Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 12 07 OPINIÓN TIRA Y AFLOJA Por César Oroz PILAR CERNUDA Política Cordón sanitario ues sí que les ha ido bien a los socialistas con el llamado cordón sanitario... al final de la legislatura su estrategia se ha venido abajo, con el revolcón que recibieron los Presupuestos Generales del Estado en el Senado. No habrá problemas para la aprobación definitiva, siempre hay un Llamazares dispuesto a echar un cable a Zapatero, un nacionalista que pone precio a su apoyo y un tránsfuga al que no importa una muesca más en el rifle con el que dispara contra los que antes eran suyos, le colocaron en sus listas y le pagaron la campaña electoral con la que consiguió un escaño. Pero Mariano Rajoy está hoy bastante menos solo de lo que pretendía y de lo que le gustaría a Zapatero, lo que suele ocurrir cuando da en la nariz que existe alguna posibilidad de que gane las elecciones aquel a quien se ha intentado aislar durante toda la legislatura. Entonces se producen acercamientos, más interesados que sinceros, aunque al que gana le es igual la sinceridad o el entusiasmo de los apoyos que pueda recibir: lo que le importa es que ese apoyo se concrete en el momento en que hay que votar. Pero algo está cambiando, se ha roto el famoso cordón y a algún socialista le daría un pasmo si supiera con quién comen o cenan dirigentes del PP. Zaplana, por ejemplo, aunque no es el único. Y en esas comidas, desde luego, no se habla de pájaros y flores, tienen bastante más enjundia. Zapatero persigue desesperadamente el voto joven y el voto de los que habitualmente se apuntan a la abstención, a los que debe el triunfo del 2004. De ahí que la mayoría de las propuestas conocidas hasta ahora se centren en ilusionar a los jóvenes, a los que pro- P mete cheques, encandila con las viviendas ecológicas que supuestamente van a contribuir de forma decisiva a la lucha contra el cambio climático, a pesar de que estamos a la cola de los que cumplen el compromiso de Kioto, y les anuncia medidas que favorecen el primer empleo o la estabilidad del empleo. Están bien esas medidas, pero la ministra Chacón debería complementar los famosos 200 euros para el alquiler con Zapatero pone ahora su empeño en convencer E. AGUDO a Solbes de que repita, tras hacerle pasar un calvario alguna decisión drástica, e incluso legal, respecto a la subida del precio de alquiler. Porque todos los días conocemos nuevos casos de propietarios que han apretado las tuercas a los inquilinos; y cuando los inquilinos intentan negociar que no sea tan alta la subida les responden los caseros que ahora disponen de 200 euros más para afrontarla. Con lo que al final salen ganando los propietarios desaprensivos, que los hay. Zapatero ha puesto todo su empeño en convencer a Solbes de que sea candidato al Congreso de los Diputados y que continúe como ministro de Economía si el Psoe vuelve a ganar las elecciones. Sabe el presidente que Solbes es uno de los miembros del gobierno con imagen más solvente, al que ahora tiene en gran consideración después de haberle hecho pasar un calvario cuando Sebastián estaba en la famosa oficina de Moncloa desde la que movía tantos hilos. Solbes efectivamente es hombre que sabe qué se trae entre manos, pero llegamos a fin de año con muchos motivos para sentirnos preocupados por la economía doméstica. Ha subido todo, y además ha subido mucho; y cuando se intenta justificar la subida con la historia de que la culpa es del precio del crudo, resulta que miramos a nuestro alrededor y vemos países que han conseguido controlar medianamente bien la inflación, no se les ha disparado como la nuestra. Es decir, que los deberes se han hecho regular: pagamos más por la hipoteca, llenar el depósito del coche nos deja temblando, y más vale que no sepa Rodríguez Zapatero lo que cuesta de verdad la cesta de la compra- -mucho más de lo que dicen los datos oficiales- no vaya a ser que se lleve un disgusto