Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 D 7 LOS DOMINGOS DE María José Carrión con sus hijos Alejandro y Beatriz. Su historia se reproduce en miles de familias españolas que es imposible que en 50 minutos alguien explique la materia, encargue ejercicios y disipe las dudas de 30 ó 40 alumnos. Así que ese último paso se lo salta Su hermano Alejandro añade que en mi aula hay gente que sólo molesta. Y el profe no se complica la vida; llega y dice: Tú, fuera de clase Muchos progenitores se quejan de que los centros dejan tirados en la cuneta a los alumnos con problemas, en algunos casos por desidia y en otros para mantener un supuesto prestigio: los torpes no pasan. Y apuntan un factor políticamente incorrecto para terminar de pintar el paisaje: la inmigración. Todo el mundo tiene derecho a la educación, por supuesto, pero no se puede mezclar en una coctelera a niños de culturas tan diferentes sin que se produzcan cortocircuitos confiesa Carrión. Bruno Comellas, director general de Acadomia, cree que falta integración en esas aulas abarrotadas, donde hay perfiles muy diversos. El diagnóstico del informe PISA no nos ha sorprendido. Las cosas no han variado sustancialmente en los últimos años, y estamos al nivel de otros países de nuestro entorno, como Francia y Alemania. Se abunda más en las dificultades de comprensión lectora, pero a mí me parece tanto o más preocupante la metodología. Los chicos no saben estudiar. No les enseñan a subrayar, a hacer resúmenes... La menor presencia parental es otro factor fijo en los análisis. Hay menos disciplina en casa y eso se refleja en el colegio continúa Comellas. La antigua complicidad entre padres y profesores ha desaparecido; éstos han perdido autoridad, son como colegas no se les respeta En la otra cara de la moneda del estudio patrocinado por la OCDE se sitúa Finlandia, donde el magisterio es una profesión reputada y bien pagada (el síndrome del burn- out apenas existe) los estudiantes valoran el sentido de la responsabilidad y la inmensa DE SAN BERNARDO Motivación para la remontada Un padre solicita un profesor privado para su hijo. Sin reparar en gastos: tres horas diarias. María José Carrión intenta disuadirle: Oiga, ¿usted qué quiere? ¿Alguien que le haga los deberes al chico o alguien que le motive, le enseñe la asignatura y le ayude a aprobar? Los expertos creen que la tentación de algunos progenitores posmodernos es quitarse el problema de encima. Conscientes de su ausencia por el tiempo que invierten en el trabajo, viven bajo el síndrome del niño rey Una excusa recurrente: Llego tarde a casa, le veo poco y no voy a montarle un pollo porque no haga los deberes En realidad, la mejor medicina que un padre o un maestro puede proporcionar a un adolescente atascado en los estudios se resume en dos palabras: Tú puedes añade Carrión. Algo así como ayudarle a que rompa el precinto de su motor. Los chicos no saben estudiar Es imposible que en 50 minutos un profesor explique la materia, encargue ejercicios y disipe las dudas se queja una alumna de Bachillerato. Ese último paso se lo salta mayoría de los centros... ¡son públicos! Los países nórdicos son menos academicistas: los estudiantes aprenden más por lo que descubren que por lo que les enseñan. En cambio, las personas que han gestionado el sistema educativo en España- -políticos y académicos- -están anclados en el pasado, se basan en modelos obsoletos señala Ferran Ruiz Tarragó, experto en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y autor de La nueva educación (editorial LID) La sociedad ha cambiado más que la propia escuela. Lo que no es de recibo es culpar a los padres: ¿se debe arremeter contra el cliente cuando un producto no funciona? En su opinión, las TIC pueden acudir al rescate de la enseñanza. Están presentes en todos los órdenes de la vida, pero de forma muy precaria en la educación. Contribuyen a fomentar la creatividad y la capacidad emprendedora Y falta algo más: En las escuelas no se realizan diagnósticos. Los alumnos, simplemente, pasan de un curso a otro, y nadie se preocupa en detectar deficiencias larvadas