Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 12 07 MOTOR De izquierda a derecha, Antonio Rodríguez, Jerónimo Martín y Pedro Gómez. El sábado empieza su aventura en Lisboa Dakar, 30 años El sábado 5 comienza en Lisboa la 30 edición del Dakar. Por primera vez, un parapléjico- -Antonio Rodríguez, Toñejo- -disputará el rally en la categoría de camiones. Una historia de fe y optimismo sobre ruedas POR JUAN FRANCISCO ALONSO FOTOS: DE SAN BERNARDO Tres héroes en un infierno un estrechamiento del conducto medular, sonríe, bromea, muestra esta pequeña joya de la mecánica por la que ha peleado tanto, tan duro... Entre salto y salto dice que desde 1997 le han operado cuatro veces, y que su columna ya no da más de sí. Sabe que se quedará en silla de ruedas. Incluso sabe que este viaje no será lo mejor para su cuerpo, pero si de todas formas va a ocurrir... habrá que disfrutar mientras tanto Momo ha corrido tres Dakar, la gran leyenda de los rallys, que este año cumple su treinta aniversario, uno de ellos como copiloto de Beatriz García, la primera española que lo finalizó. Además, ha hecho muchas otras cosas. Escalada, esquí, barrancos, raids... Respira aventura, gasolina, retos al filo de lo imposible. Como muchos de sus amigos. Dos de ellos, Antonio Rodríguez, Toñejo, y Pedro Gómez le acompañarán en África, en el equipo FUHNPAIINQuixote- Dakar (www. camionesdakar. com) Los tres han quedado esta tarde en Valdilecha para probar los dos camiones y el coche que conducirán, convenientemente adaptados, en la prueba más dura de los últimos tiempos, un infierno de arena y posibilidades de no acabar. Bajan de sus coches y se sientan en sus sillas de ruedas, entre risas y bromas pareces un fardo felices por estar en la puerta de un sueño. Antes de llamar a Toñejo, un erónimo Martín, Momo, aprieta el acelerador, y el camión que conduce, un Man 26480, 6 x 6, se embala a ciento cuarenta kilómetros por hora. Salta y se encabrita por los terraplenes que rodean Valdilecha, un pequeño pueblo a cuarenta kilómetros de Madrid, y los improvisados copilotos se sienten al borde del vómito. Imposible imaginar 9.273 kilómetros a ese ritmo, de Lisboa a Dakar. Y, sin embargo, Momo, de treinta y cuatro años, que padece una extraña enfermedad degenerativa llamada raquiestenosis, J Los expertos dicen que será el Dakar más duro de los últimos años. Sobre todo para un parapléjico, un doble amputado y un paciente de una enfermedad degenerativa