Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 11 07 CLAVES DE ACTUALIDAD Gallardón El candidato virtual Parece un hombre- orquesta. Igual firma fotos cual rockero talludito, que sortea ratas (mediáticas algunas) desde su nueva sede, que se remanga para el último guateque de funcionarios corruptos. Que no pare la fiesta para el candidato virtual de Rajoy TEXTO MAYTE ALCARAZ FOTOS YOLANDA CARDO Y RAFAEL ALBARRÁN artes 13. Ocho y cuarto de la tarde. Aeropuerto de Málaga. Un plato de kikos y un refresco calórico- -la delgadez de Gallardón, más marcada que nunca, se lo permite- -suavizan la espera del avión que devolverá al alcalde de Madrid a su ciudad, donde horas después una operación judicial bautizada como Guateque le resituará en el microclima en el que lleva veinte años sobreviviendo: las incandescentes páginas de nacional de los periódicos. Regresa de hacer un recado de Rajoy: pedir votos en los principales feudos socialistas- -Cataluña, Andalucía, Galicia y Castilla- La Mancha- -para rentabilizar esa imagen de moderado que es para este político, a la vez, cuna y tumba en su ejecutoria. Oficialmente no sabe tan siquiera si irá en la lista al Congreso- -el Guateque de esta semana ha sido aprovechado por los francotiradores para apuntalar un no de Rajoy- pero él cumple los bolos que le ha preparado el líder del PP co, M mo una suerte de candidato virtual. El martes pasó el día de Jerez a Algeciras y de allí a Málaga: recogida de firmas para un hospital, mitin para empresarios, baño de multitudes y... besos, muchos besos. Gallardón ha cambiado. Antes parecía alérgico a los achuchones electorales, y ahora besa y rebesa. Estrecha manos que parece quedarse para sí; firma amarillentas fotos tatuadas por los años; se deja querer por madres y abuelas... Con él, su equipo médico habitual encabezado por el vicealcalde Manuel Cobo, ese chico de León que a los 36 años se presentó ante la Prensa para denunciar el denominado caso Atocha un escándalo de adjudicaciones irregulares del Gobierno de Leguina. Siempre en primer tiempo de saludo con Gallardón, él es el único que conocía- -con su jefe- -que la operación policial contra las mordidas estaba en marcha. Y lo sabía desde antes del verano, cuando el Ayuntamiento empezó a prestar su colaboración. Él es Más accesible María José García- Pelayo, ex alcaldesa de Jerez, hace de fotógrafa con el teléfono de un jerezano, que posa con Gallardón