Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
25 11 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Dharavi Chabolas en pie de guerra El Gobierno ofrece a los chabolistas un minipiso de 20 metros cuadrados, pero éstos se resisten a abandonar (Viene de la página anterior) puedo engañarles fácilmente diciéndoles que esos aparatos son muy buenos y muy baratos confiesa Mahavid, quien no está dispuesto a deshacerse de su negocio, de unos 27 metros cuadrados, por menos de cinco millones de rupias (85.436 euros) A pesar de la presión de las autoridades y de los promotores, Gajanan T. Gawai tampoco quiere marcharse de su hogar un cuchitril de menos de diez metros cuadrados por el que paga un alquiler de 1.500 rupias (25 euros) mensuales, donde vive junto a su esposa y su suegra. Gajanan, que conduce un taxi para turistas con aire acondicionado, gana al mes 4.000 rupias (68 euros) con su trabajo y se saca otras 1.000 rupias más (17 euros) con las comisiones que le dan las tiendas adonde lleva engañados a sus clientes. Ahorrando cada mes unas 1.500 rupias (25 euros) ha conseguido ya juntar 80.000 rupias (1.371 euros) Su objetivo es llegar a las 300.000 rupias (5.129 euros) con que podría pedir un préstamo al banco para comprar su propio coche, un Tata Indica, e independizarse como conductor autónomo. Soy un hombre de negocios y quiero invertir mi dinero en un taxi o una tienda, no en una casa razona Gajanan, quien critica que el proceso no está claro porque no sabemos dónde nos van a recolocar ni la tajada que van a sacar el Gobierno y los promotores con estos terrenos Además, cuestiona el joven, me gustaría que la nueva casa fuera algo mayor de lo que nos han prometido y que tuviera al menos 40 metros cuadrados En cambio, quien ya se ha mudado es Jayshree, una muchacha de 21 años que antes vivía en condiciones muy precarias en una chabola en la zona de Sweeny, sobre cuyos terrenos se alzan ahora unos rascacielos de lujo. Junto a los seis miembros de su familia, que regenta una tienda, Jayshree se ha trasladado a un piso de poco más de 20 metros cuadrados. Mi padre pagó 10.000 rupias (170 euros) por la nueva casa y abona 1.500 rupias al mes (25 euros) por el mantenimiento, el agua y la luz desgrana la chica, quien se congratula porque ya no vivimos en la miseria y tenemos hasta nuestro propio cuarto de baño Y es que, como en cualquier otro lugar del mundo, los retretes y las colmenas de pisos, por prosaico que parezca, se han convertido en el signo más evidente de que el progreso también ha llegado a Dharavi. El caótico tráfico debe abrirse paso entre mil obstáculos y montañas de basura Llevamos toda nuestra vida aquí, estamos muy bien y, además, no podemos pagar el mantenimiento, la luz y el agua de una nueva vivienda con lo muy poco que gano