Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20- 21 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA Cultura Elogio de la nobleza i abuelo, Manuel Reina- -como el poeta cordobés de Puente Genil de donde proviene mi familia- una de las personas más serenamente buenas y cabales que he conocido, me enseñó que un hombre vale lo que vale su palabra. Esto que parece un brindis más al sol, en momentos de mascaradas varias y supercherías, me enseñó a conducirme por la vida, dándole el valor justo y específico que tenía cada vocablo y a respetar y admirar a quienes se conducían con honestidad. A guiarme por aquellos que cuando daban su palabra empeñaban algo más que unas sílabas, entregando con su mano su compromiso y toda su persona. Este tipo de seres, excepcionales, brillan en el devenir de la vida como pepitas de oro en el barro de nuestros días y yo, la verdad, he tenido una suerte enorme al conocer a hombres y mujeres que han formado parte de mi vida profesional y afectiva y cuya altura intelectual sólo ha sido empequeñecida por la grandeza de su conducta moral y su compromiso con el mundo. La nobleza que ahora elogio, don personal en vías de extinción como los grandes felinos, es un presente cultural que hay que poner en valor de nuevo, en tiempos tan confusos, como la lealtad, la amistad, el respeto, la justicia, la verdad y todos esos conceptos que muchos de los llamados periodistas y escritores serios han tirado por el desagüe como un desecho. Si creo en algún tipo de aristocracia es en la etimológica y literal, la del gobierno de los mejores aunque la contemporaneidad se niegue a este reconocimiento. Digo todo esto porque José Antonio Zarzalejos, periodista de raza, ensayista y conferenciante espléndido, un hombre ejemplar y de una sola pieza co- M mo los que me señalara mi abuelo, ha cedido los trastos de la dirección de ABC esta semana, como los grandes maestros del toreo, a Ángel Expósito al que deseo la mejor de las suertes, como dejan las figuras de la tauromaquia las cosas, por la puerta grande, y yo quiero que esta crónica mía, si bien se sale un poco de lo habitual, sea una ovación personal con vuelta al ruedo y salida a hombros. No es una concesión a la galería, tampoco me importa demasiado- -nunca me importó lo que pueda pensar el respetable o los innombrables- y ya en el comunicado de prensa de este periódico se recogían sus grandes aportaciones asegurando que durante los últimos ejercicios, ha impulsado profundas reformas y proyectos que han supuesto la reorganización de la Redacción, el desarrollo de las ediciones regionales y las delegaciones, la ampliación de la oferta editorial, el rediseño del periódico y la consolidación de su edición electrónica. José Antonio Zarzalejos, con su continua presencia en foros y debates, se ha convertido en una permanente referencia para la opinión pública y ha contribuido a afianzar la imagen de ABC en la sociedad española Decir esto, como acostumbra la elegante línea de este diario que por algo es centenario, es una manera sutil de reconocer los difíciles momentos que ha tenido que sortear un hombre que no se ha arredrado ante el reto, ante las hienas que aullaban desde las hondas, y que se ha fajado ante la responsabilidad, más que cumplida, de no perder el norte ni las señas de identidad de un periódico que ha sabido ser fiel a la verdad, a pesar de las mentiras y sus asedios, siendo consecuente con una historia que está ya en el legado histórico de este país. Yo elogio tu nobleza querido amigo mío, una nobleza que engrandece lo que toca y a los que nos toca. Hubiera deseado para José Antonio Zarzalejos vientos más afortunados con los que navegar, que con estos a favor es siempre más grato, aunque también sé que mi querido amigo, al que le debo el compromiso y el honor de estar en estas páginas, sabe crecerse en la adversidad y dar lo mejor de sí, que es todo o, como dijo Antonio Machado, hablando de grandezas intelectuales y humanas: Sabe esperar, aguarda que la marea fluya ¿así en la costa un barco? sin que al partir te inquiete. Todo el que aguarda sabe que la victoria es suya; porque la vida es larga y el arte es un juguete. Y si la vida es corta y no llega la mar a tu galera, aguarda sin partir y siempre espera, que el arte es largo y, además, no importa Va por ti, maestro. FERNANDO FERNÁNDEZ Economía Los datos y su lectura sta semana casi no ha habido ofertas electorales, pero sí muchos datos y muy diferentes interpretaciones. Todos los protagonistas han coincidido en el calificativo, los datos han sido malos, muy malos, pero disienten radicalmente en su interpretación. Mientras el Presidente Zapatero no percibe ningún síntoma de crisis económica, el gobernador del BCE Trichet alerta sobre una incertidumbre inusualmente elevada y deja entrever una bajada de tipos incluso este segundo trimestre, aunque las presiones de precios no descenderán hasta finales de año. Los analistas españoles estaremos sesgados por el color del cristal, pero los internacionales son unánimes. Tras los datos de paro, confianza de consumidores, compras de servicios y producción industrial solo se habla de riesgo de recesión en España. Bueno, es cierto, la opinión no es tan unánime, los hay que prefieren hablar de estanflación o de la enfermedad italiana como Leslie Crawford en Financial Times. Interesante la opinión de Fidalgo, pues el líder de CCOO cree que se debería movilizar el ahorro de las personas, utilizar el presupuesto público y haber pensado hace dos años en recolocar a los parados del sector inmobiliario. Que no siga por ese camino, que acaba votando al PP y acusado de conspirar con los obispos. La Bolsa sigue en tendencia bajista a pesar de que las empresas se han gastado 715 millones en enero en sostener su cotización. Muchos analistas empiezan a hablar de gangas, pero los inversores se han llevado buenos sustos y no se fían. Los buenos resultados de las compañías, los últimos Mapfre y Santander, no sirven para cambiar el ánimo y no dan más que una efímera alegría al valor el día de su publi- E cación, y no siempre. El presidente de la aseguradora, José Manuel Martínez, anuncia incrementos del beneficio del 20 del dividendo del 44 cambios en el consejo con la incorporación del presidente y vicepresidente de Caja Madrid y la acción se dispara casi un 8 Pero es flor de un día porque el fondo del mercado no da para más. Botín presenta resultados espectaculares, 9.060 millones de euros, un billón y medio de las antiguas pesetas, un 19 más sin extraordinarios, con un ligero aumento de la morosidad que sigue por debajo del 1 una minusvalía en su participado americano Sovereign de solo 737 millones, un incremento de los dividendos del 25 y el mercado no se inmuta. Puede parecer ilógico, o sencillamente que los inversores ya sabían que el año pasado había sido excepcional, pero que les preocupa el futuro, no la historia. Que tiemble José Blanco no vaya a ser que los electores sean tan desagradecidos y cortos de memoria como los inversores. Quizás por eso el Presidente ha aclarado que él no invierte en Bolsa. El electroshock de Iberdrola continúa. ACS y Alba, Carlos March, han tenido que confirmar a la CNMV que culebrean por doquier mientras Francia refuerza el monopolio de EDF con una participación pública mínima del 70 Está provocando tanta conmoción que casi nos impide percibir el ruido sordo de placas teutónicas en rumbo de colusión en las telecomunicaciones. En la CMT, su presidente Reinaldo Rodríguez defiende el despliegue masivo de nuevas infraestructuras de fibra óptica y lanza un mensaje a navegantes: o Alierta se aviene a compartir estas redes, incluso su planificación y desarrollo, o iremos a un modelo británico de separación de las redes del operador histórico. ¿Se atreverá a tanto? El regulador necesita un shock de credibilidad tras su desprestigio ante Bruselas y la politización que supuso el traslado a Barcelona, y la pelea con Telefónica le ofrece una buena oportunidad, pero son palabras mayores y los tiempos no son buenos. Mantengamos las buenas costumbres y acabemos con noticias optimistas. Familias cordobesas agrupadas en Franlabora invierten 90 millones en fincas de olivos en Portugal e instalaciones asociadas, lo que duplicará la producción de aceitunas del país vecino. Una de estrategia bien acogida por los inversores, Española del Zinc vende su ubicación actual en Cartagena, amplía capital, se traslada a un polígono industrial en Murcia y entra en energía fotovoltaica para salir de las pérdidas. Y una que puede ser el inicio del fin del calvario, Astroc se transforma en Afirma y prevé invertir en cinco años 1.000 millones en promoción y patrimonio.