Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 D 7 LOS DOMINGOS DE Dos cubanos transportan un espejo roto por las calles de La Habana. Todos quieren el advenimiento del cambio. Espejismos. Tal es el nombre del juego REUTERS RENACE EL ESPEJISMO DE LA PERESTROIKA CUBANA Las últimas ilusiones de cambio en la isla son otro de esos espejismos que el régimen siempre echó a andar para ganar tiempo. Aunque no debe olvidarse que en Raúl Castro nada hay de impremeditado. Recuérdese a Mao: Que crezcan cien flores... y luego viene el líder con tijera de podar en mano as esperanzas de una especie de perestroika cubana o al menos de una inminente apertura política en la isla son tan ilusorias como fugaces. Pero las expectativas han sido altas en las últimas semanas, en medida que se acercan las elecciones del 24 de febrero para los cargos de la Asamblea Nacional y se cuece la historia (para mi absolutamente improbable) de que Fidel Castro va a ceder sus cargos por enfermedad. Su acerada frase de que los revolucionarios no se retiran, pese a las veces que la ha repetido, suele pasarse por alto según los vaivenes de sus oráculos en Miami y en las cancillerías y servicios de inteligencia. A todas estas, desde Cuba se L Norberto Fuentes Escritor. Autor de La Autobiografía de Fidel Castro han dejado filtrar algunos vídeos que despiertan el entusiasmo y los pronósticos: el muro de Berlín criollo está a punto de caer. A veces se torna en la imagen de una rebelión en progreso. Lo que tiene de extraño, sin embargo, es que siempre ocurre ante las cámaras de grabación de vídeo y con imágenes limpiamente profesionales. Unos estudiantes de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) cuestionando las políticas del gobierno en una reunión con el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Ricardo Alarcón, amplió las conjeturas y le dio un cierto aire de heroísmo a las corresponsalías extranjeras acreditadas en Cuba, que se las agenciaban para reci- bir de fuentes anónimas estos materiales fílmicos presuntamente clandestinos. Alarcón respondiendo a todas las preguntas con una sarta de eufemismos y ditirambos- -entre los que se destaca que el gobierno cubano no da permiso de viaje a todos los ciudadanos como contribución a que el espacio aéreo mundial no se nuble de aviones- -se convirtió de paso en el chivo expiatorio de los amantes de la línea raulista. Raúl tenía que deshacerse de semejante tonto. Fumárselo (una fórmula mucho más radical entre los cubanos de la fumigación) aunque, a mi leal entender, lo que ocurre es la sólida conciencia que tiene Alarcón de que todas estas reuniones, debates y asambleas no van a ningún lado. Ciertamente, si de algo se tiene conciencia en Cuba es que la perestroika no resuelve ningún problema, más bien lo complica todo. Aparte de que no se ha tocado todavía el tema de que te cuesta el pellejo. Son tomas profesionales e incluso desde diversos ángulos, pero nadie acaba de decir que han sido filtradas por los mismos servicios cubanos a los corresponsales extranjeros acreditados en La Habana, y bajo su permanente control, cuando no pura y simple complicidad. Ah, ¿pero ustedes creían que solo son los cubanos de a pie los objetivos del despiadado escrutinio y o comprometimiento oficial? Allí no hay un solo corresponsal que si no entra por el aro pueda ejercer su oficio. La apuesta es sencilla. Si no expulsan a ninguno en los próximos días, ya pueden dar como un hecho que están reclutados bajo cualquiera de los rubros de la Seguridad del Estado: agente ideológico, comprometido, tonto útil, etc. En fin, que pese al cúmulo de experiencia en contra, hay un buen alboroto entre cubanólogos y servicios de inteligencia. Todos quieren ver el advenimiento del cambio- -llámese contrarrevolu (Pasa a la página siguiente)