Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 11 07 MOTOR Porsche Cayenne S El poder en 4 x 4 POR FRANCISCO DEL BRÍO La segunda generación del Porsche Cayenne es una apuesta por el poder, con más potencia en todas las mecánicas, mejores respuestas en la conducción, más seguridad y confort para los pasajeros D esde su aparición, el Porsche Cayenne ha sido un vehículo que por mucho que quieras pasar desapercibido resulta imposible, porque tiene todos los ingredientes para llamar la atención, tamaño, diseño agresivo, sonoridad del motor, cuando está en marcha, y enseña de marca. Bien es cierto que su aparición produjo una división de opiniones, pues fue muy bien acogido en un sector de los usuarios y criticado por los más puris- tas, que no veían claro que una de las marcas con mayor arraigo en los coches deportivos más puros cediera a las voluntades del mercado. Y este mismo mercado ha sido quien ha dictado su sentencia a favor del modelo, que se ha convertido en uno de los éxitos más importantes de la marca. Ahora, ya está en el mercado la segunda generación del Cayenne con modificaciones para hacerle más atractivo. En la carrocería se ha mejorado el aspecto, sobre todo en el frontal, más amplio, con un diseño más llamativo de los grupos ópticos y con los pasos de ruedas con unas aletas más pronunciadas para otorgarle una imagen más musculosa. Pero estos cambios también tienen un aspecto más práctico, como es el de la optimización del coeficiente de penetración aerodinámico, que ha pasado de 0,38 a 0,35, algo que ha servido para rebajar los consumos y de paso las emisiones de gases. Éste es uno de los puntos más criticados en modelos como el Cayenne, que nunca podrá renunciar a la potencia, una de sus señas de identidad. Para nuestra prueba escogimos la versión S, en el medio de la gama, con una mecánica V 8 de 385 caballos, pero en la versión básica cuenta con un nuevo motor V 6 que ha pasado de 3,2 a 3,6 litros, con un incremento de potencia de 40 caballos y que ahora alcanza los 290 caballos, pese a lo cual ha conseguido reducir en un 15 por ciento el consumo. El motor de nuestra unidad de prueba es de 4,8 litros con un par En la carrocería del Porsche Cayenne se ha mejorado el aspecto, sobre todo en el frontal