Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10- 11 D 7 LOS DOMINGOS DE AFP Oprah puede haber hecho ganar a Obama un 8 de voto que no tenía, pero también hacerle perder un 10 del que podría tener. En la imagen, en un mitin a favor del senador primera filántropa de raza negra de su país. Aparte de su show, con el que colecciona premios Emmy como otros coleccionan sellos, edita su propia revista, escribe libros, hace cine (fue nominada a un Oscar como actriz de reparto en El color púrpura de Spielberg) dirige y produce documentales, etc. ¿De dónde sale esta fuerza de la naturaleza? Su madre, Vernita Lee, era ama de casa y su padre, Vernon Winfrey, fue soldado. No estaban casados. Tampoco le dieron una infancia lo que se dice apacible. Si de niña sufrió abusos, de mayor lidió con las drogas, y en el interín se quedó embarazada con catorce años. Su hijo nació muerto. Oprah Winfrey siempre ha ha- Fuerza de la naturaleza blado con mucha franqueza de sus puntos flacos. Y eso es lo que la hace tan fuerte. Su muchedumbre de seguidoras, muchas de ellas féminas con alguna que otra tonelada de frustración, experimentan una incomparable catarsis cada vez que la ven y la oyen. No sólo porque es una multimillonaria con los mismos problemas de bulimia que ellas. Además hay algo en su voz que conecta con el sufrimiento más profundo de la mujer americana. Por supuesto con la más sufrida de todas, que es la mujer negra. Pero no sólo con ella. Ella encarna también el sutil drama de la mujer contemporánea que parece condenada a pagar cierto tipo de éxito con cierto tipo de soledad. ¿Por qué no me he casado y no he tenido hijos? llegó a reflexionar ella misma en un artículo, en el que aseguraba que sus escuelas para niños, en Norteamérica y África, eran una manera metafórica de tener hijos. Ella niega ser infeliz por no haberse casado con su pareja de toda la vida, Stedman Graham, un comentarista, escritor, empresario y exmilitar que fue acusado Nació pobre y ahora su fortuna multimillonaria sólo es superada por la de Steven Spielberg. Forbes la entronizó como la afroamericana más rica del siglo XX Sus seguidoras experimentan una catarsis cada vez que la ven y la oyen. Hay algo en su voz que conecta con el sufrimiento más profundo de la mujer norteamericana de cobrar de la Administración Bush por defender en público algunas de sus leyes, sin decir que lo hacía a sueldo. Eso le situaría en las paradójicas antípodas de su novia, que ha sido criticada por dar mal ejemplo liberal a las amas de casa. Su categórica apuesta por Obama, ¿levantará una rebelión en las cocinas y cuartos de planchar de América contra Hillary Clinton? ¿Qué efecto puede tener en el conjunto del electorado? Las primeras encuestas apuntan a que Winfrey puede haber hecho ganar a Obama un 8 de voto que no tenía, pero también hacerle perder un 10 de voto que podría haber tenido, de no aparecer como candidato best- seller en el mismo magacín donde Tom Cruise saltó sobre un sofá, jurando que amaba a Katie Holmes.