Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
11 11 07 GENTE BEATRIZ CORTÁZAR Al punto El susto de Paloma Cuevas Enrique Ponce y su esposa Paloma Cuevas, antes del susto en la Real Academia cordobesa omentos de auténtico miedo fueron los que vivieron días atrás los familiares de Victoriano Valencia, apoderado del diestro Enrique Ponce y padre además de su esposa Paloma Cuevas. Todo sucedió el pasado domingo, 4 de noviembre, justo cuando terminaba el largo puente de Todos los Santos que la familia lo había disfrutado en la finca de los Ponce. Apenas dos días antes al diestro le nombraron miembro de la Real Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes de Córdoba convirtiéndose así en el primer matador académico de la historia. Lo festejó con la familia, amigos, compañeros de los ruedos y hasta personalidades, como el presidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps, o la alcaldesa de Córdoba Rosa Aguilar, que acudieron al acto. Entre los toreros se vio a Finito de Córdoba, Pepín Liria, Julio Benítez El Cordobés hijo y El Fandi De sus amigos no faltaron Lidia Bosch, Simoneta Gómez Acebo, El Litri y Carolina Adriana Herrera y la mexicana Genoveva Casanova, recientemente separada de Cayetano Martínez de Irujo. La tarde del domingo prometía ser divertida. Valencia se animó a torear una vaquilla recordando sus años mozos. Un mal paso, un embiste, un descuido y ¡zas! La vaquilla le pisó el capote, perdió el equilibrio y cayó de cabeza. Durante unos minutos se quedó inconsciente y sin mover un dedo. Se solicitó un helicóptero para trasladarlo al hospital, pero como no llegaba Ponce se hizo cargo y lo llevó él mismo, para acelerar las pruebas ante un golpetazo de tanta envergadura. VALERIO MERINO M Liz Hurley y Valentino, durante el acto de Mango, en Barcelona, para reconocer el trabajo de creador italiano Todo ha quedado en un tremendo susto. El propio Valencia contaba por teléfono a sus amigos cómo había sucedido todo y lo mal que lo habían pasado los suyos. Hay que tener en cuenta que su hija Paloma- -que adora a su padre- -está embarazada de su primer hijo JOB VERMEULEN y se encuentra con las clásicas molestias. Pero el homenaje de Ponce en la academia no fue el único acto emotivo que ha vivido la familia. Ayer el diestro fue testigo de la presentación del libro que se ha escrito sobre la figura de su abue-