Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8- 9 D 7 LOS DOMINGOS DE Boyer busca la perfección junto a Isabel Preysler El superministro de Economía y Hacienda del primer gobierno de Felipe González, la cara visible de la expropiación de Rumasa, declaraba en una entrevista a ABC en 2002: Hemos cambiado todos. A Keynes le espetó alguien: Oiga, usted ha cambiado varias veces de opinión La respuesta fue: Yo, cuando me doy cuenta de que estaba equivocado, cambio de opinión. Usted qué hace? Miguel Boyer pasó del entorno de González al de Aznar, ingresando en FAES. Sin embargo, no se tienen noticias de que haya mudado su percepción sobre el 23- F de 1983. Siempre se ha negado a dar explicaciones sobre el episodio más polémico de su carrera. En 1997, cuando RuizMateos fue absuelto de los cargos de falsedad y estafa, afirmó: La expropiación no fue una medida sancionadora o punitiva contra Ruiz- Mateos, sino una medida de política económica para evitar la crisis total de un grupo en quiebra Ha sido presidente del Banco Exterior; presidente y consejero delegado de Grucycsa, vicepresidente de FCC y presidente de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) En 2006 se incorporó a la división de asesoramiento financiero de Ernst Young. Lleva estupendamente la repercusión mediática de su mujer, Isabel Preysler. Ella es perfecta dice en la citada entrevista. Procuro pegarme mucho, por si se me contagia algo José María Ruiz- Mateos junto a su esposa en una de sus últimas apariciones públicas, en julio de 2007 DE SAN BERNARDO tar unas credenciales envidiables, con un centenar de empresas de alimentación, hoteles y gestión del suelo, una plantilla de 9.000 empleados y una facturación- -sólo en la división agroalimentaria- -de 700 millones de euros. Se sabe que por una de sus últimas adquisiciones, Parmalat España (con marcas como Clesa, Cacaolat o helados Royne) Nueva Rumasa pagó 188 millones. Los seguros y la banca, que tantos problemas le ocasionaron en el pasado, están descartados. Ahora se trata de apostar por la calidad, invertir en las marcas, crecer y crear empleo. Por las gotas de información que se deslizan del témpano del silencio se sabe que los cimientos de la nueva empresa- -que no holding, según matizan sus portavoces, pues cada firma se gestiona de forma independiente- -se forjaron acudiendo a recursos de amigos y de entidades financieras foráneas, ya que la mayoría de los bancos españoles no quisieron conceder créditos. La familia ha aglutinado los negocios por divisiones: bebidas (Bodegas Garvey, que había formado parte de la vieja Rumasa, fue adquirida en 1996 por unos diez millones de euros; aquí se integran bodegas en las denominaciones de origen Rioja, Penedés, Toro, Somontano y Jerez) hoteles (Nueva Rumasa explota a través de Hotasa Hoteles más de 22 establecimientos, entre propios y participados) gestión inmobiliaria y alimentación, que es la joya de la corona. Las citadas marcas de Parmalat España se unirán, entre otras, a Dhul- -cuyos postres fueron promocionados en spots por la matriarca de la familia, Teresa Rivero, presidenta del Rayo Vallecano- Hibramer (Nueva Rumasa desembolsó 60 millones en 1996 para adquirir el 72 por ciento de esta firma vallisoletana del sector avícola; en 2006 vendió 30 millones de docenas de huevos) y los chocolates Trapa y Elgorriaga. Las ramificaciones se extienden hasta la emisora Radio Libertad y diversas fundaciones, como la Alcalde Zoilo Ruiz- Mateos Teresa Rivero y Rayo Vallecano Tal día como ayer, hace veinticinco años, el Gobierno del PSOE expropió Rumasa en virtud del Decreto Ley 2 1983. Fue la primera gran decisión del Ejecutivo de Felipe González, el político que apenas tres meses antes había obtenido una histórica mayoría absoluta en las elecciones generales. El holding estaba constituido por 700 empresas, contaba con una plantilla de 65.000 personas y facturaba más de 2.000 millones de euros anuales. La colmena estaba presente en el sector de la banca, la hostelería, la producción vinícola, los grandes almacenes, las tiendas de lujo... Tras la expropiación fue reprivatizada por partes, y para Ruiz- Mateos comenzó un calvario de frentes judiciales en el que no faltaron teorías conspirativas y extravagancias. Hemos aprendido del pasado afirma el clan. Y la abeja se ha puesto el traje de hormiga. Bebidas, hoteles... y el Rayo Miguel Boyer (derecha) charla con Felipe González en el Congreso de los Diputados ABC