Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE La larga mano LA PASIONARIA DIRIGENTE COMUNISTA ENRIQUE LÍSTER FUNDADOR DEL QUINTO REGIMIENTO DEL EJÉRCITO POPULAR LA REBELDE SUMISA Toda su encendida oratoria, aquel ¡No pasarán! que pronunció en la defensa de Madrid, toda aquella rebeldía se trocó en un hierático silencio durante sus años de exilio en Moscú. Perdió a un hijo en Stalingrado, y se convirtió en la invitada de piedra de Stalin. La rebelde se trocó sumisa del dictador y prefirió no enterarse de las atrocidades que se perpetraban tras el oropel en que se acartonó el viejo mito. DISCIPLINA SOVIÉTICA Cantero nacido en una humilde familia, comunista educado por el Komintern en Moscú, fue uno de los más firmes valedores de la estrategia auspiciada por la URSS para organizar el Ejército Popular como una fuerza disciplinada... y atenta a las recomendaciones de Moscú. Fue el más eficaz sargento instructor con el que contó Moscú. Implacable, pero eficaz en la batalla. JUAN NEGRÍN PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA ANDREU NIN DIRIGENTE DEL POUM EL HOMBRE QUE NO QUERÍA PERDER Fue presidente cuando parecía inevitable la derrota de la República, pero él no era un hombre de rendiciones. Era un resistente. Protegió al PCE y a sus valedores soviéticos, con la convicción de que éstos eran los únicos disciplinados y capaces de resistir. No quiso enterarse de algunos de sus crímenes. Sin embargo, él era mucho más anglófilo que filomarxista. Del ala liberal del PSOE. ASESINADO TORTURADO Y Líder izquierdista del POUM, secuestrado por la policía secreta, torturado y asesinado. En su paranoia de aquellos años, Stalin se dedicaba a cazar trotskistas dentro y fuera de la URSS. En realidad Nin no era exactamente un trotskista, pero los suyos contradecían peligrosamente la estrategia político- militar dictada por Moscú para la guerra. Símbolo de cómo la revolución devora a sus hijos. Stalin supervisó cada decisión tomada en la guerra civil española. En la imagen, una mujer sostiene un retrato del dictador en el 60 aniversario de la victoria sobre los nazis AP desfavorable, perdió el entusiasmo al mismo ritmo que aumentó su paranoia con la Quinta Columna En un documento extraído del Politburó del PCUS, que no figura en su estudio pero que tiene la deferencia de enseñarnos, Rybalkin nos muestra cómo en las reuniones celebradas por el Politburó en 1936 hubo 32 menciones de la guerra civil; en 1937 esa cifra baja a 19; y en 1938, se queda en tan sólo 8. En 1939 hay 17 menciones, pero referidas a la retira- da de material y personas Stalin se sintió dolorosamente abrumado por el fracaso en España. Su descontento se volcó en contra de todos aquellos que hasta hacía poco eran considerados héroes y estaban colmados de muy merecidos honores recordaría después el diseñador de aviones A. Yakovlev. Muchos de los asesores y militares que regresaron de España fueron fusilados nada más regresar a su país. Entre otros, Jan Berzin (héroe de la URSS, participante en las tres revoluciones rusas) Grigori Shtern (director de Defensa Antiaérea) Vladimir Gorev (asesor de la defensa de Madrid) los dos embajadores de la URSS ante la República, Rosenberg y Gaikis, el poderoso y omnipresente corresponsal de Pravda, Mijail Koltsov... la lista sería interminable. Por lo visto, todos ellos quintacolumnistas Una persecución encuadrada en la más amplia purga contra el Ejército Rojo que tanto debilitó a las fuerzas armadas soviéticas en vísperas de la guerra contra los nazis. Y eso que, desde un punto de vista militar, la participación soviética fue también una muy importante lección práctica, cuyas enseñanzas, según Rybalkin, serían recordadas no sólo en la Segunda Guerra Mundial, sino incluso en la crisis de Cuba y en la operación desarrollada por la URSS para armar a la isla. Porque la campaña fue también un alarde de logística. Los barcos soviéticos que transportaban armas y hombres desde una distancia de 3.500 kilómetros debían superar un peligrosísimo bloqueo naval. Así que los buques viajaban a menudo camuflados como barcos de turistas, con la tripulación vestida con uniformes tropicales, con nombres ficticios y con elementos adicionales colocados sólo para despistar... y sin atender jamás las llamadas de socorro Muchos soviéticos entraron en combate. Pero la principal aportación de la URSS fue la organización y el esfuerzo por convertir al Ejército Popular en una unidad disciplinada a partir de caóticas (Pasa a la página siguiente)