Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30- 31 D 7 LOS DOMINGOS DE ROSA BELMONTE Veronica Blume desfiló por la embajada de Francia Eugenia Silva, una de las top más top de las modelos españolas Expediente Ñ La estatura del juzgador (y de otros) o sé por qué pero cuando un hombre conocido es bajito llama la atención. Como si en lugar de en España viviéramos en la Brobdingnag de Los viajes de Gulliver Sobre todo nos llama la atención si estamos acostumbrados a ver a ese hombre echando broncas por todo lo alto. En estrados. Con toga y puñetas. (La toga engrandece cuando estás sentado pero empequeñece cuando te pones de pie. El juez Gómez Bermúdez provoca asombro a su paso. Porque parece salido del reparto de El milagro de P Tinto y por esa estatura pro. pia de los grandes hombres. Ahora, a propósito La soledad del juzgador el libro que ha escrito su mujer, lo hemos visto al lado de la autora y sorprende la diferencia de altura. Pero, claro, los que no conocen personalmente a Beni tampoco saben si es como esas chinas que entran todas las semanas en el libro de los records por ser las más altas del mundo. Con las personas, para que tengamos referencias exactas y no nos llevemos sorpresas, debería haber algo con lo que compararlas. Igual que cuando en una revista o en un anuncio se intenta vender algo muy pequeño y para que veamos lo pequeño que es se pone al lado un paquete de tabaco o una tarjeta de crédito, objetos de tamaño regularizado. A Elisa Beni y a su marido le están cayendo por todos lados por la publicación del libro. Pero alguna cosa tiene de positivo que sea tu mujer la que te tome prestado como tema. No le pasará como a Pilar Urbano con Baltasar Garzón. Me refiero a aquel extracto que glosó estupefacto Arcadi Espada en Diarios En El hombre que veía amanecer había un capítulo en que Urbano trasladaba un momento íntimo de alcoba entre Garzón y su mujer: Sentado en el N Manzanero, Al Pacino, Danny de Vito o Martin Sheen, otros grandes borde de la cama, un pie descalzo y el otro aún con calcetín, Baltasar mira a Yayo. Nota que ella recela Se sorprendía Arcadi Espada de que la autora compartiera la habitación con el matrimonio (y no voy a hacer la broma de lo fácil que le habría sido esconderse porque a veces no hay que mezclar hombres y mujeres en la misma pieza) Beni podría hablar todo lo que quisiera de los calcetines que se quite o se deje puestos para dormir Javier Gómez Bermúdez. El músico Maurice Ravel, del que Jean Echenoz ha escrito un delicioso retrato de ficción salpicado de verdades, también era del club: Ravel tiene la contextura de un jockey, es decir, la de William Faulkner Mira, dos pájaros de un tiro. Ravel era un tipo superatildado que se llevó a su gira americana sesenta camisas y veinticinco pijamas. Le habría venido muy bien a Ravel el sastre Jimmy Au, el de las celebridades chicas. Se trata de un inmigrante chino en Estados Unidos que en 1959 vio el filón de confeccionar tallas muy grandes y muy pequeñas (aunque luego se especializó sólo en las pequeñas) siendo sus clientes iniciales y fijos los jinetes profesionales de los hipódromos. Pero también, con los años, y gracias a esos diseños con los que se parecía más alto, Armando hombres de tamaño reducido. Hace unos años, fruto de una encuesta, se publicó en Francia un estudio del INSEE, el INI de allí, que se titulaba La talla de los hombres: su incidencia en la vida en pareja y en la carrera profesional Se concluía que los hombres altos tenían más éxito en el trabajo (ser bajo reducía las posibilidades de ascender) y también más éxito con las mujeres (la altura indicaba anticipadamente el éxito laboral para las hipotéticas parejas) Habría que ver si ese estudio se habría publicado con Nicolas Sarkozy de presidente. Primera refutación. Super (Mini) Sarkozy ha volado con su capa sobre las huelgas y parece haber ganado el primer pulso a los sindicatos con la reforma de las pensiones. Segunda refutación. A la vista del predicamento de Sarkozy entre las mujeres, azafatas o no, ese estudio es tan absurdo como tantos otros. Y un ejemplo de lo alegremente que se gasta el dinero de todos (o de algunos) en idioteces sin utilidad y sin que se tomen medidas (y no a las perneras) Y qué decir de los adorables hombres- llavero de la Selección Española de Fútbol. Otra cosa serían los hombres de manos pequeñas. Pero ya me he quedado sin espacio para más tonterías. Martina Klein, otra invitada a la fiesta francesa de Marie Claire llegó un comunicado de su discográfica negando esas polémicas informaciones y al día siguiente enviaron otro para negar también que fuera a ser la sustituta de Amaia en La Oreja. Lo que de momento no niegan es el supuesto embarazo de Paulina. Claro que como todos los meses se repite la misma historia... No sé yo qué tal noche pasaría la ministra Elena Salgado que compartió mesa y mantel con el embajador galo. En la residencia francesa se permite fumar y el diplomático no dudó en encenderse sus pitillos y eso que la ministra estaba sentada a su derecha. Puede que el diplomático no conociera la lucha que Salgado encabeza contra el tabaco o puede que sí lo supiera, pero el caso es que dado que ahí se permitía fumar hizo lo propio al igual que los fumadores reunidos. Entre los humos y el escote que casi le juega una mala pasada a su llegada a la fiesta, a la ministra le dieron la noche. Nada Muy guapa, a la ministra Elena Salgado le ahumaron la noche que ver con otros invitados como Permiso para fumar sí supieron saborear lo mejor de una cena donde no faltó el foie, el champán y el flamenquito para el final, sana costumbre que se había perdido en los últimos tiempos. Otra fiesta fue la que celebró la revista Vogue para dar sus premios de joyas. Las grandes firmas recibieron trofeo y la duquesa de Alba fue convocada como la joya de los famosos. Puesto que Cayetana Fitz James es mujer cumplidora y agradecida, esa noche acudió a la cena de gala que se sirvió en el palacio de Linares y donde coincidió con Francisco Rivera y su novia Blanca Martínez de Irujo que además es sobrina de la duquesa. Al día siguiente era su nuera Genoveva Casanova la que presidía gala en la noche Vasari y dejaba claro que esta Navidad la pasará con la familia (Cayetano incluido) y desmentía nuevo amor al igual que posible embarazo. Javier Hidalgo, Gonzalo Miró, Ana García Siñeriz, Rosa Tous, Marisa Jara, los Fournier o los de Tricicle que