Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30- 31 D 7 LOS DOMINGOS DE casos de sobra. Desde Sally Field a Kyra Sedgwick, pasando por Mary McDonnell, Jane Alexander, Glenn Close o Holly Hunter. Sharon Stone ROSA BELMONTE Expediente Ñ Lo que rinde un cruce de piernas oferta. Qué fresco lo tengo, qué fresco lo tengo, que gritaría la Pantoja mientras vendía pescado en El día que nací yo Stone está en el mercado y no sólo en el del cine. Por 175.000 dólares la puedes contratar para que inaugure una tienda o acuda a un acto corporativo. Treinta minutos de presencia y 175.000 pavos a la buchaca, según se publicó el jueves en Page Six la sección de chismes del New York Post Las actrices comprometidas y rubias tienen que contar con dinero líquido porque en cualquier momento les puede surgir la necesidad de pagar la fianza de un miembro de Al Qaida recién liberado de Guantánamo. Vanessa Redgrave ha soltado 35.000 euros por el mago Merlín (o Dumbledore, o Saruman, o Gandalf) un tipo que el juez Garzón reclama con el nombre de Jamil Al Banna y que, como cantaba Antoñita Peñuela, va necesitando ir a casa del esquilador. La protagonista de Instinto básico como la Redgrave, es una de las señoras entrevistadas en Buscando a Debra Winger (2002) el documental de Rossana Arquette (operadora de cámara, guionista, productora y directora) donde ésta trataba de averiguar por qué la Winger ya no hacía películas, con lo que había sido la Winger ¿y por qué no ha sido editada Tierras de penumbra en DVD con toda la basura que hay en las tiendas? La disolución de su carrera fue, entre otras, por esas cosas de la edad y del desprecio por la madurez de las mujeres en Hollywood. Ahora sólo la televisión tiene respeto por las mujeres añosas. Sólo la televisión sigue siendo vehículo de estrellatos femeninos de mediana edad, esa edad incierta donde casi todas están instaladas. Hay S haron Stone se ha puesto de Athina Onassis, comprobando pista en Casas Novas caballos, su presencia en tornos de primera será cada día menos contínua. Eso dice. Por cierto, sus hijos estuvieron con la duquesa de Alba en el cine la tarde del sábado y es que el fin de semana anterior habian viajado con su padre a Portugal. Una vez más, mientras fuentes cercanas a Genoveva Casanova aseguran que la reconciliación del matrimonio es impensable el jinete no descarta volver con su mujer. De momento, y tal y como anunció la mexicana, esta Navidad la pasarán todos juntos en el palacio de Liria. Y lo que es la vida, mientras Cayetano no encuentra quien patrocine sus caballos a Genoveva le renuevan su contrato con la firma de joyas Vasari. Parece ser que la marquesa de Salvatierra pretende aumentar su cache económico dada su ABC actualidad mediática (fue la primera sorprendida al verse en la portada de Hola el mismo dia en que Isabel Pantoja rompía su silencio sobre Julián Muñoz) y en ese tira y afloja andan ahora las negociaciones. Entre los invitados a la final estuve con los duques de Terranova que están felices con el nacimiento de su primer hijo (parece que será una niña) para la próxima primavera. Esta Navidad será su primera como casados y de ahí la ilusión que tienen con los preparativos. Como buena amazona, Olmedilla disfrutó con los saltos de los jinetes y es que cuenta los días que le quedan para poder volver a montar. De momento sólo acaricia el lomo de su caballo que se compró días antes de saber que estaba embarazada. todavía no ha entrado en el cementerio de elefantas consagradas pero relegadas que es el negocio de la tele. Le vaya mejor o peor en el cine (estoy deseando verla como Katherine Graham, la editora de The Washington Post en Dirty Tricks le ofrezcan papeles bombón o no, puede vivir de sus rentas, las que le proporciona un cruce de piernas de hace 15 años. Ese breve movimiento es la marca de la casa (y lo que permite que le paguen 175.000 dólares por 30 minutos en la inauguración de una tienda) Su entrevista entrepierna en una perfecta coreografía (otras han enseñado más con menos gracia) es tan de ella como la capa de Drácula de Béla Lugosi. El actor nacido en Transilvania pidió que le incineraran con su capa. En cuanto a Sharon Stone, veo difícil cruzar las piernas a un cadáver pero si ella lo pide lo mismo se hace el esfuerzo. Ni los intelectuales son capaces de sustraerse al cruce y a su evocación. Aunque tampoco es tan extraño. No creo que un intelectual sea alguien que ha descubierto algo en lo que pensar que resulte más interesante que el sexo, como sostenía W. H. Auden. En American Vertigo el libro donde Bernard- Henry Lévy trata de reconstruir el viaje de Tocqueville que dio origen al clásico La democracia en América hay un apartado Bush según Sharon Stone dedicado a la actriz, a la que visita en su casa de Beverly Hills. Desdobla las piernas, las vuelve a doblar, estira el bajo de su falda con el gesto de una coqueta que se hubiera decidido por la virtud... escribe el marido de Arielle Dombasle. Y nosotros leemos desdobla las piernas, las vuelve a doblar y sabemos que esas palabras tienen un significado más allá de la normal movilidad stoniana. Es célebre por sus piernas en movimiento, como Cyd Charisse. Pero la rubia no tiene necesidad de levantarse. Decía Barbara Stanwyck de Marilyn Monroe que a ésta el cuerpo se le había subido a la cabeza (esa cabeza que era como un queso de Gruyere, según Billy Wilder) A Sharon Stone la entrepierna no se le ha subido a ningún sitio pero sabe cómo aprovecharla sin ponerla a disposición de nadie. Sólo es necesaria la evocación de un viejo momento cinematográfico. Siempre se ha dicho que Sharon Stone es muy inteligente. No digo que no pero tiene narices que lo que mejor le rinde no esté entre sus orejas sino entre sus piernas.