Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10- 11 D 7 LOS DOMINGOS DE El Casón ha sido... Parte del Palacio del Buen Retiro construido a iniciativa del conde- duque Olivares. Primero, salón de baile; después, de embajadores Estamento de Próceres, que actuó como embrión del Senado Real Gabinete Topográfico Gimnasio del Príncipe de Asturias Museo de Reproducciones Artísticas Sala de exposiciones para los cuadros del siglo XIX del Prado Sede del Guernica de Picasso De nuevo sala de exposiciones para obras del XIX Objeto de inacabables reformas... són como una moderna sala de exposiciones de la Dirección General de Bellas Artes, que permaneció muy activa hasta 1970, momento en que pasó a depender del Museo del Prado. Un año después, a partir del 24 de julio de 1971, el Casón fue dedicado a mostrar los cuadros del siglo XIX del Prado, donde continuaron durante una década, hasta que el 24 de octubre de 1981 acogió oficialmente el Guernica de Picasso, recién llegado de Nueva York. En 1992 se produjo el traslado de esta pintura al nuevo Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, provocando con ello la vuelta de la pintura del siglo XIX, donde permaneció hasta 1997, fecha de la clausura del edificio para iniciar la rehabilitación y ampliación concluida en 2007. Mañana serán libros lo que fueron estatuas En lugar de vaciados en yeso de las esculturas de la Antigüedad, el Casón acogerá la biblioteca del Prado y el área científica, además del nuevo Centro de Estudios TEXTO: JESÚS GARCÍA CALERO FOTO: JAIME GARCÍA El futuro Reforma integral Como se afirmaba al inicio, el Casón abrirá de nuevo sus puertas el próximo 21 de febrero, después de una reforma integral que se ha prolongado durante los últimos diez años. En ella se han ganado dos sótanos, se ha duplicado su espacio, se han cambiado sus cubiertas y se ha reformado completamente su salón central, llamado de baile de embajadores o de Fidias evocando el aspecto que presentaba en la época de Felipe IV para lo cual se ha restitui, do su balconada interior y se han abierto sus ventanas originales. Además, la bóveda de Giordano, el último vestigio de toda su decoración al fresco en el Casón, ha sido restaurada laboriosamente durante los años 2001 a 2006, consolidando la pintura y liberándola de sus antiguos repintes, que impedían su contemplación. ¿Y después? Pues, a partir de mayo el Casón se convertirá en el motor científico del Museo. Allí se alojará su Centro de Estudios, compuesto por los Departamentos de Conservación, Archivo, Biblioteca y la nueva Escuela del Prado, destinada a formar a los futuros conservadores y restauradores. ntonio López recuerda siempre con emoción su etapa formativa en el Museo de Reproducciones Artísticas, cuando aprendía a dibujar entre las copias en yeso de las grandes esculturas de Grecia, los mármoles del Partenón, los vaciados de las obras halladas en Delfos y Olimpia... Todas estaban en el Casón del Buen Retiro hasta que fueron almacenadas en cajas para trasladarlas, primero, al museo de América y, más tarde, a los almacenes del antiguo MEAC. Allí han estado arrumbadas hasta hoy- -hasta ayer- -en el Museo del Traje, que ahora para más inri se desmembra sin que los yesos vean claro su futuro. Vaciados de destino, forman la ruina de un museo, de una ciudad de más de tres mil esculturas cuyos trozos amarillean desde hace cincuenta años. Antonio López, y Julio López, y otros académicos de Bellas Artes como José María Luzón, recuerdan a menudo la necesidad de recuperar este legado- -de tanto valor didáctico como arqueológico- -al que tan largo encierro ha sumado notas deletéras a sus tristes pátinas. Pero, al menos, y tras una década de complicadas reformas, el futuro llama a las puertas del Casón. El Museo del Prado, en plena ampliación, ha absorbido el edificio para un nuevo uso en el marco del llamado Campus del Prado. Será la espina dorsal de la investigación de nuestra primera pinacoteca. Y para ello sus magníficas salas, sobre todo las de la planta principal, bajo la cúpula de Luca Giordano, acogerán las dependencias de la biblioteca del Prado, antes ahogada en el edificio de Villanueva. Los depósitos se instalarán en la planta cero, junto al archivo y el centro de documentación. A las plantas superiores, el A Jornadas de puertas abiertas Antes de su inauguración como Centro de Estudios, el Prado abrirá al público el Casón del Buen Retiro con la celebración de unas Jornadas de Puertas Abiertas Podrá visitarse de miércoles a domingo, de 12 a 20 horas, entre el 21 de febrero y el 4 de mayo El acceso será gratuito. El público podrá apreciar el resultado de la restauración del magnífico fresco de Lucas Jordán (Nápoles, 1634- 1705) que decora la bóveda del salón principal del edificio, junto con otras importantes obras del artista. Prado destinará los Departamentos de Conservación y el tan perseguido proyecto de la Escuela del Prado. Así, los historiadores del Arte darán una continuidad hasta ahora inédita a su trabajo, en colaboración con Universidades y nuevas generaciones de investi- gadores e hispanistas que hallarán tanto en los lienzos del Prado como en sus colecciones de libros, los mejores instrumentos de trabajo. La Biblioteca, especializada en estudios de historia del Arte que abarcan de la Edad Media hasta el XIX, incluye fondos de estampas y dibujos, incunables y piezas únicas que se exhibirán con motivo de la inauguración. Un total de 57.000 volúmenes más mil títulos de revistas y 130 manuscritos reunirán en estos muros la mayor colección de publicaciones extranjeras, catálogos y monografías. El Prado ha colgado en la web (www. museodelprado. es) el catálogo de estos fondos, a los que en los últimos años se han sumado importantes colecciones privadas, como las de José María Cervelló, Antonio Correa y la de la familia Daza- Madrazo, que incluye los fondos del antiguo director del Prado y pintor de Felipe VII. Y lo más importante: la Biblioteca estará abierta al público Campus del Prado Aspecto actual del Casón del Buen Retiro