Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE En este espacio, el visitante se encontrará con numerosas masías Los centros de educación de Mas Pins y Can Coll ofrecen diversos programas educativos destinados a grupos. Finalmente, el centro de documentación de Can Coll permite acceder a información más especializada sobre los recursos de este espacio. Dentro de los límites del parque nos encontramos con espacios de enorme interés natural como la Font Groga o la zona de la Rierada. Cabe resaltar que en el parque predominan los bosques mixtos de pino y encina, aunque en las zonas húmedas y en los barrancos también hay bosques de ribera, que evidentemente son más escasos. Al tiempo que uno pasea por este escenario, es común encontrarse con zonas de cultivo y matorral, que son de suma importancia para la fauna que habita en este lugar. Una de la riqueza principal del parque es la gran cantidad de fuentes, alguna de ellas muy emblemática como la Font de la Budellera y la Font d en Ribes Collserola también descubre en su paisaje la huella del hombre, presente desde tiempos lejanos. Se sabe que Collserola es la combinación de coll -collado- -y el articulo antiguo sa y erola que se refiere a una clariana de cultivo. Cuenta la leyenda que la importancia del Coll Serola ubicado en la ruta medieval que unía Barcelona con Sant Cugat, dio el actual nombre a la sierra. De ahí que en el parque hay masías antiguas y varias ermitas de interés, como la de Sant Medir, Sant Bartomeu de la Quadra, Santa Creu d Olorda y Sant Iscle de les Feixes, entre otras. Para contemplar la belleza del lugar, en el parque hay once miradores destacados como el de la carretera de l Arrabassada Torre Baró, la Font Groga y el Puig de la Guàrdia En estos miradores se disfruta de diferentes perspectivas para observar la extensión del parque. Ahora bien, para disfrutar de unas vistas realmente impresionantes lo mejor es acceder hasta la emblemática Torre de Collserola. La torre tiene una altura de 288 metros y la diseño el prestigioso arquitecto Norman Foster, que ahora es noticia en la Ciudad Condal al ser el elegido para diseñar la remodelación del nuevo estadio del Barcelona. Para acceder a este punto se ha de caminar unos diez minutos desde el Tibidabo. Se puede subir al mirador público con un ascensor panorámico que lleva hasta una planta envuelta por cristal que, si el tiempo acompaña, permite ver una panorámica de hasta 70 kilómetros a la redonda. Jabalíes, ginetas, garduñas, tejones, conejos y ardillas son los mamíferos más característicos; las aves están ampliamente representadas: herrerillos, currucas, agateadores, picos, abejarucos, palomas y también rapaces como el azor, el gavilán y el ratonero común. La conformación de la sierra no permite la existencia de cursos fluviales permanentes. Ahora bien la existencia de numerosas fuentes, charcas y balsas de agua favorecen la presencia de una gran variedad de anfibios y reptiles: salamandra, tritones, rana verde, ranita meridional, sapos, sapillo moteado, tortuga mediterránea, galápago leproso, lagarto ocelado o culebras son sólo algún ejemplo de la amplia representación animal en este parque natural. El clima es considerado en líneas generales de tipo mediterráneo con las características habituales: inviernos suaves, veranos secos y calurosos, oscilación térmica anual y moderada, precipitaciones estacionales escasas y muy irregulares. Fuentes emblemáticas Vista general del Parque Natural de Collserola par en una de las actividades dirigidas por los guías, aptas para todos los públicos y que se adaptan de manera personalizada en función de los niveles de exigencia por parte del consumidor. El parque dispone de cuatro equipamientos educativos. Desde el centro de información se explica cómo disfrutar de este espacio natural. Una visita al mencionado centro de información y un paseo por los aledaños del parque de Vallvidrera son muy útiles para establecer un primer contacto con Collserola.