Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
27 1 08 CLAVES DE ACTUALIDAD Carlos Mouriño, presidente del Celta, habla con orgullo de su hijo Juan Camilo, que protagoniza una meteórica carrera política en México Los Mouriño Conquistadores de México Con una mano delante y otra detrás, el padre viajó de Galicia a México, donde levantó un imperio empresarial; después, el hijo se convertiría en hombre de confianza del presidente Felipe Calderón POR ANA MARTÍNEZ (SANTIAGO) MANUEL M. CASCANTE (MÉXICO) FOTO: MARTA BREA alicia tiene representación en las más altas instancias de México. Nacido en Madrid el 1 de agosto de 1971, aunque descendiente de gallegos, el joven economista G Juan Camilo Mouriño Terrazo, que adoptó la nacionalidad mexicana cuando cumplió la mayoría de edad, es la mano derecha del presidente Felipe Calderón Hinojosa. Vengo a ser titular de la Secretaría de Gobernación, y segu- ramente tendré un estilo propio y distinto a quienes me han precedido Es la declaración de voluntades de este político convencido, de 36 años, de ideas sólidas y firmes, que nunca se imaginó que llegaría, en la treintena, a desempeñar este cargo, similar al de ministro del Interior en España. Juan Camilo llegó a México con sólo 7 años, de la mano de su padre, Carlos Mouriño Atanes, hoy dueño del Real Club Celta de Vigo- -su pasión por este equipo es anterior a su periplo por las Américas- pero sólo un humilde emigrante cuando desembarcó en el país azteca. La historia de los Mouriño es toda una novela sobre unos nuevos conquistadores de México a base de tesón y espíritu de empresa. Cuando Carlos Mouriño emigró al país multicolor en 1978, llegó poco menos que con una mano delante y otra detrás. Después de trabajar para una cadena hotelera de categoría media en el Distrito Federal, en 1984 fundó sus primeras empresas: Ivancar, dedicada a la fabricación de alfombrillas para coches, y una reciclado-