Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 2 08 CLAVES DE ACTUALIDAD Lakers Galácticos del baloncesto Españoles en la NBA POR MIGUEL ÁNGEL BARBERO Pau Gasol, el más grande Una megaestrella del baloncesto internacional como Gasol no se merecía malvivir en un equipo como el Memphis. Después de haber demostrado su supremacía en el baloncesto FIBA (Federación Internacional de Baloncesto, el de las grandes competiciones mundiales) con un oro mundial y una plata europea incluidos, no parecía lógico que se consumiese en un equipo que no le quería y que nada le iba a aportar. Así que el traspaso fue para él un regalo. Ahora, el barcelonés es libre para seguir engrosando su colección de galardones en un equipo que va a apreciar sus cualidades. Nadie le va a quitar el premio de rookie (novato) del año. su presencia en el All Star o el récord de máxima anotación de la historia de los Grizzlies; pero, a partir de ahora, va a mirar hacia delante, a un prometedor futuro en el que el anillo (de la NBA) lo tiene a tiro. Con los Lakers va a volver a sonreír. Y con él los miles de seguidores que le apoyan. El mejor jugador español de la historia va ser también el primero en ser campeón de la NBA. un equipo campeón Contra todo pronóstico, quedaron campeones del Atlántico el año pasado... hasta que se quebró su tobillo. Desde entonces, Garbo ha sufrido un calvario, con el paréntesis de la plata del pasado Eurobasket. En poco más de una campaña se ha ganado el reconocimiento general y, si consigue retornar para el mes de abril, volverá a ser ese elemento unificador que haga mejores a los Raptors. José M. Calderón, la inteligencia Jason Kapono lo reconoce con orgullo: Da gusto jugar con Calderón; siempre te da el balón en las mejores condiciones Este elogio, crucial cuando se habla de un base, no es una opinión aislada de un compañero agradecido; se trata de un sentimiento generalizado en la NBA, que ha motivado que el nombre del extremeño apareciera en las apuestas de los jugadores que debían acudir al próximo All Star Aunque la puerta de las estrellas todavía no la tiene cerrada del todo, lo que está claro es que su temporada está siendo la de una auténtica figura. Está en su tercera campaña en los Rators y ha sabido ir creciendo poco a poco hasta hacerse con las riendas del equipo con solvencia. Él ha demostrado que es el mejor base de la franquicia y el próximo verano le espera un contrato de 8 millones de dólares en la canadiense o en alguna de las que se lo rifan. Seguro, cerebral y con buen tiro, José Manuel lo tiene todo para triunfar en América. olvidan) su forma de juego le proporcionó un ingenioso sobrenombre en Portland, donde debutó entre los grandes la campaña pasada. Por allí pasó Jayson Williams, un base blanco con movimientos de negro al que apodaban chocolate blanco así que, en parangón, a Sergio Rodríguez se le llamó chocolate español Y lo cierto es que el apodo y sus precedentes se le ajustan perfectamente por lo explosivo de sus acciones, por su rapidez y el descaro con el que afronta el aro del contrario. De los cinco españoles presentes en el campeonato es el que menos minutos juega porque tiene varios factores en contra. Un entrenador con mano de hierro que penaliza sus carencias defensivas; una edad aún muy corta que le hace cometer errores de falta de experiencia y una plantilla repleta de jugadores bajitos. Pero sigue aprendiendo y no se desespera. Mejor no tener prisa. Los Blazers son el equipo del futuro, el año que viene contarán con Greg Oden y, seguramente, con Rudy Fernández. Juan Carlos Navarro, el soñador La de Juan Carlos Navarro ha sido una aventura de auténtico romanticismo. La difícil aventura de querer quedar bien consigo mismo y poder dormir todas las noches diciéndose: He llegado lo más alto que he podido De otra manera no sería comprensible que alguien que está en lo más alto de su valoración en Europa decida cambiar títulos, millones de euros y una vida lujosa en el lugar donde tiene a los suyos para iniciar un periplo de lo más incierto. La Bomba llegó a los Grizzlies (el peor equipo de la Liga) donde tuvo que poner dinero de su bolsillo. Se instaló entonces en una ciudad triste, en la que que no le quedó más remedio que vivir a solas y sin conocer el idioma. Por si fuera poco, el entrenador tampoco le considera aún una estrella a pesar de ser el mejor triplista de los debutantes. La marcha de Gasol, que había sido su anfitrión los primeros meses, le va a hacer más dura lo que queda de campaña, pero lo más difícil ya está conseguido. Ahora sólo tiene que mejorar sus cifras y escapar de Memphis cuanto antes. No le van a faltar destinos. Garbajosa, el pegamento saltarín En la NBA son muy dados a mirar la estadística en exceso. Y a, catalogar a un jugador de bueno o malo según las cifras que atesora. Por eso tenía que ser el club menos americano de la Liga, el Toronto, el que apostara firmemente por Jorge Garbajosa. Los canadienses tienen un concepto europeo del baloncesto y en él encajan perfectamente las cualidades del de Torrejón, un hombre que destaca en todo sin ser especialista en nada. De ahí que Jerry Colangelo, presidente de los Raptors, le denominara el pegamento que necesitábamos para dar el salto a ser Rodríguez, el chocolate español Aunque en España se le conoce como el Chacho (sus orígenes canarios no se