Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 D 7 LOS DOMINGOS DE también quien ha cerrado, con otro amigo de ambos, Pío (García- Escudero) las salidas electorales. Usted tenía que ser presidente le dicen algunos vecinos de Jerez que le descubren tomando un mollete con aceite en la calle Larga. No, no, el presidente será Rajoy se apresura el alcalde. La lección, bien aprendida. Y es que la lechera de su cuento no está ya para quimeras; que luego se derrama la leche del cántaro y seguro que no faltarán amigos que corran a recogerla para desayunarse con ella y con los restos de Gallardón. Como el miércoles, cuando unas horas después del paseo andaluz, saltó la noticia de que una trama de corrupción de funcionarios del Ayuntamiento cobraba a cambio de agilizar licencias de locales. En el avión que le traía a Madrid, nuestro protagonista ajustaba su agenda con Cobo y otros colaboradores. A estos últimos sólo les adelantó que mañana era un día importante lo que algunos atribuyeron a un cambio en el Gobierno municipal: a las doce, el Plan Director de la Casa de Campo; después, comida de trabajo ...y más y más actividad para ese a priori rutinario miércoles de otoño. Eso sí, ni una previsión en las primeras horas del día. Escamante en un madrugador patológico. Tenía truco: sabía ya que había quien, de buena mañana, se reservaba un sitio en la agenda de su principal juguetito, una PDA de última generación; era el juez Torres, un apellido que hizo patinar estrepitosamente a algún locutor de la derecha extrema empeñado, en inmejorable sintonía con Rubalcaba, en malayizar la operación Guateque Tiro errado, de nuevo. La pieza sigue viva, a pesar de sus enemigos, que le acusan de negligencia por no haber velado por la limpieza de una veintena de funcionarios corruptos, alguno de ellos vinculado al Departamento de Medio Ambiente de anteriores gobiernos municipales. Lo cierto es que el caso de esta mafia municipal era tan grave que no se le hubiera perdonado al alcalde que su difusión le hubiera pillado fuera de Madrid. Por eso, había, por encima de todo, que dormir en casa, por encima incluso de la sobrecargada jornada electoral andaluza. La mañana del Guateque Cataluña ha sido su primera parada de campaña con pocos apoyos públicos desde tus filas. Siempre a lomos de la ambigüedad, Gallardón ha decidido ser cortoplacista. Parece vivir al día, con la vista puesta sólo- -por el momento- -en un escaño en el Congreso que sabe que no será estelar. De hecho, hay quien asegura en su equipo que prefiere un lugar discreto pero, claro, digno Ahora queda saber si, como él defiende, la número dos de Rajoy será María San Gil, lo que, además de adaptarse como un guante a la ley de igualdad, neutralizaría el efecto negativo que la candidatura de Rosa Díez podría ocasionar al PP. Pero es su presidente el que tiene la última palabra. Cuando, entre saludo y saludo a los efusivos militantes del PP andaluz, le preguntan si se quedará de alcalde si Rajoy gana y le nombra ministro, espeta un yo me quedo en Madrid hasta 2011 Además, la margarita que deshoja Rajoy va para largo. Según Gallardón, hasta enero no hará público la lista. No puede decirlo antes de que acabe la actividad parlamentaria puesto que no sería elegante que algún diputado conociera, en pleno ejercicio, que se queda en paro. Y mientras espera, conferencia política del PP este fin de semana, viaje a Colombia, más visitas electorales, entrevista en Elle y a seguir ejerciendo de fakir, que tan bien se le da. Termina la visita a Andalucía donde le dejó colgado su amigo Javier Arenas, retenido en el Congreso. Allí todavía hay tiempo para recordar que fue él quien le aconsejó a Aznar, a petición del ex presidente, que Esperanza fuera su sustituta como candidata regional. Igual que Zaplana recomendó a Camps. Paradojas de la vida política. Eso sí, por mucho que se intente, el alcalde parece rehuir el enfrentamiento con su compañera, a pesar del último Ifema Pase lo que pase en marzo, comienza una nueva etapa asegura. Estas enigmáticas palabras sellan la conversación. Apuesta por María San Gil El alcalde repasa papeles en su jornada de precampaña en Málaga De hecho, a primera hora del día siguiente tenía previsto llamar a Mariano y Esperanza Tranquilos les dijo; de nuevo había esquivado el peligro. Eso de estar en misa y repicando tiene estas cosas, dicen sus adversarios. Un día demuestras a tu partido que la militancia te quiere y te jalea en Andalucía y al siguiente tienes que defenderte de la guadaña política,