Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 2 08 GENTE BEATRIZ CORTÁZAR Al punto Anita vuelve a la carga Ana García Obregón y Darek en los toros. Otros tiempos. Esta vez no hay paraguas que valga DE SAN BERNARDO F ue bonito mientras duró pero hoy ya es historia. Ana Obregón y el hermoso polaco que responde al nombre de Darek y cuyo apellido ni hace falta ni se intuye ya no están juntos. Así lo anunció la propia actriz en el comunicado que envió a ABC donde aseguraba que había terminado su relación sentimental y se dejaba para su privacidad los motivos de esta separación. Obregón insistía en esas líneas que anunciaba su ruptura, motivada por el agobio que sufre a diario y las especulaciones que sobre su vida oye cada vez que enciende la televisión. Desde después de Navidad, concretamente desde el 7 de enero, Ana decidió que ya no podía seguir su historia de amor por la que se había enfrentado a todos los comentarios, a los dimes y diretes, incluso al rechazo familiar, que ya se sabe que su padre nunca vio con buenos ojos que su hija saliera con un chaval de veintipocos años, que se había dedicado a bailar en las despedidas de solteras y a enseñar su miembro viril como plato fuerte del show. Anita rompe y deja libre en el mercado a un Darek que no piensa perder la oportunidad de haber salido con la Obregón. A su favor tiene que aún no ha caído en las tentaciones del dinero a cambio de carnaza (se entiende que por contar su historia con la actriz) porque su idea es ganarse la vida como modelo y dejarse sus intimidades para él. Por lo menos en esas anda. Darek sin Ana debe ser toda una experiencia. Hasta la fecha la actriz le tenía a raya, asesoraba sus apariciones La intrépida Aline Griffith, condesa de Romanones, es una apasionada de la isla de Lanzarote y decía dónde cuándo y cómo. El polaco confió en su ojo experto y se dejó llevar. Pero ahora está libre y sin compromiso. Y quién sabe lo que pueda pasar. Me cuentan los que le conocen que su mejor amigo reside en Ibiza, que es tan o más guapo que él IGNACIO GIL sólo que en moreno, y que es un espectáculo ver la que se organiza cada vez que salen juntos a alguna discoteca. Las mujeres y los hombres se rinden a su paso. Son dos esculturas perfectas dignas de admiración. Otra cosa es el día a día. Lo bueno de Obregón es que