Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18- 19 D 7 LOS DOMINGOS DE M. FRANCISCO REINA escritor, María Asunción Mateos, ha programado mesas redondas, lecturas, a cargo de escritores y personalidades como Elena de Diego, vicepresidenta de la Fundación Gerardo Diego, Antonio Piedra, director de la Fundación Jorge Guillén, Marta Borcha, la actriz María Jesús Valdés, o la propia María Asunción Mateos. Más allá de la famosa foto, con unos ponentes como Alberti, Lorca, Juán Chabás, FERNANDO FERNÁNDEZ Cultura Góngora y el 27 n dieciséis de diciembre de hace ochenta años, un grupo de poetas pujantes, gracias al patrocinio del culto torero, y también escritor, Ignacio Sánchez Mejías y el Ateneo de Sevilla, se reunían para homenajear a Luis de Góngora en el tercer centenario de su muerte. La efeméride elegida era el cumpleaños de Rafael Alberti, doblemente celebratorio para este grupo que, por encima de todo, eran una pandilla de amigos. Todo esto aparece ampliamente relatado en Panorama del 27 a cargo de Rogelio Reyes y Rafael de Cózar, con la antigua Fundación El Monte, ahora Fundación Cajasol. También Dámaso Alonso en su libro Poetas españoles contemporáneos rememora aquel encuentro y dice: lo más hermoso de aquel grupo generacional, lo verdaderamente unitivo, fue la amistad, una amistad amplia, humana, generosa, sin sombras y sin rencores. Hacia 1927 era un querer estar siempre juntos, intercambiarnos proyectos, ideas, sentimientos, alegrarnos cada vez que uno de los amigos ausentes pasaba por Madrid. Algo muy distinto del miserable amasijo de inconfesables envidias y vilezas que suele ser la vida literaria... Recordándolo, varias instituciones han organizado una serie de actos, como el propio Ateneo sevillano que, gracias a las gestiones de su presidente, Enrique Barrero, su director literario, Carlos Muñiz, y su secretaria general, Matilde Donaire, han previsto diversas conmemoraciones a cargo de poetas enormes y, con todo derecho ético y estético, herederos de los del veintisiete, como son Pablo García Baena o Pilar Paz Pasamar, entre otros. La Fundación Alberti y, gracias a la nunca demasiado ponderada en su celo y cuidados por la obra del enorme Mauricio Bacarisse, José María Platero, Manuel Blasco Garzón, Jorge Guillén, José Bergamín, Dámaso Alonso y Gerardo Diego, además de los que estaban en el público, como Manuel Altolaguirre, Luis Cernu- U Sánchez Mejías, aquello constituyó un acto de reivindicación poética del universal escritor barroco cordobés, tan injustamente tratado por la miope crítica española- -cosa habitual en este gremio hasta nuestros días- -y una declaración de principios. El homenaje a Góngora, considerado el acto central para la formación del grupo, respondía a las inquietudes renovadoras de todos ellos, que recogían a su vez la de los grandes renovadores estéticos de la poesía francesa simbolista, y de los modernistas sudamericanos, como el poeta francés Mallarmé, que ya había demostrado su interés por Góngora, así como Rubén Darío. Góngora acababa de ser denostado a principios del siglo XX en varios ensayos contra el barroco en general y contra Góngora en particular, por otro corto de vista, Menéndez Pelayo, pésimo poeta, que demostraba el absoluto desconocimiento de lo que significaba el barroco español, y era un ataque directo contra los jóvenes poetas, Homenajearlo en Sevilla, elección geográfica tampoco casual, era una declaración de principios, una postulación estética e ideológica que además marcaba la profunda raíz de la tradición literaria de Andalucía, de donde fueron sus representantes más señeros, frente a otras supremacías universitarias. Volviendo al texto de Dámaso y sus inconfesables envidias y vilezas de la vida literaria que hoy se han multiplicado hasta la náusea, uno se termina de admirar viendo como ciertos popes y escritores, andaluces avergonzados de su tradición durante mucho tiempo y del barroco en particular, ahora se suben al carro de los homenajes gongorinos. No me sorprende. Forma parte de detritus cultural de cada tiempo o, como diría Góngora: infame turba de nocturnas aves, gimiendo tristes y volando graves mientras siguen siendo luminarias de hermosura el homenajeado y los celebrantes. da, Adriano del Valle, Joaquín Romero Murube, Fernando Villalón, Rafael de León, o el propio Ignacio Economía Semana en rojo y verde a semana se presentaba del verde de Iberdrola Renovables y ha acabado teñida del rojo en las pantallas de bolsa tras la intervención concertada de los cinco principales bancos centrales. Inyección de liquidez que ha causado más inquietud que tranquilizado los ánimos de los inversores. Sánchez Galán había accedido a fijar el precio de salida en el punto más bajo de la banda, 5,3 euros por acción. Pero ni eso ha servido para dar recorrido al valor que no pudo despegarse de un mal día de mercado entre comentarios que juzgaban cara una compañía que había valorado su 20 en 4.478 millones. Porque el precio depende del humor del que compra y la operación no estaba diseñada para luchar contra los elementos. Porque todos los elementos se han desatado esta semana tras la decisión de Bernanke y Trichet de acudir al rescate preventivo y silencioso de las entidades de crédito que tengan problemas para hacer frente a sus compromisos de final de año. Las bolsas parecen haber salido de su modorra lateral y tomado dirección sur más preocupadas por la posibilidad de recesión en Estados Unidos y el despertar de la inflación que confortadas por la actuación de los banqueros centrales. Peligra el tradicional rally de fin de año y muchos analistas apuestan explícitamente por mantenerse en liquidez. Veremos más ofertas atractivas de depósitos y se complica el tradicional acompañamiento de la lotería de Navidad con la inversión en fondos de pensiones por razones fiscales. Las compañías españoles no descansan. Ramírez Pomatta, presidente de la Mutua Madrileña, llegó al capital de Repsol en agosto tras su salida del Santander y parece que ya hay acuerdo para que entre en el Consejo de Administra- L ción de la petrolera de la que sigue comprando acciones y está a punto de alcanzar el 3 Un hecho que probablemente tiene algo que ver con la decisión de abandonar el patrocinio de McLaren. Baldomero Falcones, un histórico de la banca se perfila como el nuevo hombre fuerte de FCC con el cometido de darle alegría a la acción. Tarea que no se aventura sencilla y que compatibilizará con su presencia como socio fundador no ejecutivo de Magnum, el mayor fondo español de capital riesgo creado con su antiguo jefe Ángel Corcóstegui. Porque la construcción y el inmobiliario no pasan precisamente por su mejor momento. La disolución de compañías promotoras se ha duplicado en lo que va de año, las inmobiliarias emprenden una agresiva política de ventas de activos para hacer caja y reducir deuda, y se dispara la fiebre de operaciones internas en el sector. Aisa rompe con Astroc y prepara su fusión con Hemeretik; Grupo Lábaro entra de manera amistosa en Parquesol con el objetivo de incorporarse al proceso de fusión con la constructora San José. Ganar tamaño es una buena manera de enfrentarse al nuevo ciclo. Mientras, Pedro Pérez, antiguo secretario de Estado de Economía con Felipe González y hoy presidente del G- 14, el Grupo de Inmobiliarias por la Excelencia, le ha puesto números a la crisis. El ritmo de inicio de nuevas viviendas ha caído un 40 desde el mes de agosto y el sector calcula que se destruirán medio millón de puestos de trabajo. El Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña añade su grano de arena y afirma que el ladrillo entrará en recesión en 2008 porque la obra civil no compensa el menor negocio residencial. No está mal para una suave desaceleración de la economía como siguen empeñados en vendernos. Será por eso que la Seguridad Social advierte que la afiliación en el sector desciende a gran velocidad. El peso de la construcción en los nuevos afiliados ha caído del 27 al 6 en un año. Lo que sería síntoma de un sano desplazamiento hacia horizontes más despejados si no coincidiera con que la industria ha destruido 30.000 empleos en el mismo período. Como concluyen un informe de La Caixa y una subcomisión del Congreso, la fuga de empresas hacia otros países es inevitable, imparable y difícilmente reversible Menos mal que Cándido Méndez coincide con Gerardo Díaz Ferrán en pedir que se reabra el debate nuclear para salvar la industria. Porque yo cada vez entiendo menos por qué los partidos se empeñan en ganar las elecciones de marzo. Será porque como Esperanza Pedreño, estrella de Camera Café, dejaron Económicas porque les enseñaban a ser malos