapatos. En terrina ás ataques contra restaurantes europeos que sirven foie gras Los firma el Frente de Liberación Animal, en nombre del vegetarianismo. Bueno, Hitler era vegetariano. Por otra parte, los científicos no consideran que la elaboración del foie gras -el cebado del hígado del animal con maíz- -sea una práctica cruel que genere dolores en el pato o la oca. Pero así es como comienzan las leyendas urbanas y los mitos de la cultura adversaria. Si el foie gras es un deleite, por fuerza es maligno: todo lo que sea sensualidad burguesa es decadente y condenable, justificando la violencia protestataria, como es el caso del Frente de Liberación Animal. ¡Camarero! una terrina de foie tostadas, una copa de sauternes Contraprogramemos el vandalismo antiburgués. Adobémoslo en oporto. Ayudan las trufas o fondos de alcachofas. Saludos al Frente de Liberación Animal. vpuig abc. es M Debate o minué S olbes, el abad; Pizarro, el condestable: Pizarro sale con la ventaja de que la percepción creciente es de malestar económico- No estamos bien y no vamos a