Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
3 2 08 EN PORTADA Misioneros de Alá La fe como coladero terrorista POR MIKEL AYESTARÁN ISLAMABAD uestras puertas están abiertas para todos. Hombres ricos, pobres, delincuentes, yihadistas... Todos deben convertirse al auténtico Islam El hermano Kamal Ahmed es el responsable de uno de los cuatro grupos de captación que Yama a Tabligh tiene en Islamabad. Sonriente, siempre hablando en voz baja, tocado por un turbante blanco y con la barba obligatoria, Kamal vive con su mujer y sus tres hijos en el centro de la capital, a pocos minutos de la mezquita del Mercado de Farukia. A ella acude cada día para realizar las cinco oraciones obligatorias junto a todos los hermanos del Tabligh. Este enviado especial ha pasado una semana en compañía de este grupo, ahora bajo sospecha tras las detenciones de los paquistaníes que pretendían atentar en Barcelona y de los que se cree que podrían estar en relación con el Tabligh. Nacido en los años veinte en la India, el Yama a Tabligh al- Dawa (Congregación para la Propagación del Islam) es el movimiento islámico de predicación más importante del mundo y sigue los principios de la escuela Deobandi, la misma que inspiró el nacimiento de la corriente talibán. Sus miembros viajan de forma voluntaria y usando sus propios recursos por todo el mundo para predicar en las comunidades musulmanas e intentar acercarlas a su visión de un islam renacido. El objetivo es conseguir conversiones dentro de los propios musulmanes para este islam purista que quieren sin mancha alguna del mundo exterior, o dicho a su manera, devolver a la mezquita a todos aquellos que se habrían alejado del Corán por la contaminación de su entorno. El movimiento Tabligh es universalista. Tiene el propósito de expandir su mensaje a las demás confesiones hasta conseguir que el mundo entero se convierta. Somos pacíficos, apolíticos y las puertas están abiertas para todos. Sólo descubriendo el auténtico Islam el hombre se convierte en buen ciudadano explica el militar retirado Humayoun Niaz, responsable del envío de hermanos a países extranjeros desde la mezquita de Zakaria, en Rawalpindi, la más importante del norte del país y lugar de espera de los hermanos mientras les tramitan los visados en las embajadas de Islamabad, con todas las facilidades puestas por parte de las autoridades paquistaníes. N Movimiento universalista Las últimas detenciones en Barcelona han encendido la alerta roja en torno a las actividades del grupo en España. Aunque los expertos no lo califican de abiertamente terrorista muchos coinciden en que se ha convertido en una plataforma usada por los radicales yihadistas para conseguir una base ideológica y espiritual antes de pasar a la acción. Los servicios de inteligencia occidentales también lo consideran un vehículo usado por los extremistas para viajar al extranjero sin levantar sospechas. Ambas aseveraciones, sin embargo, son puestas en duda por responsables del ISI- -servicio de inteligencia paquistaní- que aseguran: No hay peligro alguno. Ni les conseguimos hacer luchar en la guerra contra los soviéticos, ni los actuales militantes van a atraerles a su causa En Pakistán cuentan con el respaldo absoluto de las autoridades, que les ofrecen importantes descuentos en los vuelos de la aerolínea nacional (PIA) para sus misiones en el extranjero o les facilitan el acceso a excedencias cuando trabajan en empresas estatales. Se podría afirmar que cada paquistaní es un tabligh en potencia, casi todos hemos pasado por los grupos durante al menos tres días y les respetamos por su gran trabajo afirma Mushahid Hussein, secretario general del PML- Q, partido del presidente Pervez Musharraf. Ahora bien, según un informe de la organización Athena Intelligence, realizado en marzo de 2007 por Sol Tarrés y Javier Roldán, en España se han dado al menos cinco casos de relación puntual entre el Tabligh y los grupos yihadistas. El primero fue el de Hamed Abderrahman, quien, con la excusa de un viaje para estudiar en un centro de la organización en Pakistán, ingresó en un campo de entrenamiento yihadista, cruzó la frontera y combatió en Afganistán, donde después sería detenido por las tropas de la coalición y enviado a Guantánamo. En segundo lugar, la red de Abu Dahdah- -el grupo que apoyó desde España el 11- S- -usó el Tabligh para captar a simpatizantes, como los marroquíes Amer Azizi, Khalid Zeimi o Mustafa El- Maymouni. A uno de los cerebros del 11- M, Serhane Abdelmajid, El Tunecino, también se le vio frecuentar grupos tabligh, al igual que al marroquí Aziz El- Bakri, asiduo de las reuniones del grupo en Bar- En Pakistán el Tabligh cuenta con el respaldo total de las autoridades, que les hacen descuentos en los vuelos aéreos y les dan todo tipo de facilidades para sus misiones celona antes de morir en combate en Irak. Por último, en la operación policial La Unión llevada a cabo en 2005, se detuvo a Mohamed Srifi Nali, cercano a los grupos de predicadores de Málaga y Sevilla donde pretendía captar a terroristas suicidas para Irak o Chechenia. Los responsables del movimiento en Islamabad aseguran no conocer uno solo de los nombres anteriores- -ni a los recientemente detenidos- -e insisten en la transparencia de las actividades de la mezquita barcelonesa de Tariq Bin Ziyad, lugar que han visitado muchos de ellos de forma temporal en visitas realizadas por carretera desde suelo francés. Aunque sí reconocen que uno de los problemas a los que se enfrentan es la facilidad con que los grupos yihadistas se acercan a los más jóvenes tablighí y les empujan a la violencia, pero en ese momento dejan de ser del tabligh afirman. Según Humayoun Niaz, responsable del envío de hermanos al ex-