Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 D 7 LOS DOMINGOS DE Edmund Hillary (derecha) y Tenzing Norgay tomándose un respiro en las faldas del Everest Rodríguez. Probablemente le estaba haciendo las mismas preguntas que ya había escuchado de boca de otros cientos de periodistas y, sin embargo, al despedirnos me dijo que yo había sido el mejor entrevistador Era un tipo encantador Rodríguez destaca también la faceta humanitaria del héroe, su gigantesca labor en los valles sherpas. Peter Hillary recuerda otros viajes a aquella región para vivir no a ras de cielo, sino a ras de suelo: No he ido allí sólo a escalar, sino a trabajar en los hospitales y escuelas del Himalayan AP Trust, la organización fundada por mi padre para mejorar las condiciones de vida en Nepal. Es gratificante comprobar que el proyecto continúa después de casi cincuenta años Para Eduardo Martínez de Pisón, catedrático de Geografía Fí- sica y uno de los grandes divulgadores del espíritu de la montaña, la falta de presunción es tan valiosa como la vitola de gran aventurero ¿Qué anidaba en el corazón de aquellos pioneros para superar tantos fracasos y dramas? Tras la Segunda Guerra Mundial las potencias del alpinismo se pusieron las pilas continúa Martínez de Pisón. Los franceses eligieron el Annapurna; los alemanes, el Nanga Parbat; los italianos, el K- 2, y los británicos, el Everest. El proyecto inglés en las montañas de Asia tiene un tufo de colonialismo, pero su carrera no está realmente ligada a ambiciones territoriales, sino al deseo humano de superación, a la satisfacción moral de ver el mundo por encima del hombro, de llenar los mapas en blanco Hillary y Tenzing simbolizan, finalmente, el tesón, el método, el programa, la colaboración, el equipo, la disciplina... ingredientes imprescindibles para el éxito. No eran el primer grupo de asalto- -Bourdillon y Evans tuvieron su oportunidad antes que ellos- pero la gloria los eligió. Me parece estupendo. Los sherpas merecían estar en la conquista del Everest añade Martínez de Pisón. Tampoco fueron los mejores alpinistas de la historia (para este especialista, el más grande fue Walter Bonatti, un adelantado a su época, un tipo honesto y creativo como pocos Darío Rodríguez elige a Reinhold Messner, por una inteligencia y carisma que trascienden sus excepcionales logros deportivos Pero fueron los primeros. La española Edurne Pasaban aspira a colocarse la vitola de primera mujer en hollar los catorce ochomiles. Lleva nueve. Sin duda tiene muy presentes las reflexiones de quienes dejaron huella en aquellas montañas. Y esta anónima: Si nunca fracasas, es que no asumes demasiados riesgos Maurice Herzog Alpinista y político francés, fue el primero en escalar- -junto a Louis Lachenal- -una montaña de más de ocho mil metros, el Annapurna, en junio de 1950 Lionel Terray Autor de la biblia del alpinismo, Los conquistadores de lo inútil fue un mito en los Alpes y el primero en hollar picos como el Makalu o el Cerro Fitzroy Hermann Buhl Dos hitos en el haber de este austríaco: primera ascensión al Nanga Parbat (8.125 m) y al Broad Peak (8.047 m) Murió cuando intentaba escalar el Chogolisa Walter Bonatti Nacido en Bergamo, Italia, en 1930, es uno de los alpinistas más creativos de la historia, con escaladas de gran dificultad, como la del pilar suroeste del Petit Dru Jerzy Kukuczka Natural de Katowice (Polonia) ascendió los 14 ochomiles en ocho años, más rápido que nadie, y estableció diez nuevas rutas. Y sin patrocinio. Murió en el Lhotse Reinhold Messner Primero en coronar los catorce ochomiles, primero en hollar el Everest en solitario y sin oxígeno... El italiano es considerado el número uno por muchos especialistas