Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30- 31 D 7 LOS DOMINGOS DE ROSA BELMONTE Expediente Ñ Obituarios pop a semana pasada se me escapó la muerte de Maila Nurmi, Vampira una de las participantes (con Bela Lugosi y el inconmensurable Tor Johnson) en ese delirio de Ed Wood que es Plan 9 from Outer Space Y esta semana ha fallecido Richard Knerr, el hombre que puso en el mercado el hula hoop y el frisbee (el frisbee también lo ha puesto en los tejados de miles de casas) Dos dignísimos representantes de la cultura popular. Bueno, me temo que suena mejor y más descriptivo utilizar el inglés y el apócope. Es decir, dos dignísimos representantes de la pop culture No sé, es que con cultura popular parece como si fuera a ponerme a hablar de Ismael y la banda del mirlitón. Y no es eso. Aunque más viejos, esos dos tipos, Vampira y Knerr, personifican lo avanzado que puede ser alguien con un palo y una caña. O con un aro y un plato. O con un vestido negro, una melena negra y unas uñas. Y ambos triunfaron en los años 50. Resulta curioso, o directamente espeluznante, que el lunes pasado, el mismo día en que José Corbacho estrenaba Peta Zetas y sacaba el hula hoop como artefacto ochentero enfrentado al walkman, el mismo día, digo, moría Richard Knerr. Habrá que tocar madera. Y de madera eran los aros australianos que llamaron la atención de Richard Knerr, fundador junto a su amigo Arthur Melin de la compañía juguetera Wham- O. Al aro lo llamaron hula hoop, lo hicieron de plástico y en distintos colores. Era 1958. En cuatro meses vendieron 25 millones. Más tarde compraron los derechos del Pluto Platter, el disco volador inventado por Walter Frederick Morrison y lo rebautizaron como frisbee. Otro éxito. Como lo fue la creación del persona- L Antonio Canales dispara en broma pero las armas está claro que siempre las carga el diablo un momento dado Darek decidió cambiar de abogado y de esa decisión vienen ahora estas reclamaciones que se solicitan ante el juez puesto que el acuerdo parece que no va a llegar entre ambas partes. Cada uno pedía una cifra distinta y al final se optó porque el Colegio de Abogados realizara una tasación sobre esos trabajos, que ha estimado en 70.000 euros, una cifra que Obregón considera desorbitada y de ahí que la cosa tiene pinta de acabar una vez más en los tribunales. Darek ya tiene otro abogado- -esto recuerda las bromas de Billy Wilder en Testigo de cargo -y lo que no muestra es ninguna gana de hablar de este asunto. Esta semana apareció en la feria de moda Bread Butter en Barcelona y no quiso aclarar nada de lo que considera su vida privada. Genio y figura. Fiesta en la embajada rusa con la presencia de los embajadores de la Federación de Rusia y de los Estados Unidos. Tanto Kuznetsov como Aguirre demostraron que la diplomacia es su mejor carta de presentación y que su relación es de lo más fluida y cordial. Juntos pudieron contemplar las colecciones Hermitage y Pavlovsk de Theo- NIEVES SANZ dore Alexander que adornaron uno de los salones de la embajada. Al igual que hiciera hace un año con el mobiliario de Althorp House, esta firma ha creado las réplicas de esa histórica colección con el fin de comercializarla dentro y fuera de nuestras fronteras. Hasta Miami se fue enamorado y algo más gordito el cantante Alejandro Sanz, que retoma su gira americana y confirma que el 14 de febrero finalmente sí actuará en Venezuela, a pesar de lo dicho en su día contra Hugo Chávez. Después de unas semanas en el campo en la finca extremeña que se ha comprado en el término de Jarandilla de la Vera, el músico se fue con su actual amor, su inseparable Raquel Pereda, de quien no se separa en ningún momento. Aparte de alegrarle el corazón Raquel le ha dado la paz y estabilidad que necesitaba tras unos meses de lo más agitados. Sus cercanos me aseguran que están enamoradísimos y que Raquel sí podría ser la definitiva. Aunque Sanz no es amigo de ceremonias, quién sabe si con Raquel decida dar el paso y legalizar una unión que ante los ojos de sus familias ya está sellada. Alejandro Sanz y San Valentín Historia, diplomacia y muebles je de Vampira (aunque a ella le proporcionara menos dinero que a los otros los juguetes) Maila Nurmi (que sí, era familia del corredor finlandés Paavo Nurmi, exactamente su sobrina) se inventó un personaje inspirado en las tiras de Charles Addams en el New Yorker Morticia hecha persona. Para ello la rubia con cara de rubia (vamos, que Howard Hawks quería convertirla en la nueva Lauren Bacall) se tiñó el pelo de color cuervo, se puso un vestido negro, se colocó unas uñas (que seguramente inspiraron a Florence Griffith, tan siniestra como ella) y se dibujó unas cejas circunflejas. Lo que unido a su frente sin fin le daba un aspecto inquietante (cuando años después, en 1964, La familia Addams fue llevada a la televisión, el papel de Morticia, interpretada por Carolyn Jones, se inspiró en Vampira) Y en esta conjugación del yo me inspiro, tú te inspiras, él se inspira, en los 90, Vampira demandó a la tetona Elvira (Cassandra Peterson) por apropiarse de su personaje. Pero como no tenía un duro tuvo que abandonar el pleito. Si había algo que unía a las dos, aparte de la apariencia de sexy chupasangre y la frase Desagradables sueños, queridos era Elvis Presley, amigo de Vampira y alguien que, al verla actuar en Las Vegas, animó a Cassandra Peterson (todavía no era Elvira) a seguir la carrera de cantante. Vampira también había actuado en Las Vegas, nada menos que con Liberace. Y mira por dónde, en Ed Wood de Tim Burton, el papel de Vampira estaba interpretado por Lisa Marie Presley. Antes de participar en Plan Nine from Outer Space (1959) Vampira tuvo su propio programa de televisión, The Vampira Show una especie de Mis terrores favoritos que duró de 1954 a 1955, con un set adornado de telarañas y calaveras desde donde presentaba la película de la noche, que podía ser La venganza de los zombies Una precursora en la televisión. Era un personaje popular y por eso su actuación en la que está considerada la peor (la mejor peor) película de la historia es un cameo como Vampira más que una actuación. Antes de Navidad me compré El extraño universo de Ed Wood una caja con cinco películas del director, desde la rara Glen or Glenda a Plan Nine from Outer Space Una mamarrachada encantadora. Platillos volantes sobre Hollywood y extraterrestres que tienen un plan (como los cylones de Battlestar Galactica y resucitan muertos. Espeluznante. Aunque no tanto como Enrique y Ana bailando con el hula hoop.