Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2 12 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Minas Muerte agazapada Diez años después del Tratado de Prohibición de Minas, estas armas siguen sembrando la muerte en unos 30 países. Las operaciones de desminado son carísimas y sus víctimas, las más olvidadas TEXTO Y FOTOS: LUIS DE VEGA ENVIADO ESPECIAL A MIJEK (SAHARA) res vehículos de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental (Minurso) se detienen en un punto en medio del desierto donde se han detectado restos de bombas racimo y minas de la guerra entre Marruecos y el Frente Polisario. La ex colonia española se encuentra, según la organización Landmine Action, entre los diez países más minados del mundo con entre 3 y 10 millones de estos artefactos- -siete millones según el Frente Polisario- casi todos en la zona más cercana al muro de más de 2.000 kilómetros que levantó Rabat du- T rante la guerra. Buscar una aguja en un pajar es mucho más sencillo que localizar en medio del desierto todos esos restos explosivos de guerra, mortales no sólo para los rebaños de camellos. También lo son- -y mucho- -para las personas. Acompañamos a la media docena de militares de la Minurso, a las órdenes del ruso Denis Konoplyov, que marcan el punto donde pueden observarse dos carcasas de bomba racimo. Rodean el lugar con piedras que pintan de rojo y clavan señales de metal en las que se advierte del peligro en árabe, inglés y castellano. Desde que se estableció la misión hace casi Miembros de la ONU marcan restos de bombas racimo de la guerra entre el Polisario y Marruecos 17 años han detectado sólo 210 minas en este sector de Mijek, de 22.000 kilómetros cuadrados. Landmine Action, en colaboración con la Minurso, trata de limpiar de minas el Sahara Occidental, aunque sus labores se ciñen sólo a la parte este del muro, es decir el territorio que no está bajo ocupación marroquí, que es aproximadamente un tercio del total de la ex colonia. Hasta el momento han marcado cien áreas de peligro que contienen cada una entre uno y cien artefactos. El 80 de esas áreas alberga restos de bombas racimo, y el 20 restante, minas, según explica a ABC Mikaela Wallinder, responsable del proyecto, que hace hincapié en que no están autorizados a trabajar en los cinco kilómetros más cercanos al muro, que es la zona más minada La organización, que ha sido testigo de la destrucción de más de 6.500 minas del Frente Polisario y está formando además a ciudadanos saharauis para tareas de desminado, ha barrido ya las zonas de Tifariti y Bir Lehlu, pero quedan pendientes aún regiones del sur como Mijek. Esperan concluir su trabajo a finales de