Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22- 23 D 7 LOS DOMINGOS DE JORDANIA IRAK SIRIA mada así por los capiteles de su fachada; también tenemos la de la Seda, por los veteados de colores de su fachada; y la de la Urna, por la gran vasija de su entrada, tan inmensa que los bizantinos la hicieron catedral. Oculta durante siglos Estamos en la capital del antiguo reino de los nabateos, quienes ocuparon el lugar en el 312 a. C. y levantaron, tallados en roca, la mayor parte de los edificios. Los romanos acabaron con su independencia en el año 63 y la engrandecieron. En el 363 un terremoto casi la destruyó y luego fue olvidada. Durante siglos solo vivieron en ella tribus beduinas. Fue descubierta para el mundo occidental en 1812, aunque ya se sabía que existía, pero nadie había conseguido llegar. Su nombre, Petra, significa piedra en griego y de piedra es toda ella aunque el viento haya ido desgastando la mayor parte. Lo mejor es llegar al amanecer, e ir viendo como el sol la va iluminando poco a poco. Por el camino aparece algún que otro beduino mientras a ambos lados se alzan grandes templos, tumbas, baños, salas funerarias, pinturas... y en las laderas pasadizos y entradas a cuevas que sirvieron como vivienda durante siglos. Fachadas de areniscas desgastadas por el tiempo a las que el sol saca diversos colores: rosas, amarillos, rojos... que hacen comprender por qué los beduinos la denominan raqmu (multicolor) Petra por la mañana es rosa y al atardecer roja. A mitad del camino se encuentra un teatro del siglo I, con capacidad para 7.000 personas, tallado en la propia montaña. Siempre hay algún chico que se ofrece a llevar y guiar. Por todas partes pequeños tenderetes donde venden recuerdos de la ciudad, mientras beduinos mayores enseñan envueltos en pequeños pañuelos monedas o anillos nabateos o romanos encontrados por ellos en las tumbas y que es posible que sean auténticos, ya que hay tener en cuenta que la mayor parte de la ciudad sigue aún sin excavar. Aquí dicen que Agatha Christie encontró su vocación literaria, Spielberg rodó Indiana Jones y la última cruzada y se filmó parte de Lawrence de Arabia. En lo alto, en un lugar casi inac- cesible, se encuentran los restos de una aldea que fue el primer núcleo urbano de Petra. En ella habitaron los edomitas. Edom era el Esaú del que dice la Biblia era pelirrojo y sus descendientes, los edomitas, vivían en una ciudad rodeada de montañas de piedra rojiza: Petra. La leyenda se hace historia. Al final del recorrido, en lo alto y tras una penosa subida de unos 900 escalones, se encuentra el otro gran monumento, Ad- Dayr, más conocido como El Monasterio Se tarda casi una hora y al final espera una gran explanada con la colosal fachada de 40 metros de alto por 50 de ancho. Es parecida a la del Tesoro pero no está incrustada en la roca. Es posible que se acerque algún niño vendiendo piedras de colores arrancadas de las paredes. Un poco más allá el Altar del Sacrificio, el lugar más alto de Petra, con espectaculares vistas del desierto. A la vuelta de nuevo beduinos con burros o dromedarios se ofrecen para llevar al turista y el precio, según se camina, cada vez es menor. Al final se puede hacer por dos euros. EGIPTO IS RA EL El mausoleo del rey nabateo Aretas IV, también denominado el Tesoro la más impresionante de las maravillas de Petra Amman Petra ARABIA SAUDÍ N 0 Km 80 En ruta Cómo llegar. A 220 kilómetros al sur de Ammán. Alojamientos. En la ciudad de Wadi Mousa (fuera del recinto de Petra) hay varios hoteles de 4 y 5 estrellas. Justo al lado de la entrada a Petra está el Crowne Plaza Hotel. Dónde Comer. En el interior de las ruinas cerca de la subida al monasterio hay pequeños restaurantes con autoservicio. Consejos. La mejor hora para visitar Petra es al amanecer o al atardecer. Tres veces por semana (de 20,30 a 22) Petra se ilumina con cientos de velas. Información. www. visitjordan. com