Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 2 08 MOTOR Ford Focus 2008 Cambio de genes POR FRANCISCO DEL BRÍO Los nuevos Ford Focus de 2008 han tomado una dosis completa de los atributos del nuevo estilo que la marca ha bautizado como kinetic design y que pretende incrementar su valor dinámico POR DENTRO Motores: Gasolina: 1.4 de 80 CV, 1.6 de 100 CV, 1.8 de 115 CV, 2.0 de 145 CV y 2.5 de 225 CV. También Flexifuel 1.8 de 125 CV. Diésel TDCi 1.6 de 90 y 109 CV, 1.8 de 115 CV y 2.0 de 136 CV. Transmisión: Tracción delantera, con cajas de cambio manual de 5 ó 6 velocidades y automática opcional según motores. Suspensión: Delantera tipo McPherson y trasera multibrazo. Frenos: Discos enmbos ejes, los delanteros ventilados con ABS y ESP. Dirección: De cremallera asistida Largo ancho alto: 4.33 1.83 1,50 metros Capacidades: Maletero 393 l 3 y 5 puertas, 537 l sedán y 503 l familiar. Depósito, 55 litros Garantía: 2 años, ampliable a 3 ó 4 años Precios: Berlina: desde 14.645 hasta 26.410 euros. Sedán: desde 17.345 hasta 23.015. Sportbreak: desde 16.095 hasta 21.475. D esde el 20 de enero se encuentran a la venta los nuevos Focus en su versión 2008, que mantiene sus acreditadas cualidades de seguridad y dinámica de conducción y mejoran en su imagen al adoptar el ADN de la filosofía de estilo que, en Ford, se conoce como Kinetic design ya mostrada en el último Mondeo y que responde al objetivo de crear coches con un aspecto más dinámico. En el caso del Focus, el cambio de imagen ha sido más radical que el experimentado en la anterior generación, en la que su transformación más profunda afectaba principalmente a sus cualidades de marcha, la rigidez del chasis y, como consecuencia, a la seguridad, el placer de manejarlo y la provisión de tecnologías de ayudas a la conducción. En el interior, acabados metálicos para resaltar el aspecto tecnológico y fondo rojo en los controles La carrocería cambia, con un frontal de parrillas más grandes y horizontales, mayor énfasis en los faros, que ahora pueden incorporar la tecnología bi- xenon, con el sistema de alumbrado adaptativo AFS, que mejora notablemente la iluminación en curvas. Aunque en el conjunto se advierte un incremento en la musculación del coche, es en los laterales y la parte trasera donde se hace más palpable, con el rediseño del portón, los nuevos grupos ópticos y paragolpes. En el interior se ha creado un ambiente muy cercano a lo que ya se conoce como estilo tecnológico, que se consigue a base de utilizar más las terminaciones metálicas que la tradicional madera o jugando con colores, como es el caso de la iluminación de los controles con fondos rojos. Además, todo el panel de instrumentos y las superficies superiores de las puertas delanteras se han realizado con unos nuevos materiales sintéticos de tacto rugoso y, al mismo tiempo, suaves. También es nuevo el material empleado para la insonorización del vano del motor y su resultado es bastante palpable, sobre todo en el caso del