Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 12 07 CLAVES DE ACTUALIDAD 55 años POR MANUEL FRANCISCO REINA. POETA FOTOS: BASABE ARCHIVO RAFAEL MONTESINOS Historia de una Tertulia Alentada por el poeta Rafael Montesinos, la Tertulia Hispanoamericana amistó a todos los súbditos de la república de las letras sin distinción de ideologías. Cincuenta y cinco años después, Montesinos hijo recuerda en un libro esas gloriosas jornadas P uede parecer una paradoja pero lo cierto es que, en medio siglo de la ya histórica Tertulia Hispanoamericana- -desde el principio ligada al poeta sevillano Rafael Montesinos- -caben más de cien años de historia de la literatura española e hispanoamericana. No es una exageración. Con este motivo, y con la vigencia de este lugar de encuentro cultural del Madrid Rompeolas de las Españas que diría Machado, que aún hoy sigue celebrando sus lecturas cada martes en el Colegio Mayor Nuestra Señora de Guadalupe, se ha hecho una edición limitada de 400 ejemplares a cargo de Mar Futura ediciones. Gran parte del mérito de que la Tertulia siga en pie se deben a Marisa Calvo y a Rafael César Montesinos, viuda e hijo del poeta, cuyo afán y memoria mantienen vivo, y junto con el cual firman este libro a tres manos. La Tertulia, marcada por el carácter hispanoamericano y sureño, aunque cosmopolita, abierto y atento al mundo, se fundaría el domingo nueve de noviembre de 1952, casi por azar, con un jovencísimo poeta Montesinos que entraba en la que creía sede del Instituto de Cultura Hispánica de la calle Marqués de Riscal, sin saber que acababa de ser trasladado a su nueva sede en Reyes Católicos y, sin pretenderlo, sería uno de los fundadores de aquellas veladas. Describiendo la escena como sólo un poeta puede hacerlo asegura: Oí rumor de voces tras una puerta; llamé y la entreabrí. Una voz potente y dominante salió de ella: Entre usted, poeta Montesinos. Acabamos de fundar la Tertulia Literaria Hispanoamericana. ¿Acepta usted el cargo de asesor? Quien así habla- ba era el poeta dominicano Antonio Fernández Spencer, presidente de la recién fundada Tertulia Así se conformaría aquella reunión con diversas sedes, desde la primera de Marqués de Riscal hasta la actual en el Colegio Mayor Nuestra Señora de Guadalupe, en la que Fernández Spencer sería presidente, el crítico Ángel Balbuena Briones, su secretario, el nicaragüense Ernesto Mejía se convertiría en editor de la revista del grupo, y el propio Rafael Montesinos, y el jerezano y entonces jovencísimo poeta, José Manuel Caballero Bonald, ocuparían la asesoría literaria. El domingo siguiente, 16 de noviembre de 1952, se celebraría la primera reunión como recuerda el propio Rafael Montesinos: Trabajamos con entusiasmo, enfrentándonos abiertamente a las dificultades que se presentaban. Éramos dos centroamericanos y dos andaluces; una verdadera carrera de Indias. Aunque la Tertulia era literaria siempre abundaron más los poetas que los prosistas. La primera sesión estuvo a cargo del escritor argentino Óscar E. Tacca, que nos leyó su cuento Larga distancia Le siguió Rafael Morales con su libro inédito Canción sobre el asfalto y a continuación Eduardo Cote Lamus, Leopoldo de Luis, Pilar Paz Pasamar y el poeta peruano Leopoldo Chariarse. Así terminó aquel año 1952 Éstos serían los fundadores de la Tertulia, fieles a su llamada de los martes, y a quienes se sumarían también Jorge Cela, Carmina Morón, Demetrio Castro Villacañas, Carlos Salomón y Luis López Anglada. Comenzaría así la andadura de una Tertulia que, desde el año siguiente y hasta 2005, descansaría sobre los hombros y desvelos de Rafael Montesinos, razón por la que, desde su inicio, se la conoció como Tertulia Hispanoamericana de Rafael Montesinos. Casi todo fue azaroso, como la elección para las convocatorias y José Hierro haciendo el pino en la mesa presidencial. A su lado, sentados: J. M. Caballero Bonald, Lina Barceló, Marisa Calvo, Rafael Montesinos. En pie: no identificado y Eduardo Cote Lamu