Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
23 12 07 CLAVES DE ACTUALIDAD El islam Y el tabú homosexual (Viene de la página anterior) nas, a quienes se les sometió a degradantes reconocimientos físicos para comprobar si eran homosexuales. Tras lo que 23 de ellos fueron acusados de desenfreno y conducta inmoral y condenados a cinco años de prisión y trabajos forzados. Un aviso para que a nadie más se le ocurriera salir del armario. Pues bien, las organizaciones egipcias de derechos humanos se abstuvieron de intervenir por temor a verse ellos también denigrados ante la sociedad. Con un curioso sentido de la realpolitik afirman que prefirieron salvaguardar su prestigio ante la sociedad para seguir trabajando por los derechos de las mujeres, los coptos y las minorías y en contra de la ablación del clítoris. Dura es la situación de los homosexuales palestinos que se han refugiado en territorio israelí. Su temor es que sean devueltos a Gaza en una de las periódicas expulsiones de palestinos llegados de forma más o menos irregular. En tal caso, con toda probabilidad, van a ser acusados de colaboracionistas de Israel incriminación por la que pueden ser fusilados como traidores. Muchos de ellos han pasado años en Israel, lo que aumenta las sospechas. Piden asilo a las autoridades israelíes, pero éstas no son muy proclives a concedérselo. Así que suelen vivir en un limbo legal. Para las organizaciones palestinas de derechos humanos no existen. Y sólo cuentan con la protección de algunos grupos minoritarios israelíes. La homosexualidad es legal en Turquía y tolerada en el Líbano. Los homosexuales palestinos se refugian en territorio israelí; y si son devueltos a Gaza, suelen ser acusados de colaboracionismo incriminación que les puede valer la muerte Pero en los demás países musulmanes persiste la obsesión de hacer ver como que ahí no existe tal fenómeno. En Irán se les espanta y elimina con la horca tras ser acusados a menudo de violación o secuestro. En Arabia Saudí optan entre los cien latigazos para solteros y la lapidación para casados. En Pakistán, por la cadena perpetua que es la pena que podría recaer sobre el matrimonio formado por Shazina Tariq, esposa, y Shumail Raj, esposo y transexual nacido con genitales femeninos, que se sometió después a dos operaciones. Un caso que agitó recientemente el tabú en ese país. En Irak la homosexualidad se ha convertido en una de las muchas causas por las que se puede ser asesinado. En aquella orgía de sangre, tal amenaza pasa casi inadvertida. Era lo previsible por parte de Al Qaida y de los fanáticos wahabíes. Pero lo que ha sorprendido es que en la página web del moderado y venerado ayatolá Alí Sistani se haya escrito que los homosexuales deben ser ejecutados de forma severa Uno de sus consejeros quitó hierro al asunto y aseveró: Tampoco se cumple todo lo que se dice La autoridad de Sistani, sin embargo, no suele ser vista con tanto relativismo por sus fervorosos seguidores. En Occidente es donde se asilan los pocos que osan salir del armario Pero el repudio se extiende a aquellos que viven en los guetos de la inmigración. Y por otro lado, en Occidente han cobrado fuerza organizaciones como la Straightway Foundation (Fundación de la Recta Vía) de Londres, formada por ex homosexuales musulmanes que ofrecen un tratamiento de terapia para gays y lesbianas. La Fundación asegura que la homosexualidad se puede curar, como se cura la adicción al juego o el alcoholismo. Hay drogadictos reformados y jugadores reformados, como hay ex homosexuales afirma la organización, que nos previene: Si no le gusta lo que le decimos, tenga en cuenta que aquí no estamos para gustar a nadie La Fundación crece y prospera en un medio social en el que el homosexual musulmán se siente casi como un extraterrestre. Como resume Muhsin Hendricks: El mayor temor para gays o lesbianas musulmanes es a menudo una realidad: la de ser repudiados por su familia. Es ésta una realidad que muchos temen más que la de ser repudiados por Dios. Es el miedo a quedarse solo, rechazado y no querido por nadie La Recta Vía Un grupo de egipcios acusados de desenfreno por homosexualidad se dirige al tribunal REUTERS