Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
3 2 08 CLAVES DE ACTUALIDAD El presidente del gobierno extiende vales de tesorería para que la crisis no cunda y todos le queramos más CHEMA BARROSO LA SEMANA EN UN BLOC La propina de Zapatero n la película Los cuatrocientos golpes Truffaut presentó a su alter ego Antoine Doinel en su azarosa adolescencia. Los cuatrocientos golpes son la mil y una indocilidades de aquel personaje, como los cuatrocientos euros de Zapatero vienen a ser las mil y una noches de la historia de la fiscalidad en España. El presidente del gobierno extiende vales de tesorería para que la crisis no cunda y todos le queramos más. El voto es lo de menos. Lo que importa es el cariño. Ya lo dice la jota: Si el mundo s hunde, que s hunda, España siempre p alante Bueno, o al revés. nos, la política se convierte en la fotonovela de una apostasía. seguimos las tablas comparativas de RealClearPolitics McCain aventaja a Hillary Clinton en un 1,8 y a Obama en un 1,5 Cualquier otro candidato republicano está en condiciones manifiestamente peores: por ejemplo, Romney- -demagogo con mucho dinero- -va un 12 detrás de Hillary y un 17 detrás de Obama. Aún así, en la recámara republicana se teme al McCain que no se plegó a los convencionalismos y enjuagues del partidismo. Favorecen a McCain que pierda fuelle el debate sobre la inmigración y que en Irak el acoso al yihadismo mejore. Entre los indecisos y votantes independientes, McCain genera menor rechazo que los Clinton. En realidad, lo que falla no es McCain sino la anquilosada maquinaria del partido republicano y el final de una presidencia malaventurada. Giuliani le ha respaldado y también Arnold Schwarzenegger, gobernador de California. Ahora Obama y Hillary Clinton van a tener que pelearse por los votos que deja John Edwards. Hugo Pratt o manga E Cortar jamón A E VALENTÍ PUIG El desembarco on capaces de llegan en catamarán o en vuelo delta. Ya se están instalando en aparto- hoteles, palacetes o en una roulotte Acampan metafóricamente en torno a las sedes de los partidos políticos. Saben de eslóganes y conjuros demoscópicos, de encuestas y maquillaje, de corbatas y telegenia, de peinar candidatos, de pronunciar discursos y de pisarle los discursos al adversario. Agitan amuletos políticos como brujos de la tribu. Son los spin doctors que van a cobrar en oro la pólvora que descubran en esta campaña electoral. Imitan a Karl Rove, a Dick Morris, a James Carville y han asesorado campañas en Ruritania, Banzania, El Dorado y en las Islas Afortunadas. En sus ma- S stán cantando Yesterday en el último karaoke, visitantes secundarios de Fitur. Han cenado ampliamente y toman la penúltima copa contando chistes sobre el parche de Viagra femenina. Hablan mal de sus jefes, desnudan verbalmente a una azafata de la feria y no quieren pensar en el regreso a casa, como después de tantas otras ferias. Se llevarán todo el juego de soporte y cuchillo para cortar jamón. Han catado vinos blancos jovencísimos y tuvieron unas palabras con un taxista por fumar un habano a escondidas. Es así como las ciudades entran en la mitología roma y suburbana de otras ciudades, con su noche de karaoke para recordar de nuevo en casa, al sacar el perro a pasear entre contenedores de basura. Franquicias mercadotécnicas de Sodoma y Gomorra. parecen por la calle personajes ataviados al estilo del Corto Maltés. Triunfa el chaquetón masculino con botones dorados. Las botas del Corto Maltés serían la envidia de Sarkozy, necesitado de altura. El presidente de la República Francesa está en un 41 por ciento de popularidad, dos puntos por detrás de su discreto primer ministro, François Fillon. La estética del comic suele ser fugaz. La gorra de Corto Maltés está ya muy vista. Los que de eso saben prefieren apostar por la expansión general del estilo manga Los superhéroes de la viñeta nipona frecuentarán la epopeya electoral de marzo tanto o más que Carpanta o doña Urraca. Más manga también en trazo sádico, para adictos al fracaso político. Malditos virus L Cita en Miami L a última novela de Stephen King transcurre en Florida, ese parque geriátrico con potajes cubanos de fríjoles y caudal republicano. Para King, el sol no sale por Miami, aunque haya iluminado los pasos de John McCain. Donde el novelista extrema el horror, las primarias han hecho saber al Establishment republicano que hay que contar con ese curtido llanero solitario que pasó por las torturas del Hilton Hanoi. Si as compañías de seguridad advierten del primer virus para iPhone. Debiera instituirse por ley una picota electrónica para tener expuestos a los urdidores de esos virus troyanos cuya retirada del ordenador puede costarnos un pico. Uno ya está harto de ver convertidos en leyenda a esos hackers que ponen en circulación un virus y acaban a sueldo de las empresas de seguridad informática. Tan simpáticos, tan inofensivos, tan listos, ahí, en sus garajes, pensando como machacar los sistemas anti- espías y los sistemas de chequeo más al día. Sería hora de contraatacar. vpuig abc. es