Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 D 7 LOS DOMINGOS DE El etíope Bezabeh, de 21 años, es una de las grandes promesas del atletismo de fondo. Su sueño es obtener la nacionalidad española y ganar una medalla olímpica Deportistas africanos De la calamidad al oro Salieron de sus países huyendo de guerras civiles, de mil penurias... pero el sueño europeo se les derrumbó en un primer momento. Tras dormir en la calle o trabajar en lo que podían, al final sus cualidades como deportistas les han situado en la pista del éxito TEXTO: PEDRO TOUCEDA FOTO: SIGEFREDO frica, tierra pródiga en culturas y bellezas naturales, es también rica en deportistas de élite. Pero, a veces, estos deportistas viven las más rocambolescas historias para lograr triunfar en algún lugar con un nivel de vida superior al de sus países de origen. En ocasiones es la pobreza o las guerras civiles lo que les obliga a emigrar; otras, sólo el deseo de poder entrenar en mejores condiciones y competir en grandes equipos. Alemayehu Bezabeh es un diamante en bruto del atletismo de fondo. Actualmente en el equipo español Bikila, este joven etíope de 21 años está en boca de la mayoría de los expertos. Según su entrenador, Manuel Pascua Piqueras, de aquí a dos o tres años dis- Á putará las medallas en los mundiales y Juegos Olímpicos a los actuales reyes de los 5.000 y 10.000 metros. Bezabeh es espigado y delgadísimo, su trote ágil y elegante, como de gacela, atrapa la mirada de más de uno en las pistas de la Blume, en la Ciudad Universitaria de Madrid. En un español muy pausado, reconoce que su historia tiene el halo de un cuento con final feliz. Vine a España a disputar un 3.000 en Zaragoza y decidí quedarme para triunfar como atleta en Europa. Quería dejar atrás las penurias de mi país, Es cierto que estuve durmiendo un mes en un parque de Madrid- -reconoce Bezabeh- Pero gracias a gente como Isidro López, el patrón de mi equipo, mi suerte cambió pero también encontré muchas calamidades aquí. Estuve viviendo en Barcelona y luego en Madrid... Los primeros meses en esta capital fueron difíciles. Lo pasé mal. Estuve durmiendo un mes en la calle en un parque de Cuatro Caminos. Aquellos momentos resultaron duros y sobreviví en parte gracias a la ayuda de la asociación humanitaria Caribú. Entonces entró en su vida una persona que cambió su destino: Isidro López. El dueño de las tiendas Bikila y patrón del equipo del mismo nombre le acogió en su club. Hoy el hijo de Isidro, Javier, nos ayuda para entendernos con Bezabeh. Javier López también es atleta y fue campeón de España de Campo a Través en 1999, 2000 y 2004. De Alemayehu Bezabeh sólo habla maravillas. El año pasado ganó la carrera Internacional Popular de Canillejas, en Madrid, y la Jean Bouin de Barcelona. Esto le ha dado mucho prestigio. Pero los que le conocemos desde hace tiempo sabemos que lo mejor de Alemayehu está por llegar. Es difícil hacer pronósticos que se cumplan al cien por cien en esto del atletismo, pero quizá estamos en estos momen- tos junto a un futuro campeón olímpico. Bezabeh sonríe ante tal afirmación y expresa con cierta timidez que su amigo exagera. Ya me gustaría a mí... Eso es a lo máximo que aspira cualquier atleta, pero hay que trabajar mucho. Ir despacio. Ahora, lo primero es resolver también otros problemas. Y es que Bezabeh se encuentra en estos momentos intentando arreglar una serie de papeles para poder salir a competir fuera de España y luego volver a entrar sin ningún contratiempo. De hecho, en cuanto acabemos esta entrevista- -cuenta López- nos vamos a Seseña, en Toledo, para empezar a solucionar el asunto del empadronamiento Mi intención es nacionalizarme español- -asegura Bezabeh- pero el proceso es largo, según me han contado. Recuerdos de Etiopía De su país extraña la comida, el clima, los amigos, la familia... Aunque sus dos hermanos, como él, emigraron de Etiopía hace tiempo. Mi hermana vive en Nueva York y tengo un hermano (Pasa a la página siguiente)