Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
13 1 08 CLAVES DE ACTUALIDAD Con la troupe La creativa familia de Carla Bruni Su padre fue empresario, millonario y compositor de óperas; su madre es pianista; y su hermana, directora de cine y actriz. La familia de la novia de Sarkozy pertenece a la más acendrada bohemia TEXTO: JUAN PEDRO QUIÑONERO FOTOS: AFP AP arla Bruni ya tiene un pequeño despacho personal en el palacio del Elíseo. Pero ella no llega sola. Además de su guitarra, la futura esposa anunciada del presidente de la República también llega acompañada de un hijo de siete años, una madre, una hermana actriz y directora de cine, más un número impreciso de amigos y colaboradores musicales que no siempre encajarán con facilidad en los bizantinos laberintos del protocolo de Estado. El hijo de Carla Bruni y Raphaël Enthoven, Aurélien, ya ha sido integrado oficiosamente en la nueva vida sentimental de su madre. Las fotos de Nicolas Sarkozy llevando a Aurelien Enthoven sobre sus hombros, en Egipto, durante unas cortas vacaciones, en Navidad, dieron la vuelta al mun- C do. Fue la manera más corta y emblemática de subrayar la seriedad de las relaciones de su madre con su futuro padrastro. Sin embargo, ese turismo familiar, informal, no es del gusto de todo el mundo. Raphaël Enthoven, padre del hijo de Carla Bruni, ha dado órdenes estrictas a su abogada: no desea que su hijo sea fotografiado, en público, en compañía del futuro esposo de su madre. Sin duda, Nicolas Sarkozy tomará buenas medidas para evitar cualquier desliz fotográfico en el futuro. Pero la reacción de Raphaël Enthoven podría sugerir los riesgos de incidentes de nuevo cuño, cuando Carla Bruni termine convirtiéndose en Carla Sarkozy, primera dama de Francia. Hay quienes piensan que la madre de Carla, pianista y actriz oca- sional, Marysa Borini de BruniTedeschi, jugará un papel esencial, cuando su hija termine contrayendo matrimonio con Sarkozy, ocupándose personalmente de su nieto y de los asuntos de intendencia doméstica de su hija. Sin embargo, la cohabitación oficiosa entre la madre de Carla Bruni y la madre de Sarkozy, Andrée Mallah, también plantea insondables problemas por resolver. Andrée Mallah ya sufrió de las relaciones donjuanescas del padre de Sarkozy con las mujeres. Y, en verdad, se vio obligada a educar sola a sus hijos. A la vista del fracaso de los dos primeros matrimonios de Nicolas Sarkozy, su madre hizo públicas sus reservas, en su día, contra la tentación de un tercer matrimonio. Andrée Mallah está muy presente en la vida de su hijo. Y se mueve en el Elíseo con mucha soltura. Incluso Valeria, hermana de Carla, a la izquierda, junto a su madre, Marysa, en el festival de Cannes Hay quienes temen que la madre juegue un papel esencial en la vida de la pareja. Se ocupará de los asuntos de intendencia, pero ahí chocará con la progenitora de Sarkozy