Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
25 11 07 CLAVES DE ACTUALIDAD ocurre en la literatura. Es el caso de Louis Bromfield, autor de la novela de Vinieron las lluvias Al final, las lluvias se convierten en inundación. El heroísmo se impone, el libertinaje se redime. Poderes de la lluvia. Hoy lo que flotan a la deriva son los Volvo y no las vacas sagradas de Ranchipur. Quien pudiera sacudir el paraguas y meterse por unas horas en un cóctel elitista de aquel majarajá y la tan sabia majaraní. Comparaciones odiosas I En la Cañada Real quiso verse como una intifada lo que es embalse terminal de un sistema de alcantarillado CHEMA BARROSO LA SEMANA EN UN BLOC El centro sin centro l centrista químicamente intachable no existe porque el centro es impuro por definición. Hay camaleones, alpinistas, submarinos y bombas de relojería pero el centrista es una insólita conjunción de oportunidad, moderación, sincretismo e indefinición aproximada: en eso estaba el PP desde su refundación, por el centro reformista o eso creíamos hasta que hemos visto el gesto de desdén de los puros del PP cuando se les habla del impuro centro. La fórmula para ir tirando era el centro- derecha como tetrabrik para liberales económicos, conservadores sociales, derecha de toda la vida, centristas sin padre, derechona, católicos y no católicos. Esa era la gran carpa, la gran tienda que acogía a todos los vértices de la coalición. Pero a veces parece un acuario con pirañas. En el banquillo quedan algunos suplentes de extremo- centro. E el móvil y parpadea como un colibrí, igual que si lo hubiese aprendido en la misma academia donde irguió la espalda Grace Kelly y Kim Novak estudió como depilarse las cejas. Fuma mentolado. Reordena el bolso, con el móvil pegado a la oreja. Es como una reina de la lluvia. Continúa con el móvil. Saca del bolso un espejo redondo, se retoca los labios y sonríe con el glamour de una estrella precoz. Están los cristales del bar empañados. Cualquier día será ya Navidad... Catalanismo bizantino VALENTÍ PUIG L a pérdida de energía de la política catalana se nota en la escasa polvareda que provocan en los mentideros madrileños las refundaciones de CiU o el bizantinismo al que ha llegado el canon catalanista. Todo se divisa lacio y cabizbajo, incluso los datos catastróficos sobre el estado de la educación en Cataluña. nfausta ocurrencia de los tertulianos camino de la radio por la mañana: comparar lo que pasa en Bélgica con España. No bastó con fracasar al buscar equivalencias entre Irlanda del Norte y el País Vasco. Ahora toca equiparar un país constituido artificiosamente en 1830 con la vieja monarquía hispánica. En Bélgica, manifestaciones por la integridad del país, voto parlamentario por la unidad. Seis meses de crisis, sin gobierno. En los portales de subastas on line los usuarios han pujado hasta diez millones de euros: Se oferta presidente inutilizado que nadie ha conseguido que funcione La dulce Bélgica, achocolatada, henchida de colesterol, fragmentada no por un exceso de Historia sino por falta de idea en común, con Valonia y Flandes separadas por un túnel largo y oscuro. El parche comunitarista falla porque orilla la libertad de elección individual y delinea paquetes y cuotas de ciudadanos con etiquetas lingüísticas o étnicas. La pena de Bélgica de Hugo Claus es una de las grandes novelas de Europa, aunque a casi nadie le importe. Crecer y madurar L Bolso mágico arece como si hubiese desmontado un artilugio de precisión y ahora no sabe cómo volverlo a montar: la joven ha sacado todas sus pertenencias del bolso y, al querer meterlas de nuevo, no le caben. No parece que disponga de pistola eléctrica. Grácil bolso que llevaba colgando del codo, cuando entró en el bar. Venía por el bulevar con gafas de sol en el día frío, como una Audrey Hepburn con tacones y el cinturón de la gabardina enlazado. Ahora no le cabe todo en el bolso: le suena P Llegan las lluvias L lovió por fin y en algunas partes demasiado, como es lo habitual. El recuerdo nos lleva a Vinieron las lluvias aquella película en la que Tyrone Power triunfaba con tez hindú. El director era Clarence Brown, lo que se llama un buen artesano. Cuando un crítico de cine hable por encima del hombro de un director- artesano, vayan a ver sus películas. Les gustarán. No falla. Sin buenos artesanos, Hollywood todavía sería un arenal. Lo mismo a pauta positiva consiste en crecer económicamente y al mismo tiempo madurar como sociedad libre. La falta de sincronía genera inmadurez e irresponsabilidad cívica, dos rasgos contrapuestos a los valores del capitalismo democrático. Por una parte, especulamos en plan teológico sobre las incorporaciones a la guía Michelin y por otra tenemos guettos como esa bolsa social y explosiva de la Cañada Real. Ahí se entremezclan las espumas sociales más contaminadas, los peores despojos urbanos, los tráficos más salvajes, la ilegalidad más dura. Quiso verse como una intifada lo que es embalse terminal de un sistema de alcantarillado. Solo falta un telepredicador, un falso profeta. vpuig abc. es