Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 12 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Dos vidas Dos Venezuelas (Viene de la página anterior) fanatismos hermanados y separados por Chávez. Un obvio trasunto de la sociedad venezolana en pleno, pura carne de psiquiatra. Hace veinte años, Hermann Escarrá Quintana decidió lanzarse a la arena electoral para hacer frente a Carlos Andrés Pérez. Ya viudo, el padre de los Escarrá, entonces de 62 años, había bregado durante cuatro décadas en las batallas sindicales, a las que saltó desde su trabajo como taquígrafo en la factoría de General Motors. Aunque en el hogar no estuvieran sobrados de recursos, Hermann senior pudo darles una bue- na educación a sus hijos. Carlos y Hermann Jr. optaron por el Derecho, y ya desde jóvenes emprendieron senderos distintos socialdemócrata el uno y democristiano el otro; Carlos en la Universidad Central y Hermann en la Católica Andrés Bello caminos que se convirtieron en opuestos tras el triunfo de la Revolución Bolivariana. Carlos y Hermann fueron de la Hermann Escarrá no sólo se opuso a esa reforma que buscaba perpetuar el poder presidencial sino, incluso, a la propia consulta, cuya legalidad cuestionaba mano desde el Polo Patriótico en la Asamblea Constituyente en la redacción de la Carta Magna del año 1999. Hoy, en 2007, el primero fue uno de los 13 miembros elegidos por el presidente Chávez para diseñar los 69 artículos que presentó y fueron rechazados en el referéndum del pasado día 2. Hermann no sólo se opuso a esa reforma que buscaba perpetuar el poder presidencial sino, incluso, a la propia consulta, cuya legalidad cuestionaba. Al final, Hermann Escarrá se quedó solo con sus principios en su boicot a las urnas. Sus diferencias son tales que incluso la valoración de sus rela- La ira opositora, como la de los activistas de la imagen, y el fanatismo de los partidarios de Chávez han abierto brechas en las mismas entrañas familiares