Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 1 08 EN PORTADA Sin piedad Temporeros del crimen (Viene de la página anterior) sobre sus mesas los responsables nacionales de nuestra seguridad, se sabe que estos elementos no dejan nada al azar a pesar de la ventaja que les otorga las bondades de nuestro sistema legal. Amén de preparar y cuidar con detalle la comisión de sus delitos. tratan de evitar la acción de las Fuerzas de Seguridad usando transmisores, haciendo contravigilancias para zafarse de los seguimientos, recorriendo carreteras poco frecuentadas en automóviles de gran cilindrada, haciendo un uso intensivo de las nuevas y sofisticadas tecnologías (inhibidores de frecuencia para inutilizar teléfonos móviles y alarmas, telefonía móvil de tercera generación, microcámaras de vigilancia, dispositivos para control de flotas... y disponiendo de la ayuda inestimable de una selección de abogados- -siempre son los mismos- que les mantienen informados de cómo hacer la trampa a la ley. Por eso para el capitán Cortés, de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil- -que tantos éxitos cosechó el pasado año con la desarticulación de 158 grupos y el arresto de 2.513 individuos- la solución está justo ahí. Ni con dos mil hombres más se obtendrían mejores resultados si la justicia no considera al grupo delictivo en su conjunto, se sigue aplicando una ley que contempla un delito. un delincuente generalmente sin mayor reproche penal como en el caso del hurto, y que por lo tanto hace que los delincuentes no conozcan la prisión preventiva y sientan impunes sus fechorías; si no se crean juzgados especializados que entiendan en profundidad las necesidades de la investigación, lo mismo que fiscalías específicas implicadas... Necesitamos combatir estas organizaciones criminales con profundas y complejas investigaciones cuyo objetivo es la desarticulación de toda la estructura criminal, y no la detención de un solo individuo; con una mejora de la tipificación del delito de asociación ilícita, disponiendo de un enjuiciamiento criminal del siglo XXI y no uno del XIX. Mientras eso no cambie, el efecto llamada seguirá actuando con fuerza El cáncer de la Impunidad José Miguel Ayllón, presidente de la Asociación Nacional de Víctimas de Delitos Violentos (www. victimas. org) lo dice con otras palabras: Tenemos leyes que dan risa Y añade a D 7 que cuando Joan Mesquida anuncia que han detenido durante el año pasado a más de 400 grupos organizados, él se pregunta, ¿cuántos debe haber en España y sin localizar, incluso? A nosotros esas cifras no nos tranquilizan, nos alarman. Hay muchos delitos impunes que están siendo cometidos por criminales multirreincidentes sin ningún tipo de vigilancia- -según datos del INE, hay más de un 10 de reincidencia en las condenas a una misma persona- Presos con medidas atenuadas sin control, de La policía rusa tiene grabaciones de conversaciones telefónicas entre criminales que decían estar muy a gusto en España, un lugar muy bueno para hacer negocios Colombiano acribillado en Carabanchel (Madrid) Otro ajuste de cuentas entre mafiosos DE SAN BERNARDO permiso de fin de semana, en libertad condicional... No hay ninguna cuidado de ellos, mientras las víctimas están condenadas al desamparo y a la soledad. Y sin justicia ¿Habrá que acostumbrarse a esas nuevas formas de vivir del delito que se imponen en España? Nos explica Santiago Redondo, ex director de prisiones, profesor de Criminología Clínica de la Universidad de Barcelona e investigador incansable del fenómeno de la delincuencia, que no podemos querer vivir en el mundo globalizado del siglo XXI con la violencia de hace cuarenta años. No hay que pensar que toda España será en pocos años un Bronx, pero sí que habrá que soportar y combatir puntas de delincuencia muy virulenta que antes no teníamos. Aquí, como en la mayoría de los países europeos, vive una población de criminales de carrera, que empezaron en la adolescencia y que prolongarán hasta los 30- 35 años. El 95 de los delincuentes que actúan en España cometen el 50 de los delitos, y un 5 es autor del 50 del conjunto de todos los actos ilícitos. Son, por tanto, profesionales del delito, que ejercen la violencia de modo importante y que son los que dan pie a esas noticias que nos producen tanta alarma y consternación. Habrá que combatirlo, sí, enraizando e integrando, con mucho desarrollo comunitario para reducir el riesgo de los jóvenes delincuentes incipientes y con una intervención de mayor dureza y contundencia por parte del Estado para los casos más graves Y procurando acortar las distancias históricas que siempre ha marcado el criminal con las fuerzas de seguridad, varios pasos por detrás. En estos momentos, y frente a estos grupos, realmente a muchas zancadas. Esta delincuencia nos ha cogido con el paso cambiado- -apunta Joaquín Cánovas, de la Asociación Unificada de Guardias Civiles de Madrid- una distribución anacrónica que deja puestos con cinco o seis guardias que hace inviable la acción policial, sin vehículo de policía propiamente dicho que imposibilita el triunfo de una persecución tras un coche de gran cilindrada- -la mayoría, Nissan de dos puertas y sin mampara de seguridad donde deben trasladar detenidos- chalecos antibalas o guantes anticortes, que hasta me duele la boca de pedirlos, y la necesidad imperiosa de un cambio de cliché en las academias: nos han instruido en unos protocolos de enfrentamiento menos violentos y ahora debemos hacer frente a sujetos armados con kalashnikov que sin pensárselo dos veces abren fuego y te machacan. Muchos son ex combatientes, paramilitares, guerrilleros... Individuos para los que la vida no vale nada Nada. Y sin nada de temor.